Retorno a la vida

Retorno a la vida

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (10 puntos, 2 votos)
Cargando…

Fue un do­mingo fatal. El doctor Rudis Miguel Monzón Rodríguez comenzó a sentir fatigas, fiebre que no se le quita­ba con antipiréticos, y dia­rreas. Después apareció la tos y la falta de aire.

 

El doctor Rudis (a la derecha) en el Hospital Militar Comandante Manuel Fajardo, cuando ya había pasado el mayor peligro. Foto: Idalia Vázquez Zerquera, tomada del periódico Vanguardia
El doctor Rudis (a la derecha) en el Hospital Militar Comandante Manuel Fajardo, cuando ya había pasado el mayor peligro. Foto: Idalia Vázquez Zerquera, tomada del periódico Vanguardia

No imaginó el experi­mentado intensivista del Hospital General Univer­sitario Doctor Gustavo Al­dereguía Lima, de la pro­vincia de Cienfuegos, lo que tendría por delante. “La evolución fue pésima”, recuerda. Confie­sa que demoró un tanto, y cuando se puso en manos de los colegas ya padecía neu­monía y estaba en estado grave.

Dio positivo en el test rápido de la COVID-19 y decidieron internarlo en el Centro Especializado Am­bulatorio Héroes de Playa Girón. Al segundo día tu­vieron que entubarlo y al siguiente lo trasladaron al Hospital Militar Coman­dante Manuel Fajardo, en Santa Clara. “Estuve venti­lado y en estado crítico du­rante 19 días. La vida se me escapaba”, rememora.

Los cuidados médi­cos propiciaron que Rudis mejorara paulatinamente. “Fueron excelentes conmi­go. Todos son médicos muy profesionales”, afirma.

“No puedo dejar de agradecer de manera es­pecial a la doctora Yenisey Quintero Méndez, jefa del grupo multidisciplinario que atiende la COVID-19 en Cienfuegos, y al doctor Car­los Figueredo, el intensivis­ta que me atendió directa­mente en el Hospital Militar de Santa Clara, quien el día que desperté puso su mano en mi hombro y me dijo: ‘Tengo que salvarte por dos razones. Una porque estudié Medicina para salvar vidas, y otra porque tú me salvaste a mí cuando tuve peritoni­tis’. No podía imaginar que mi médico de cabecera sería un joven que había sido mi paciente”.

El doctor Rudis aún se mantiene ingresado en el principal hospital cien­fueguero, donde recibe la rehabilitación correspon­diente. Ya no hay peligros mayores; retornó a la vida definitivamente. Aseve­ran que ha sido un suceso extraordinario, como han ocurrido otros muchos du­rante esta terrible pande­mia en todo el país. Y no deja de serlo, pero también es atribuible al alto nivel profesional de la medicina cubana y a la consagración de quienes laboran en el enfrentamiento a la pan­demia.

El especialista en Pri­mer Grado en Medicina General Integral y de Se­gundo en Emergencias Mé­dicas y Cuidados Intensi­vos, el Profesor Asistente e Investigador Agregado de la Universidad de Cien­cias Médicas Raúl Dorticós Torrado, de esta ciudad, cuando salió del peligro escribió:

“Uno nunca imagina la inmensa cantidad de per­sonas que mientras atrave­samos momentos difíciles, doblan sus rodillas para pedir salud por quienes la necesitamos. Nunca llega­mos a creer en los milagros hasta que sucede en noso­tros. Y no queda más reme­dio que vivir dando gracias infinitas, gracias a todos y cada uno de los que estu­vieron ahí presentes, aun desde la distancia, pero sin dejar de aferrarse a la es­peranza de que hoy pueda estar con vida».

“¡Les debo mi muestra infinita de cariño y el amor más puro! ¡Qué grande es la dicha de poder sentir­se querido por un pueblo y necesario para todos! Nunca olvidaré que en los momentos más duros sen­tía lejanos y la vez cerca­nos los ecos de sus voces gritándome: ¡Fuerza Rudy! ¡Tú puedes! Mil gracias a todos”.

Acerca del autor

Graduado de Profesor de Educación General en el Instituto Superior Pedagógico Félix Varela, de Villa Clara, Cuba (1979). Ha laborado en la Revista Juventud Técnica, semanario En Guardia, órgano del Ejército Central, periódicos Escambray, CINCO de Septiembre y Granma. Desde el año 2007 es corresponsal de Trabajadores en la provincia de Cienfuegos. Está especializado en temas económicos y agropecuarios. En 1999 acompañó en funciones periodísticas a la segunda Brigada Médica Cubana que llegó a Honduras después del paso del huracán Mitch. Publicó el libro Verdades sin puerto (Editorial cubana MECENAS). Ha estado en otras tres ocasiones en esa nación centroamericana, en funciones periodísticas, impartiendo conferencias a estudiantes universitarios, asesorando medios de comunicación e impartiendo cursos-talleres sobre actualización periodística a periodistas y comunicadores. Multipremiado en premios y concursos internacionales, nacionales y provinciales de Periodismo. Fue merecedor del Premio Provincial Periodístico Manuel Hurtado del Valle (Cienfuegos) por la Obra de la Vida – 2012. Le fue conferido el Sello de Laureado, otorgado por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura (SNTC). Mantiene evaluación profesional de Excepcional.

Un comentario en Retorno a la vida

  1. Testimonio emocionante y real de todos los días de nuestro personal de la salud que apuesta por la vida de sus conciudadanos. Gracias a Dios por tantos milagros, gracias a Dios por esta Revolución, gracias a nuestro invicto Cmdte. en Jefe Fidel Castro por su visión y su voluntad de que su pueblo tuviese educación, salud, cultura, deporte, entre otros sueños que vió hecho realidad GRATIS y al alcance de todos. Gracias,

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu