Jóvenes de Patria y Vida

Jóvenes de Patria y Vida

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

René Tamayo León / Presidencia de Cuba

 

«Soy Solange Fon, estudiante de 4to año, Presidente, tenía la necesidad de hablar con usted, para además de expresarle mi admiración y cariño, decirle que yo soy de San Isidro, y esa es una barriada humilde, pero patriota y revolucionaria».

 

Foto: Estudios Revolución

 

Ella fue una de las jóvenes que conversó con el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en su visita, este viernes 12 de marzo, a la Universidad de Ciencias de la Cultura Física y el Deporte Manuel Fajardo (UCCFD).

«En San Isidro también hacemos revolución y tenemos que agradecerle a la Revolución. Yo misma, alumna universitaria, soy una negra de padres humildes pero que también son profesionales, y eso solo ha sido posible por la Revolución».

La joven contó cómo ella y la inmensa mayoría de sus vecinos enfrentaron y repudian los hechos protagonizados allí por un grupúsculo de contrarrevolucionarios meses atrás.

Nosotros no tenemos dudas, San Isidro es un barrio revolucionario —le dijo Díaz-Canel—. Y sí, hay que responder, «no podemos dejar que los enemigos conviertan un barrio obrero y revolucionario en un vertedero de mercenarios».

—Sí, Presidente, en San Isidro somos de Patria o Muerte —le aseguró Solange.

—Y de Patria y Vida también —agregó Díaz-Canel—. Esa es una frase de Fidel. Nosotros no podemos dejar que ellos nos cojan nuestros símbolos, nuestras consignas, nuestros barrios.

Como estudiante de la UCCFD, Solange ha estado muy activa en el enfrentamiento a la epidemia de COVID-19. Ya ha laborado por dos ocasiones en los centros de aislamiento y habla con profundo cariño de la experiencia que está acumulando con el proyecto de su universidad llamado Soñar en azul, dedicado a atender a niños autistas a través de la natación.

Como en encuentros similares en otras universidades de La Habana y el resto del país, el Presidente quiso intercambiar sobre la experiencia vivida por las y los jóvenes durante su participación en los trabajos de prevención y control de la COVID-19, en comunidades, centros de aislamiento, zonas rojas… donde quiera que hayan estado (y están).

Indagó sobre qué aprendieron, qué experiencias sacaron, qué tropiezos sufrieron, cómo ayudaron a resolver los problemas que afrontaron, qué sugieren cambiar, que si se les escuchó…

Fueron muchas las preguntas y los comentarios en un ambiente entusiasta y juvenil que tuvo como prólogo un pequeño video donde Díaz-Canel recibió el saludo y la bienvenida de una brigada de 35 estudiantes de la UCCFD que en ese preciso momento pasaban la etapa de cuarentena en la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI) luego de laborar 14 días en la zona roja.

La recién graduada Yaremis Méndez García, que ahora se desempeña como profesora adiestrada del departamento de Educación Física, y que cuando estudiante fue por tres años la presidenta de la FEU de la Universidad del Deporte, recordó el inicio de la tarea, cuando llenaban frascos de hipoclorito en las farmacias o distribuían la comida casa a casa de personas beneficiarias del Sistema de Atención a la Familia (SAF).

Al inicio no éramos muchos, pero fueron incorporándose más y más hasta sumar más de 400 alumnos y profesores vinculados a este trabajo, desde un centro de aislamiento hasta en el control y organización de las colas.

«En qué te especializas» —preguntó Díaz-Canel—. «En Educación rítmica y lúdica» —respondió ella—. «Pero no puedes detenerte ahí, tienes que plantearte una maestría, un doctorado», agregó él, a lo que ella respondió alegre, asumiendo el reto.

Adrián, estudiante de 4to año y alumno ayudante del departamento de Terapéutica, le comentó sobre un proyecto de desarrollo local que estructuran en el municipio de Plaza de la Revolución y que propone dar respuesta a los riesgos de salud que entraña el aislamiento, como el estrés y el sedentarismo, a través de ejercicios hogareños, bailo-terapia, masajes y otras actividades físicas.

Han estado faenando en casas de abuelos y liceos, dando masajes a personas de la tercera edad y en un hogar de niños sin amparo filial, iniciativa que han compartido con miembros de la CUJAE y la Universidad de La Habana.

Los creadores del proyecto, alumnos y profesores, desarrollan una APK a este fin, que incluye lecciones de cómo hacerse correctamente un automasaje si no hay otra persona disponible para hacerlo en casa o no puede accederse a un especialista.

Previamente, en diálogo con Rolando Calvo, profesor del departamento de Recreación y coordinador de su Grupo científico, quien explicó el trabajo que realizan de apoyo psicológico desde la recreación, el Jefe de Estado indagó sobre las rutinas de ejercicios que han creado y los incitó a crear una APK para enseñarlas y masificarlas entre la población.

«Esas son muy buenas ideas, y también una forma muy viable para que divulguen sus resultados científicos», reflexionó Díaz-Canel, quien indicó a la dirección del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (Inder), recoger esos resultados, implementarlos y generalizarlos.

Maedane narró su experiencia con el proyecto Verano por una sonrisa, dirigido a hogares de niños sin amparo filial, a fin de garantizarles recreación y el desarrollo de todas las habilidades motrices en función de su bienestar físico y mental. «Esta pandemia ha sacado lo mejor de nosotros, el altruismo y la solidaridad», se dijo.

El Presidente de la República retomó aquí una preocupación que ha expresado en las últimas semanas sobre las afecciones psicológicas que pueden sufrir niñas y niños debido al aislamiento social y el no acudir presencialmente a las escuelas.

Recordó que se ha orientado a varias instituciones realizar una investigación y proponer las acciones para mitigar y eliminar estos efectos adversos, una indicación que ahora extendió a la UCCFD. «La experiencia de ustedes también debe aportar a los análisis y soluciones para ayudar a la recuperación psicológica provocada por la COVID-19», les dijo.

«Desde la psicología, la educación, la cultura, el ejercicio físico, la recreación, debe surgir un programa integral para las niñas y niños tras la pandemia», indicó.

 

Fueron muchas las preguntas y los comentarios en un ambiente entusiasta y juvenil. Foto: Estudios Revolución.

 

Al concluir el encuentro, Díaz-Canel comentó a los jóvenes profesores y estudiantes de la Universidad del Deporte la capacidad y seguridad que tiene el país para lograr un buen control de la enfermedad, y el éxito en la aplicación de las vacunas cubanas.

«En esto —les dijo— está también la obra de la Revolución. ¿Y por qué tenemos ese potencial? Por el pensamiento de Fidel, que se adelantó a los problemas, porque aunque estábamos agobiados por el Período Especial, desarrolló la industria biotecnológica y farmacéutica.

«Por el desarrollo científico que tiene el país. ¿Y dónde se ha formado ese desarrollo científico? En nuestras universidades, que son también consecuencia de las políticas de educación y educación superior, que a la vez son consecuencia de las políticas emancipadoras de la Revolución, porque aquí a las universidades entra cualquier cubano.

En Cuba solo hay una distinción para entrar a las universidades: aprobar las pruebas de ingresos, acotó el Presidente. «Pero entran negros, blancos, mulatos, chinos; hijos de obreros, de campesinos, de profesionales; de San Isidro, de Santa Clara, de Pogolotti… Esas realidades son totalmente emancipadoras —agregó—. «Y esas son nuestras verdades, nuestras razones, pero son tan cotidianas que son como lo real-maravilloso, a veces no nos damos cuenta de ello».

Previo al encuentro, el Presidente de la República, que estuvo acompañado por el rector de la UCCFD, Silvano Merced Len, recorrió nuevas obras concluidas en la universidad y parte del edificio docente.

En el aula virtual indagó sobre cómo se ha preparado el centro de altos estudios para mantener la vitalidad en estos tiempos de pandemia. Se le explicó que aquí, pese a la COVID-19, se ha mantenido el trabajo en todos los frentes, incluido tres doctorados que se defendieron por vía virtual.

En la vista también participaron el viceprimer ministro Roberto Morales Ojeda; el ministro de Educación Superior, José Ramón Saborido Loidi; el presidente del Inder, Osvaldo Vento Montiller; y el presidente y el vicepresidente del Consejo de Defensa Provincial, Luis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del Partido Comunista en la capital, y el gobernador Reinaldo García Zapata, respectivamente.

 


Previo al encuentro, el Presidente de la República, recorrió nuevas obras concluidas en la universidad y parte del edificio docente. Foto: Estudios Revolución.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu