Atención primaria de salud: La primera frontera

Atención primaria de salud: La primera frontera

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (10 puntos, 2 votos)
Cargando…

Que la situación epidemiológica actual se ha recrudecido no es se­creto. Sin embargo, luego de la en­trada de viajeros y el ascenso de la cifra de contagios, se incrementa el quehacer médico, como aseguran los profesionales de la salud en la demarcación del Consejo Popular Antonio Guiteras, en el municipio de La Habana del Este.

Estela Yee López, especialista en Primer Grado en Medicina General Integral. Foto: Dahomy Darroman Sánchez
Estela Yee López, especialista en Primer Grado en Medicina General Integral. Foto: Dahomy Darroman Sánchez

“En ningún momento hemos bajado la guardia y menos ahora con los viajeros, porque la vigilan­cia es responsabilidad del equipo de salud”, explicó la doctora Estela Yee López, especialista en Primer Grado en Medicina General Inte­gral, y subdirectora de Asistencia Médica del policlínico Wilfredo Santana, único en el territorio.

“En estos instantes –argumen­tó la especialista– experimenta­mos el período con mayor cantidad de casos positivos en casi todo el reparto –entre ellos dos médicos–.

“Los primeros casos fueron a partir de viajeros llegados al país; actualmente tenemos ingresada a una paciente cubana proveniente de Estados Unidos, aunque en el último período la mayoría de los contagios han sido autóctonos”.

Entonces, arreciar los protoco­los es indispensable. Las medidas contra el virus incluyen la modi­ficación de la labor en el policlíni­co, donde se ha limitado el acceso poblacional y los servicios se man­tienen en un 70 %, siempre con un sistema escalonado de turnos para evitar aglomeraciones y asegurar la atención a las personas, con ga­rantía para las áreas de mayor de­manda como las de Rehabilitación, Oftalmología y el Programa de Atención Materno Infantil.

Recientemente se incorporó la entrega del inmunoprotector Na­salferón o Interferón nasal, el cual permite al sistema inmune respon­der mejor ante la infección.

Atención primaria de salud

Al referirse a este tópico, la médi­ca puntualizó que se lleva a cabo la pesquisa a toda la población cada 48 horas y diariamente a los más vulnerables, con apoyo de es­tudiantes de Medicina del Hospi­tal Universitario General Calixto García, así como de aquellos de Es­tomatología y Rehabilitación.

El personal asegura, con soluciones desinfectantes, la asepsia de quienes accedan al centro. Foto: Dahomy Darroman Sánchez
El personal asegura, con soluciones desinfectantes, la asepsia de quienes accedan al centro. Foto: Dahomy Darroman Sánchez

Estos se suman al personal sa­nitario del policlínico distribuidos entre los 24 consultorios del Médi­co de la Familia, piedra angular de la asistencia primaria, junto a la vicedirección de Higiene y Epide­miología de la entidad.

Ahora la prioridad es el con­trol de los 17 focos de transmisión abiertos en el área, así como el de las personas con patologías cró­nicas descompensadas –hiperten­sión, diabetes, insuficiencias re­nales–, mayores de 60 años, sobre todo si viven solos, así como ges­tantes, lactantes, casos sociales y pacientes con retrovirosis.

Gracias a la labor del personal médico y las medidas desplegadas, hasta el momento de nuestra visita no se había reportado ningún fa­llecido en el territorio, como tam­poco casos positivos de infantes. Cualquiera que presente sinto­matología respiratoria se clasifica en los consultorios y se remite a la consulta respiratoria.

En el cuerpo de guardia se atiende diferenciadamente a estos pacientes, allí se les realiza el test de antígenos de COVID-19.

En caso de resultar positivo el paciente es remitido al centro de aislamiento, donde se le hace el PCR y de ser positivo se deriva como ingreso a un hospital, en este caso al Hospital Militar Central Doctor Luis Díaz Soto. Los convi­vientes son ingresados en el hogar durante 10 días; y al quinto día del último contacto con el paciente po­sitivo se les realiza el PCR.

Al salir del centro de aislamiento con resultado negativo el paciente es igualmente ingresado en el hogar, en el que continúan los mismos monitoreos epidemiológicos.

Se hace camino al andar

No obstante el buen trabajo, los me­canismos aún necesitan mejorarse. “Contamos con cobertura médica completa de médicos y enfermeras, pero muchas de estas últimas están en prestación de servicio en centros de aislamiento y hospitales, por lo que tenemos déficit con el personal de enfermería”, refirió Yee López.

Además, tenemos que prestar especial atención a los medios de protección, porque la mayoría de estos son de un solo uso y no pue­den escasear.

Asimismo, la indisciplina so­cial también repercute en el agra­vamiento de la situación, por lo que la doctora solicitó el apoyo de las organizaciones de masas y de la Policía Nacional Revolucionaria. “Ese trabajo es de todos, no solo del Ministerio de Salud Pública”, manifestó.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu