Nicolás Ruiz Espadero, un clásico cubano

Nicolás Ruiz Espadero, un clásico cubano

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

En la extraordinaria historia de la música cubana, Nicolás Ruiz Espadero (1832-1890) es un clásico. Pocos compositores influyeron tanto en la conformación de un auténtico patrimonio cubano, y en la pedagogía de su arte. Nació y creció en un refinado ambiente artístico, circunstancia que aprovechó desde bien temprano. Con apenas cuatro años comenzó a estudiar piano con su madre. Y desde esa edad componía pequeñas piezas para ese instrumento.

El gran compositor nació en La Habana, el 15 de febrero de 1832.

A mediados de la década de 1850 es nombrado profesor de música en el célebre Liceo Artístico y Literario de La Habana y allí desarrolló una de las más significativas labores de enseñanza de la música en Cuba durante el siglo XIX. Y en esa institución se puso en contacto directo con las ideas nacionalistas de ciertos sectores criollos.

Pronto su obra como compositor ocupó la mayor parte de su tiempo, pero siguió siendo un maestro reputado. Muchos de los más grandes músicos cubanos de la segunda mitad del siglo fueron sus alumnos, entre ellos el imprescindible Ignacio Cervantes.

Ruiz Espadero trascendió sobre todo por sus composiciones. Fue uno de los más reconocidos autores del ámbito latinoamericano de su tiempo, particularmente popular en los escenarios europeos.

Y sus aportes son significativos sobre todo porque en su obra es notable “la marca” cubana que distinguió a tantos excelentes intérpretes y compositores. La crítica europea lo aclamó, los editores publicaron su música, él mismo ofreció exitosos conciertos.

Todavía vivo ya originaba ciertas polémicas. Algunos creían que, siendo tan buen músico, su fama no era tan grande como merecía en su país. Ciertamente, por momentos parecía más reconocido fuera que dentro. Y a estas alturas sigue siendo aquí relativamente poco conocido, a pesar de que integra la elite indiscutible de la música cubana de todos los tiempos.

Quizás contribuyera su carácter difícil (era muy introvertido, hosco, poco dado a las relaciones). Lo cierto es que convendría promover mucho más su gran obra entre sus actuales coterráneos. Hay una gran discografía, faltan más conciertos. Ruiz Escudero lo merece.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu