LA GUAGUA: ¿Cómo ignorar los logros de la ciencia cubana?

LA GUAGUA: ¿Cómo ignorar los logros de la ciencia cubana?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Un amigo de sitios de redes sociales, Antonio Rodríguez Salvador ha escrito este post referido a una publicación en un libelo anticubano.

 

 

 

El amigo dice

El medio anticubano publica que Cuba fue de los primeros países en explotar: el teléfono, la televisión, el ferrocarril, la electricidad, cosas así. Muy bien por la Cuba de esos tiempos, pero creo que el artículo, como otros tantos recientes, suena a esos despechos de muchachos que ante el regalo que le hacen al vecinito, vira la boca, pone cara de ñoño, y dice: Cuando mi papá cobre, me va a comprar uno igual.

El caso es que ninguno de esos medios sabe ya qué hacer para ignorar los logros de la ciencia cubana. No hay un medio importante del mundo que no dedique párrafos de elogio por la proeza de nuestros científicos, y eso les duele.

Ciertamente, Cuba fue de los primeros países en tener teléfono, televisión, ferrocarril y electricidad, pero cuando yo nací en 1959, en Taguasco había solo dos casas con televisor, y ninguna con teléfono. El ferrocarril pasaba por el pueblo, pero casi nadie tenía dinero para viajar.

Este tipo de artículos también persiguen mostrar que antes de 1959 había una Cuba próspera, por eso dejé para último el tema de la electricidad. Un indicador para medir el nivel de desarrollo de un país, es el consumo per cápita de electricidad, y resulta que la capacidad de generación instalada hoy es diez veces mayor. Poco se podía hacer con los 430 Mw/h de capacidad instalada en 1959.

Aquellos fueron inventos de otros países que Cuba aprovechó, pero en el último cuarto de siglo, diez científicos cubanos han recibido medallas de oro de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual por la creación de valiosos productos únicos en el mundo. Google mediante, hice una búsqueda, y veo que nunca ha hablado de eso. ¿Por qué será?

 

Sobre lo que expresa el post, Augusto Kohan dice

Supongo que tampoco hablaran del primer cubano en ir al espacio, ni de la vacuna antimeningocócica, etc.

A lo cual con amabilidad, Antonio Rodríguez Salvador responde

Lo de Tamayo lo mencionan como único evento después de 59. Uno entre ocho. Pero no la vacuna contra la meningo, ni el medicamento para el pie diabético, ni el de la psoriasis, ni la vacuna contra cáncer del pulmón, etc

Alfonso Teijelo Zamora dice

Sucede también que, en promedio son demasiado ignorantes como para entender, en su justa magnitud, esos logros, sin olvidar jamás, ¡por supuesto! la mala leche que les acompaña y les corroe.

Vivian Vicens Lamas dice

Solo les interesa desprestigiarnos, cuándo se trata de nuestros logros son sordos, ciegos y mudos.

Lourdes Pichs dice

Muy cierto lo q UD dice, pero Taguasco no es la excepción. En Holguín era igual. Cuando niña en todo mi reparto solo había un televisor y un refrigerador de petróleo.

A partir de los años ’70 fue que en muchos hogares comenzaron a tener desde una olla de presión, televisor o refrigerador y electricidad a fines de los 70 fue que tuvimos un metro contador por cada casa, antes de uno de esos equipos dependían 15 y 20 casas… en fin, Cuba pudo tener muchas cosas primero que otros países, pero la mayoría de los del pueblo no teníamos nada.

Jose Luis Luna Carballo dice

Muchas de esas publicaciones refieren datos sobre la cantidad de cabezas de ganado por habitantes, entre otras cosas, en el caso de mi pueblo, Arroyo Blanco, ese ganado era propiedad en su gran mayoría de dos o tres familias que pasaban las vacaciones en Miami o Varadero, pero sus empleados, los que cuidaban, ordeñaban, etc el rebaño, apenas tenían para comprarse el plato de harina, se morían niños de enfermedades curables, niños se acostaban sin comer. Recientemente estuve conversando con una persona que vivió aquella época, me narró, hasta con nombres anécdotas de cómo era la vida entonces, las colas para el único molino de maíz del pueblo eran largas, había que marcar temprano para que la harina saliera para el almuerzo, había una panadería que hacía panes deliciosos, pero eran contados los que desayunaban con pan, una niña que murió de gastroenteritis porque sus padres no tenían dinero para llevarla al médico…

Yo no viví aquello, nací en el 1966, pero que no me vengan con cuentos, siempre es lo mismo, dicen la parte de la verdad que les conviene, lo mismo de la realidad actual que de la pasada…

 

Mirna Pozo Velázquez dice

Lo que pica mortifica jijijiji…

 

En resumen: Cuando se actúa de mala fe, cuando hablen del primer cosmonauta latinoamericano, la vacuna antimeningocócica, se refieran a los 10 científicos cubanos que han recibido medallas de oro de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual por la creación de valiosos productos únicos en el mundo, o hablen de lo que hablen, lo acomodarán para achacarlos a males del socialismo.

De ese modo, tales libelos anticubanos podrían publicar que Cuba derrocha recursos en hacer sus propios candidatos vacunales contra la COVID-19 en vez de comprar los ya existentes, y si reportan que sin excluir a nadie, los habitantes de la Isla serán inmunizados, son capaces de decir que la Revolución Cubana no respeta los derechos humanos e impone que los ciudadanos sean inyectados sin reparar en el dolor que causa el pinchazo.

Cuando se queden sin argumentos, no dude nadie que como dice Antonio Rodríguez Salvador, viren la boca, pongan cara de ñoño y digan: lo dije jugando, no era en serio. Claro, así dirán siempre y cuando no afecte la paga. De lo contrario, borrón y cuenta nueva, digo: mentira nueva.

 

Las guaguas anteriores están al alcance de un clic desde aquí

 

En una reunión con trabajadores de la Cooperativa de Ómnibus Aliados en La Habana, el 30 de marzo de 1959, Fidel dijo: «Ustedes saben que uno de los lugares donde más se discute de política, de revolución, de economía y de todo, es en el ómnibus, ¿no? Es como una plaza pública el ómnibus, es como una mesa redonda; un ómnibus es como una mesa redonda permanente, donde todo el que sube opina. (…) a veces pregunto qué se habla en los ómnibus, para enterarme de cómo andan las cosas.»

Un comentario en LA GUAGUA: ¿Cómo ignorar los logros de la ciencia cubana?

  1. Solo cloro…es dañino y se prepara mal….y por qué no gel alcoholico…o es que el alcohol es el que se vende a $ 100 en la marginalidad ¿?
    Gracias

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu