LA GUAGUA: Preocupación alrededor de una chimenea

LA GUAGUA: Preocupación alrededor de una chimenea

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (20 puntos, 4 votos)
Cargando…

 

En La temeraria aún vive en Velasco (+ Fotos) se refiere a una casi centenaria chimenea, a la que se adjudicó en el entorno comunitario el apelativo de La temeraria y que los ciclones no la han tumbado porque es redonda y el viento circula a su alrededor.

 

 

Cuentan que sus alrededores estuvieron cercados, pero ya los niños y jóvenes juegan ahí como si nada. Urge evitar males mayores, sobre lo cual Lázara Vasnueva dice

“el techo de fibro de mi casa fue afectado por un trozo pequeño que se desprendió desde la altura…”

 

 

 

Jorge Luis Oviedo dice

“Distante a unos 45 metros de nuestro edificio multifamiliar está la torre que mide más de 60 metros de altura, la cual puede derrumbarse por su peso y alto grado de deterioro”.

 

Entre los comentarios digitales sobre esta nota, hay un intercambio sobre la manera de escribir el nombre del segundo poblado en importancia en Violeta, ubicado en el municipio de Primero de Enero, al noreste de la provincia de Ciego de Ávila:

Juan Carlos Domínguez Taño dice:

El pueblo avileño se llama Velazco, el de Holguín: Velasco.

Y aclara Obdiel Torres Guevara

Error, ese nombre del pueblo proviene del apellido Velasco, con s, Dionisio Velasco Castilla, quien arrendó a la compañía Cuba Cane Sugar Corporation las tierras de Yayabacoa y Boca de Potrero a un 5% de las ganancias, en esas tierras sembrarían cañas para el central Violeta recién mudado desde San Juan Letrán, Las Villas. Otro aspecto del acuerdo entre la compañía y la familia Velasco era que el próximo central que se construyera en la zona debería tener el nombre Velasco. Y así se comienza a edificar el ingenio en 1921 junto al batey. Ambos Velasco, se escriben con s. Gracias. Soy historiador de este poblado, mi terruño.

 

Existe interés para que a esta torre no le sucede como a una de Las Tunas, a la cual se refiere el comentario digital de Palax

Aquí en la cuidad de Las Tunas tuvimos una majestuosa chimenea en el aserrío Libertad, cerca del ferrocarril, que por muchos años daba la hora a los moradores por su fuerte silbido, pues usaban el vapor para mover las máquinas que acerraban la madera. Ahora es solo ruinas y creo que si la memoria no me falla tenía la condición un monumento provincial. Se fue cayendo y nadie hizo algo para salvarla.

No obstante Pedro Marrero dice:

Nací y me crié viendo la imagen imponente de la torre, todo un símbolo de Velazco y sus alrededores. ¿no podría haber un proyecto para salvarla?

 

FRANCISCO TERRY DIAZ (CIGB) dice:

Me satisface leer este artículo, pues he estado cuatro veces en el pueblo de Velazco. Un pueblo que si atendiera como es debido fuera una joya. No solo el tema de la temeraria, como nombran el artículo. También me refiero a lo desatendido que está un paseo hermoso donde se ubica un círculo infantil en ruinas entre otras instalaciones importantes; la propia instalación donde se hacen las actividades y que por demás está la torre que sirve como punto de referencia al que no conoce el pueblo. El policlínico, (…) despojado de servicios muy útiles para aquella población, muy distante de Morón, desatendido por demás en todos los sentidos. Una sala de fisioterapia, que nunca que he pasado presta servicio, unas pequeñísimas tiendas que vendían en divisas que dan pena, falta de cajeros automáticos. Yo y mi señora tuvimos que hacer un viaje temprano en la madrugada a Morón para hacer una extracción de efectivo de 5 minutos, porque en Violeta los bancos no pasaban las tarjetas del Banco Metropolitano. Las calles principales de una construcción potente, se están perdiendo. En fin hay muy poca vida en ese pueblo al cual voy y pese a todo estos problemas que señalo me cuesta trabajo irme por lo bien que he sido tratado y respetado por las personas y la familias

Acerca de la peligrosa y casi centenaria torre del antiguo central Velasco, se publicó en la edición del 30 de septiembre de 2019 una nota en la cual se recogieron estas opiniones:

José Mauri Martínez dice

Este era un pueblo limpio, hoy está abandonado. A La Comercial le quitaron el techo para arreglarla y se quedó desmantelada. Las calles causan pena.

Denise Veloso García dice

El cine proyecta hoy algo similar a una película de terror porque sus ruinas se han transformado en un baño público.

En resumen: Obdiel Torres Guevara desea que quede un fragmento de la torre en calidad de símbolo patrimonial para la enseñanza de las futuras generaciones, pero como a todos, preocupa el peligro de que caiga. ¿O es que no hay ese peligro?

Una comunidad está preocupada y no es solo por lo que pueda derrumbarse sino también de lo que ha decaído y que entre todos se puede volver a levantar.

Guaguas anteriores pueden leerse con un clic aquí

 

En una reunión con trabajadores de la Cooperativa de Ómnibus Aliados en La Habana, el 30 de marzo de 1959, Fidel dijo: «Ustedes saben que uno de los lugares donde más se discute de política, de revolución, de economía y de todo, es en el ómnibus, ¿no? Es como una plaza pública el ómnibus, es como una mesa redonda; un ómnibus es como una mesa redonda permanente, donde todo el que sube opina. (…) a veces pregunto qué se habla en los ómnibus, para enterarme de cómo andan las cosas.»

18 comentarios en LA GUAGUA: Preocupación alrededor de una chimenea

  1. La última noticia que tuve de la chimenea es que probablemente una brigada especializada de la provincia de Matanzas pueda ejecutar el desmonte. Una grúa con un brazo que puede alcanzar hasta 50 metros de altura, pudiera posibilitar el ascenso de trabajadores que se encargarían de ir cortando con discos la torre hasta un tramo que no tenga el peligro de derrumbe que posee en la actualidad.
    Tal vez esa sea la solución, pero ya les dije al principio de este comentario que es algo probable, no confirmado porque hace varios días no he sabido nada más de La Temeraria.
    Nuestro último encuentro con ella no fue totalmente alentador y tranquilo. Un ingeniero de la construcción, quien había sido orientado a hacer un estudio sobre el estado constructivo de la chimenea,tuvo que mostrar su carne de identidad y otros documentos a directivos del municipio de Primero de Enero, con la presencia de oficiales del orden público, del poblado de Velasco. Mostró el compañero su identidad, luego de responder a una pregunta:»¡¿Ustedes quienes son?!».
    El septuagenario ingeniero, respondido: «Yo vine a ofrecer mi ayuda, con vistas a evitar males mayores con esa torre, y ustedes me ha hecho pasar un mal rato a mi edad,yo soy un jubilado al servicio de la Revolución».
    Similar procedimiento se le aplicó en el lugar, y en el mismo momento,al reportero,además de una pregunta que parece estar de moda:»¿Usted es periodista independiente?»,indagó uno de los cuadros de dirección.
    Al final del episodio trascendió lo que suele suceder cuando no se tiene el suficiente tacto, olfato y visión para darse cuenta lo que ocurre a nuestro alrededor: «disculpen compañeros, disculpen, disculpen…».

  2. El Gobierno Municipal debe tomar una decisión con esta situación antes de provocar mayores consecuencias, de manera que se conserve a su vez este símbolo de valor patrimonial

  3. En 2024 este pueblo cumplirá su centenario. He presentado a las autoridades la idea de elaborar un proyecto con el fin de embellecer y engalanar al batey para celebrar esta fecha. Esperemos se haga con la anticipación necesaria, previendo la utilización del presupuesto del municipio en estos años pues si se deja para el último año, con la situación económica que existe, muy poco se hará.

  4. Son peligrosas Nuestras Torres Idelebles porque pueden derrumbarse al no echar el humo y el vapor para lo que están diseñadas. Guardan mucho de historia pero no por esto podemos arriesgar la vida de las personas por ello las autoridades del lugar deben tomar cartas en el asunto y tomar una determinación para que no afecte a nadie. Si se reconstruye sería lo mejor pero habría que siempre estar atentos a su estado y mejor sería buscarle un valor de uso para que se conservará.

  5. Es muy alarmante la situación de esta chimenea, sobre todo en el lugar donde se encuentra posicionada, para el peligro que representa a la vida humana, es necesario se le preste una atención de forma urgente, antes que suceda cualquier situación alarmante pues también el rescate al patrimonio y su conservación es de grata importancia.

  6. Lo más importante es conservar la vida de las personas que habitan en este poblado, pero urge que las autoridades del gobierno en el territorio le busquen una solución definitiva al problema que se presenta con el deterioro de la chimenea.

  7. Duelen que la Torre de Velazco como símbolo de identidad de ese poblado y su deterioro provoque un peligro potencial para la vida de sus habitantes hay mucha historia de patrimonio que sólo la evidencian documentos porque físicamente dejaron de existir, el tiempo es implacable y por ende lo material tiene un fin.Creo que nada es tan valioso y digno de conservar en el poblado como sus habitantes esos jóvenes y niños que por su inocencia no advierten el peligro.

  8. Por favor, los velasqueños necesitan ser oídos. En los restos del batey Central Velasco se construyó el poblado Pedro Ballester. El mayor de la entonces provincia de Camagüey, incluso mayor que Sanguily. Un total de 645 viviendas amuebladas, centros de los servicios, escuelas, hospital, barbería, peluquería, cafeterias y mucho más. Velasco hoy se ha destruido. El centro Comercial en ruinas. El cine da pena. Las calles, la casa de cultura, la terminal, las casonas del centro del batey. El tanque del acueducto, el hospital al que le llevaron los servicios hacia el municipio (1ro de Enero)hoy es solo un consultorio (posta médica) Este pueblo ha sido abandonado a su suerte. No existe desarrollo económico ninguno, es un dormitorio de todas las personas que trabajan en la cabecera distantes a 14 km.6000 habitantes olvidados, donde el municipio nunca los tiene en primera opción. Las personas salen de allí, van a buscar futuro, por eso la población decrece, la matrícula de las escuelas también. Es un pueblo muerto.

  9. Ciertamente Velasco està viviendo una agonìa que es innegable, el emblema màs notable de su destrucciòn es La Torre, cuanta alegrìa para los que vivimos lejos o estudiàbamos lejos que cuando viajàbamos de regreso miràbamos para tratar de ver su silueta en el horizonte. Su funciòn ha terminado desde el momento que el Central dejò de existir, pero se ha mantenido como sìmbolo erguido inexpugnable, defendiendo el orgullo de un pueblo olvidado y maltratado. Donde el entusiasmo y la alegrìa se han ido disolviendo en la medida que pasa el tiempo, las esperanzas marchitan en la quietud y lentidtud con que se enfrentan muchos problemas.
    Pocas instituciones han salido ilesas frente a los embates del tiempo, otras han desaparecido y quizàs nunca regresaràn, digamos Cine, Comercial. Otras jamàs han existido, un cajero automàtico o una casa de cambios que sea una filial de la instituciòn bancaria municipal resolverìa muchos problemas. Todo ha muerto en ese poblado, si consideramos que Moròn o Ciego son muy distantes y el transporte dificilisimo, basado en estos dos aspectos el hospital que existe, debìa como mìnimo ser como antes, sin embargo ha sido casi desmantelado.
    Muchas obras se hicieron con la participaciòn activa y entusiaste de los pobladores, en estos momentos reina la apatìa y la desiluciòn. No tocarè el tema de las calles y mucho menos el alumbrado pùblico, es mi manera de dejar que otros tengan la posibilidad de abordar estos temas. Resumiendo Velasco es una representaciòn de lo que pueda llamarse un proceso involutivo, cuyo nivel de retroceso ha dejado en el asombro total a todos los que lo conocieron.

  10. Muy atinado y juicioso tal comentario. Considero los decisores de tal reclamo tomen con prontitud cartas en este asunto y se le ofrezca inmediata solución. Es mejor lamentar una imagen simbólica que se ha llegado a convertir en un peligro potencial que llorar a seres queridos que pasarán a la historia como las víctimas de una torre temeraria. Soy de los que propone -como apunta Obdiel Torres Guevara- que se eternice la memoria histórica y colectiva de ese pueblo con la conservación de un fragmento de la torre.

  11. Es cierto que la torre es el sello de identidad del pueblo, pero si puede causar peligro para los pobladores o transeúntes ,no veo por qué se sigue extendiendo la toma de una decisión definitiva . Todo se ha dicho ,un pueblo antes tan hermoso ,¡ está en ruinas.! Muy triste.

  12. Realmente es injusto que un pueblo como Velasco donde habitan tantas personas se vea en las condiciones que está, edificaciones que con supuestos fines de mejoría se quedan desmanteladas y sin arreglo alguno, en el caso de la torre muy de acuerdo que quede algo de ella para que en un futuro podamos contar con la historia viva de ella, pero para nadie es secreto del peligro que es fácil de visualizar , muchas viviendas, escuelas , parques y niños jugando a sus alrededores sin saber el peligro que allí abunda pues como lo acabo de decir son niños y no conocen los riesgos, ya es hora que se tomen medidas para que todos podamos dormir tranquilos , pues no soy de Velasco, pero aclaro tengo muchos familiares y personas a las que quiero y estimo que residen cerca del lugar que puede convertirse en una bomba de tiempo si no se tiene en cuenta lo antes dicho, aquí dejo mi opinión con la esperanza de que algún día no muy lejano se pueda resolver el tan mentado análisis de la torre y espero en algún momento Velasco pueda ser el pueblo alegre, con sus lindas edificaciones y la alegría que siempre los caracterizó. Un saludo para todos.

  13. Mi pueblo muriendo está

    Las raíces de un persona son el cimiento para con el decursar del tiempo de forme su personalidad. Vale mucho de dónde venimos pues ello indica quiénes somos y que queremos. Así de importante resulta el lugar donde cada uno de nosotros vemos la luz del sol por primera vez.
    Hacía unos meses no visitaba a mi pueblo natal. Cuestiones de trabajo me impiden visitarlo más a menudo. Así que de vez en cuando me doy una escapadita y allí voy. Pero…, ¡qué agonía! Velasco muere…, muere de un «cáncer en la etapa terminal». Es fulminante, las raíces del maldito se han metido hasta el barrio más intrincado. Está muriendo y se nota. Tiene ojeras, está demacrado, «calles peludas y barbudas», tiene hoyos que parecen «escaras» que llegan profundo. Su respiración es suave, denota cansancio, vejez. No se alimentan bien sus células, el intercambio de sustancias y de gases con el exterior es insuficiente. Cada vez menor. Cada uno de sus «órganos principales», dígase La Comercial que ya no bombea la sangre con la misma intensidad, el cine ya no visualiza nada, esta «ciego», de remate. Su sistema excretor(alcantarillas) esta colapsado, se le ha acumulado mucho desecho en sus riñones y ya tiene litiasis(fango). Los dolores lo matan, pero ya ninguna morfina alivia su tormento. Lamentablemente está a punto de un paro multiorgánico. Su solución debía ser la prevención, no esperar a que esta penosa enfermedad acabara con su vida. ¡Qué pena!¡Mi pueblo! Nosotros, sus hijos no le atendimos a tiempo. No lo llevamos al médico para que «le pasara la mano a tiempo», y no tenerle que ver así, muriendo sin poder hacer nada porque ya no hay solución. Me duele verlo así, inerte, tendido y rendido. Ojalá y me dijeran mañana que no, que no morirá. Que le pondrán la quimio con alta dosis de esperanza y soportará. Cuánto diera por eso, pues, no quiero llevarle flores a su tumba, no. Quiero que tú, mi hermano velasqueño, desde dentro o en la distancia, me ayudes a levantarlo, a sacarlo del coma, a curar esas llagas, a volver a ser como antes o por lo menos intentarlo. Basta de estar postrado. Pero…🥺 No…😥, hay que ser realista. No hay remedio. Solo es cuestión de tiempo… ¡MI PUEBLO MURIENDO ESTÁ!

  14. HOLLÍN FUERA DE LA CHIMENEA
    Ni una partícula de humo empañaba el entorno aquella mañana soleada, calurosa y tranquila cuando un experto en voladuras controladas deslizaba sobre la hierba la cinta métrica para  medir la distancia entre los hogares, su vecina la chimenea y el peligro.
    Era un ambiente tan apacible que el ingeniero se detuvo unos minutos a contemplar como los gorriones anidaban en las grietas de la casi centenaria torre que también muestra explotes en su estructura.
    Su gran estatura, la vejez y el deterioro, por no haber contado siquiera con una acción de conservación en toda su vida, está sumiendo en el más profundo estado de ruina y provocando un posible derrumbe por su propio peso, al conducto que hace más de 90 años no expulsa el humo de lo que fuera el central Velasco, en el municipio avileño de Primero de Enero.
    El avesado trabajador de la construcción se quedó atónito, junto a este reportero, en el instante en que aquellos funcionarios, les preguntaban: «¿Ustedes quienes son?».
    Después de mostrar carne de identidad, documentos demostrativos de cargos y profesiones, sobrevino otra impertinente interrogante: ¿Usted es periodista independiente…?
    El reconocido y diestro especialista en explisivos fue a iniciar un estudio para la posible solución a una vulnerabilidad o alto riesgo y salió trasquilado. No obstante, hizo su valoración y entregó un informe contentivo acerca de que por voladuras controladas no es aconsejable derribar la susodicha torre, por su mal estado constructivo y la cercanía a viviendas habitadas e instituciones sociales.
    Mientras aparece una alternativa salvadora, lo que sí empaña el medio ambiente comunitario es el hollín de la incomunicación interpersonal y la incertidumbre que se genera alrededor de la maltrecha chimenea del antiguo central azucarero Velasco.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu