Hacer avanzar el país entre todos (+ Fotos y Video)

Hacer avanzar el país entre todos (+ Fotos y Video)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…
Domingo Pérez Rojas, jefe técnico de Triple A , aseguró que el encadenamiento con la industria nacional y las posibilidades de exportar son una realidad. Foto: Lourdes Rey
Domingo Pérez Rojas, jefe técnico de Triple A , aseguró que el encadenamiento con la industria nacional y las posibilidades de exportar son una realidad. Foto: Lourdes Rey

Cuando Domingo Pérez Rojas, trabajador no estatal dedicado a la confección de calzado y textil, habló de sus inicios rememoró  aquel día en que, arreglando una máquina de coser a un amigo zapatero, consideró la posibilidad de tener su propio negocio.

Confesó que no tiene  herencia ni de zapatero ni costurero, pero quienes le conocen aseguran que son múltiples sus habilidades manuales. Además atestiguaron que sobresale en él la capacidad para avanzar, aunque  el propio Domingo, recalcó: “La necesidad hace milagros y solo con esfuerzo y constancia se logra la maravilla”.

“Todo comenzó ese día, un acto de inspiración, en medio del periodo especial. En un pequeño cuartico en el patio de la casa de mi hermana puse el primer taller”, dijo,  y al escuchar estas palabras su mirada parecía ir al pasado, aunque la realidad del desarrollo de su  negocio lo regresó al presente: El proyecto Triple A de Camajuaní, vinculado al Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC), dedicado a la confección de calzados y textiles.

Recarga  de Triple A

El proyecto Triple A  se inició en la década de los noventa del pasado siglo,  debe su nombre a las iniciales de varios de los que se agruparon en aquel entonces. Su oxigenación y consolidación  se fue gestando  con los años a partir de demostrar la calidad  en cada uno de sus renglones y seriedad en sus contratos.

Además en los últimos períodos ha sido posible avanzar por las nuevas facultades otorgadas a la Empresa Estatal Socialista y al trabajo por cuenta propia como parte del perfeccionamiento del modelo económico cubano.

Las producciones de excelente calidad están destinadas a Azcuba, la agricultura, cuerpos de seguridad y la construcción. Foto: Lourdes Rey
Las producciones de excelente calidad están destinadas a Azcuba, la agricultura, cuerpos de seguridad y la construcción. Foto: Lourdes Rey

“En estos momentos estamos encadenados doblemente, pues recibimos la materia prima de la empresa. El cuero sin curtir  lo procesamos en nuestros talleres, abastecemos al resto de los zapateros del municipio, a su vez producimos calzado para diferentes sectores del país entre estos la construcción, la agricultura, Azcuba, los cuerpos de seguridad y protección. También exportamos”, afirmó Pérez Rojas.

“La apertura tiene amplios beneficios para el sector no estatal cubano. Actualmente estamos valorando la posibilidad de procesar pieles de ganado menor —chivo y carnero— materia prima que el país prácticamente desecha,  muy demandada internacionalmente. En nuestros talleres hemos creado las capacidades para  procesar este renglón, además de que hemos importado tecnología  e insumos químicos, y tenemos con quien comercializarlo”, precisó.

Para lograr este despegue ha sido medular la vinculación con el FCBC, entidad que tiene el propósito de crear un polo productivo dedicado a la confección de calzados y textiles en Camajuaní, pues son ya 57 proyectos destinados con este fin creados en el municipio.

Juan Carlos Guerra, jefe del equipo técnico de producción del FCBC en el territorio, explicó que a través de esta instancia se gestionan todos los procesos. “Somos responsables de supervisar la calidad, los trámites legales, la recepción de la materia prima, estar al tanto de las ventas, la importación de maquinarias e insumos y recientemente las exportaciones”, afirmó.

Las inversiones realizadas de manera paulatina son la base para poder exportar y tener nuevos renglones. Foto: Lourdes Rey

A su vez, Maydelis Pérez, económica de Triple A, confirmó la importancia de tener a este equipo en el propio Camajuaní por la viabilidad que se logra en las operaciones comerciales y en el proceso productivo.

La pandemia en Triple A

Tomás Guevara es uno de los iniciadores, sabe de lo mucho que se ha laborado en estas décadas y cómo se ha ido avanzando, pero  consideró que  estos proyectos  no estatales  le han dado vitalidad  al municipio. “Son una  fuente de empleo, la captación de jóvenes al trabajo es una fortaleza, a la vez que se  obtienen  ingresos favorables porque dependen de lo que se sea capaz de producir  y elaborar personalmente y esa particularidad estimula”, afirmó.

El proceso está montado por áreas con sistemas de pagos establecidos y convenidos en asamblea sindical con los trabajadores contratados que suman  cerca de 200, pues están afiliados al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura (SNTC) y cumplen con las regulaciones establecidas y con lo  dictado en el Código de Trabajo.

“Actualmente se le paga la patente y la seguridad social a los que están interruptos por la situación sanitaria  existente en el país. No obstante hay inquietudes por parte de este grupo de trabajadores contratados, referidas a tener mejores beneficios en momentos de interrupción  para no perder el vínculo laboral.

 

Los trabajadores contratados tiene garantizadas las medidas de protección y se cumplen los protocolos sanitarios por las circunstancias actuales. Foto: Lourdes Rey
Los trabajadores contratados tiene garantizadas las medidas de protección y se cumplen los protocolos sanitarios por las circunstancias actuales. Foto: Lourdes Rey

 

“Queremos preservar la fuerza laboral, son zapateros de experiencia que no se forman en un día, son procesos tecnológicos  difíciles que llevan preparación. Tenemos la precaución de cumplir las medidas sanitarias por la pandemia. Somos una de las formas de gestión del modelo económico cubano, aportamos al desarrollo social y económico, nos corresponde hacer avanzar el país sin prejuicios”, concluyó Domingo

Roxana Águila, representante sindical del SNTC en el municipio, afirmó que la organización tiene la misión de sindicalizarlos, convocarlos, vincularlos a tareas sociales, en las que colaboran de manera especial como es el caso de la reparación de un Consultorio Médico de la Familia que están realizando con esfuerzos propios, labor que han emprendido con entusiasmo y compromiso, además velar por su salud y el cumplimiento de los protocolos sanitarios en las actuales circunstancias, tramitar sus preocupaciones y opiniones como son las referidas anteriormente.

 

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu