Apretaditos, pero relajados

Apretaditos, pero relajados

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (10 puntos, 2 votos)
Cargando…

El estribillo de la canción del grupo Sampling puede amplifi­carse sin proble­mas hoy cuando hablamos de la COVID-19 en Cuba. A más de un año de haberse declarado la pandemia en el mundo, la economía familiar y nacional si­gue bien apretadita, en tanto varias de las medidas sanitarias, restricti­vas y sociales comienzan a relajarse en nuestra población, por más insis­tencia de los médicos en que la en­fermedad mata y solo una conducta responsable puede contra esta hasta que seamos vacunados.

Y claro que el concepto de apretadito es polisémico, pues en las inevitables colas para los pro­ductos alimenticios muchos no respetan el distanciamiento y los tumultos pululan. Marcas en las aceras, delimitación de compras por municipios y hasta recogidas adelantadas de carné no parecen suficientes.

Algo inexplicable en este asun­to es que si hasta las cinco de la mañana no se puede circular por las calles (al menos en La Habana y en territorios con restricción de movimiento), cómo es posible que apenas el reloj marque esa hora, decenas de personas formen filas y se repartan turnos en diversas tiendas. ¿De dónde y cómo pueden salir tantas personas? ¿Quién vio­la lo establecido?

Muy parecido a lo anterior ocurre con el cierre de movilidad a las nueve de la noche. Hay tal relajación ya, al menos en la capi­tal cubana, que es posible ver in­dividuos transitando sin temor a las multas y hasta ómnibus circu­lando con pasajeros por las calles. ¿Cambiamos de fase sin saberlo? ¿Impunidad o desafío?

A eso habría que añadir cierta relajación en la atención primaria, en especial con las pesquisas dia­rias, las cuales no se realizan ya en todos los barrios como al prin­cipio. Es verdad que ahí también estamos apretaditos en cuanto al personal de salud, sin embargo, fórmulas tienen que haber, incluso con cederistas y federadas como variantes de apoyo.

El lógico desgaste de 12 meses, la teoría optimista de que no me toca­rá el virus porque no tengo contacto con nadie positivo o el razonamiento esquemático de que solo se mueren los adultos mayores con varias en­fermedades asociadas, han bajado notablemente la percepción de ries­go sobre la pandemia, de ahí los al­tos números de enero a la fecha.

Por supuesto, la vida tiene que continuar con COVID-19 incluida por algún tiempo todavía. Nues­tras vacunas avanzan ya en su tercera fase, pero por suer­te, ellas andan igualmente apretaditas de tiempo, mas nunca los in­vestigadores se han relajado.

Acerca del autor

Máster en Ciencias de la Comunicación. Subdirector Editorial del Periódico Trabajadores desde el 2019. Editor-jefe de la Redacción Deportiva desde 2007. Ha participado en coberturas periodísticas de Juegos Centroamericanos y del Caribe, Juegos Panamericanos, Juegos Olímpicos, Copa Intercontinental de Béisbol, Clásico Mundial de Béisbol, Campeonatos Mundiales de Judo, entre otras. Profesor del Instituto Internacional de Periodismo José Martí, en La Habana, Cuba.

Un comentario en Apretaditos, pero relajados

  1. Cuando leí el titulo pense un articulo sobre la economia familiar y le confieso que me desecciono cuando avance en la lectura y el enfoque cambio pense que hablaria de lo apretado que estan los salarios de que no alcanza aun despues del tan deseado y esperado reordenamiento todabia el bolsillo de los que trabajamos y lo incluyó a usted pues supongo este apretadito pero no relajado no nos podemos relajar pues la pandemia sigue a galope pero también pulula el desabastecimiento la mala distribución de productos la escaramuza realizada por nuestros ministros pues se dijo que en MLC se venderían productos de ALTA GAMA y la realidad triste es otra pues hasta las cofruturas de nuestros hijos se fue a dólar hermano amigo no escribió con ánimos de joder y mucho menos para atacar a nadie escribo de corazón con un dolor profundo al ver como se nos escapa la realidad como perdemos sin darnos cuenta asi de fácil tanto sacrificio tanta pasión.
    Saludos Omar.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu