El sistema empresarial tiene que estremecerse

El sistema empresarial tiene que estremecerse

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Por René Tamayo León/Presidencia Cuba

La historia nos vuelve a ratificar que tenemos que desarrollarnos y resolver nuestros problemas por nosotros mismos, reflexionó el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en el análisis de la labor del Ministerio de la Industria Alimentaria (Minal) y el sistema empresarial del ramo en el año 2020, y las proyecciones para el año que avanza.

 

Foto: Estudios Revolución

 

Ante la escasez de divisas, el incumplimiento de los planes productivos en el sector durante 2020 fue grande. Según un grupo de producciones seleccionadas, apenas pudieron cubrir poco más de la mitad de los rubros alimentarios previstos.

La reflexión de Díaz-Canel fue a propósito del difícil período económico vivido (y que continúa) como consecuencia de los efectos de la COVID-19 y la agudización del bloqueo económico, comercial y financiero del gobierno de EE.UU. durante la administración Trump, el que se agravó durante la pandemia.

El sistema productivo cubano, y dentro de él la industria alimentaria, tiene que ir hacia un desarrollo más sostenible, más estable, principios que están en la visión de nación que nos hemos dado, señaló el Jefe de Estado.

Para lograr estos objetivos —continuó exponiendo en las conclusiones del encuentro— necesitamos un pensamiento que rompa con la mentalidad importadora y se apropie de la exportadora.

El titular del Minal, Manuel Sobrino Martínez, informó que el bloqueo de EE.UU. generó en 2020 pérdidas por 78 millones de dólares estadounidenses (USD) y la epidemia de COVID-19 provocó afectaciones por 55 millones de USD.

Entre las prioridades del organismo para el presente año, está incrementar la producción industrial de alimentos, desarrollar procesos inversionistas que permitan ir moder-nizando la industria y el fortalecimiento de la política de cuadros.

Entre los principales problemas que enfrenta el ramo, su titular enunció la tendencia decreciente e inestable en las entregas de materias primas agrícolas, la falta de respaldo en moneda libremente convertible (MLC), el déficit en las balanzas de azúcar, mieles y alcohol, y una asignación de combustibles que no respalda los niveles de actividad.

 

La tarea ordenamiento no fue «pan comido»

La Tarea Ordenamiento fue punto crítico y criticado en el balance de trabajo del Minal. Sobrino Martínez reconoció la aplicación incorrecta de precios mayoristas centralizados por las empresas, con mayor incidencia en el área cárnica y pesquera de La Habana, Matanzas, Holguín y Santiago de Cuba.

También se aplicó de forma generalizada el llamado Índice máximo de la media de la clase para formar los precios. Del cien por ciento de los precios revisados por esta causa —dijo— se han rectificado en el mes de enero el 66 por ciento.

El Ministro denunció problemas de calidad-precio en las producciones, fundamentalmente destinadas a la canasta familiar normada, por lo que se revisan formulaciones y se mantiene un monitoreo al cien por ciento de las mismas.

La implementación exitosa del Ordenamiento en la industria alimentaria fue limitada, además, por la no concreción de los contratos con el turismo y la cadena de tiendas (debido a inconformidades e interpretación en el método de formación de precios aprobado en la norma) y hubo demora en la aprobación del índice a aplicar a las producciones de las empresas mixtas, lo que se evalúa por los ministerios de Finanzas y Precios y de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera.

Y se reportaron afectaciones salariales —ya resueltas— a trabajadores de la actividad pesquera y la descarga de bu-ques, donde se aplicaban sistemas de estimulación en CUC con altas cuantías que ahora no se cubrían con los nuevos salarios.

 

Mirada nueva

Este es el tercer proceso de balances anuales que encabeza el Presidente de la República (los anteriores fueron en 2019 y 2020). Al sentar las pautas que guiarán la interacción de la dirección del país con los Organismos de la Administración Central del Estado para evaluar el trabajo de 2020 y las proyecciones para el 2021, el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, explicó que no será un análisis similar a anteriores.

Debido a la epidemia de COVID-19, el año 2020 no tiene otros períodos de referencia, y el 2021, por la implementación de la Tarea Ordenamiento, tampoco. Orientó concentrar las presentaciones y debates en las potencialidades que se tienen y no solo en datos comparativos. Serán reuniones cortas, para intercambiar, escuchar y discutir cómo vamos a enfrentar los desafíos que nos presenta el año 2021, enfatizó.

Marrero Cruz caracterizó el sector como de muy importante; vital por el impacto directo que tiene en la población. No estamos ajenos a las limitaciones, pero hay que revisar las prioridades y velar por la calidad en lo que se haga.

«La calidad —dijo— debe ser la bandera de los trabajadores de la Industria Alimentaria». Puso énfasis también en la inocuidad de los alimentos, la variedad, la sustitución de importaciones, las exportaciones, el desarrollo de la pesca y la acuicultura… «Tenemos que pensar en grande, aunque con los pies bien puestos en la tierra», los incentivó.

Ante la necesidad de rehabilitar la industria y crear nuevas capacidades, el Primer Ministros llamó a buscar soluciones alternativas y a innovar. Tenemos que pensar diferentes».

 

La primera prioridad es ideológica

«Todo lo que afecta a la Revolución tiene que preocupar a los cuadros», señaló el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al reflexionar sobre los impactos negativos de la Tarea Ordenamiento en la población, debido a que muchos de los que tenían que implementarla en los diferentes niveles no se prepararon bien.

«Los cuadros tienen que asumir la complejidad de los procesos, estudiar todos los días». Y lo primero es su preparación ideológica y la de los colectivos laborales, señaló.

El Ordenamiento necesita un constante vínculo con la población, sensibilidad ante los problemas del pueblo e inquietud revolucionaria. No se trata de cumplir tareas, si los nuevos precios eran altos —ejemplificó— los cuadros tenían que alertarlo, no quedarse callados.

Nadie —agregó— tiene la verdad absoluta para resolver un problema. Es necesario crear consensos y aprovechar la inteligencia colectiva. La autoridad hay que ganársela trabajando bien. La primera prioridad, insistió Díaz-Canel, es ideológica, las categorías económicas solas no nos darán desarrollo.

Sobre el trabajo de la industria alimentaria en 2020 y las proyecciones para el presente año desde una perspectiva de gestión de gobierno, explicó que hay que seguir fortaleciendo la institucionalidad del país. Todo lo que se haga tiene que estar a tono con la Constitución de la República y las leyes. Insistió así en el respeto a la autonomía empresarial y en potenciar la economía municipal.

El sistema empresarial de la Industria Alimentaria tiene que estremecerse, aprovechar las 43 medidas para el fortalecimiento de la empresa estatal socialista y sacarle el máximo partido a la Tarea Ordenamiento, reflexionó.

Díaz-Canel recordó los tres pilares de la gestión del gobierno: la innovación (aplicar la ciencia, la investigación, para ir a la innovación y resolver los problemas que tenemos), la informatización —y potenciar el gobierno y el comercio electrónico—, y la comunicación social. Sobre las proyecciones, indicó que el plan para 2021 es lo mínimo a cumplir y hay que hacerlo en medio de la compleja situación actual.

Nosotros —concluyó— podemos hacer más: más producción, más eficiencia, más ofertas, mejores diseños, diferentes gamas de productos, mayor optimización de los procesos… Solo así podremos tener una mejor situación económica y financiera. Solo así las personas ganarán más y también estaremos mejor.

 

(Tomado de presidencia.gob.cu)

6 comentarios en El sistema empresarial tiene que estremecerse

  1. Mucho tiene que hacerse en el sistema empresarial para que sea eficiente y responda a las necesidades del país de manera eficaz. Por ejemplo ETECSA como única empresa del sector debe mejorar su gestión y proponerse también en 2021 aumentar la oferta de equipos que vende a la población. Inconcebible que justo al inicio de la tarea ordenamiento no estén vendiendo ni un solo modelo de teléfono móvil en moneda nacional, ni siquiera los de teclas. Tampoco ofertan teléfonos fijos alambricos a la poblacion en ninguna moneda, tan solo los de recambio por una vez en la vida con la tarifa ahora de 240 pesos. En Mlc ofertan solo 2 o 3 de modelos de celulares. Muchos clientes necesitan reponer sus aparatos y la empresa no tiene oferta alguna, esta perdiendo ingresos por esa vía que necesita el país y nadie se percata de ello. También deberia, entre muchas otras cosas, rebajarse el precio de 8,75 pesos el minuto, inamovible desde hace años, pues toda la población no puede darse el lujo de acceder a planes o acceder a recargas y bonos

  2. «La historia nos vuelve a ratificar que tenemos que desarrollarnos…»

    Todo nuestro apoyo al Presidente y a su equipo de trabajo, a su agenda seguida con «ordenador- computador cuántico»: inclusivo, e infalible; antídoto para la chapuza y la falta de creatividad; remedio al que se espante por el alto costo que significa continuar con Fidelidad la soberanía e independencia recibida de manos de generaciones lejanas y más cercanas.

    Gracias.

  3. La pregunta es por qué las utilidades no se pueden pagar en las empresas mensualmente y tienen que ser trimestral, antes era anual. Por qué, si lo pagaran mensual hubiese una diferencia con el sector presupuestado que ahora tiene los mismos salarios. Escuché que las empresas S.A. son las únicas autorizadas a pagar mensual. Nos pasamos la vida poniendo medidas que molestan a los trabajadores y entonces años después… nos damos cuenta que podía haber sido de otra manera desde el principio y lo hacemos así, pero cuando lo deciden ya tarde, muchas personas decidieron irse de esos lugares y es lo que va a ocurrir en el sector empresarial que tiene igualado su salario con el resto de los centros. Los trabajadores comemos todo el año, todos los meses, todos los días y en el sector empresarial, bueno, en algunas empresas hay mucho trabajo, debían de pensarlo. Hay una lista larrrrrga de cosas que se van rectificando, que alguien decidió que fuera de una manera, creyendo que era bueno, y unnnnn día podía ser de otra. No siempre se toman las medidas con el real análisis crítico de lo que debe ser o no, muchas veces creemos que damos una buena noticia al pueblo y éste es un ejemplo, antes eran las utilidades una vez al año, ahora cada tres meses. Yo digo, si total, todos los meses las empresas deben ir viendo y separando sus utilidades para cuando llegue el trimestre. La diferencia con el resto de los centros la haría cobrar un poco más cada mes. Otro ejemplo fue cuando autorizaron a los que trabajaban y se jubilaban a quedarse en el mismo centro en otra plaza, saben como se perdieron personas, ahora se pueden jubilar y quedar en su plaza. Qué hizo que desde el principio no fuera así, qué hizo que cambiaran?

  4. Imagina como se estremece que en la division tecnologica de CIMEX VILLA CLARA cada ves que un trabajador se da baja congelan la plaza y cada ves es mas dificil entrar,entonces la empresa ofrece muy pocos servicios a terceros pero los tcp le estan cogiendo la delantera en todo,

  5. «El sistema empresarial tiene que estremecerse»
    «2020, pérdidas por 78 millones de USD, la epidemia de la COVID-19 provocó afectaciones por 55 millones de usd…como quedó claro en esta sacudida política, encuentro del cual se esperan aprendizajes y provechos, quedó claro que faltan por sumarle muchas otras afectaciones en esas cuenta ya casi infalibles de nuestra realidad de costo por ser libres e independientes en un dominio que antes de la Revolución era imperial.
    El bloqueo, un argumento ahorita de ciglo imperial, tan reiterativo como la recuperación calculada contra afectaciones ciclónicas y otros fenómenos naturales de cada año; son lamentos de pueblos gigantes y de hormigas laboriosas.
    Pero lo cierto es que una industria que se suponemos salvadora, generadora, multiplicadora de alternativas al bloqueo, que es estrategicamente clave para sociedades que se propongan facilitar y armonizar igualdades de género en una familia; no puede conformarse con subsistir en la rutina del picadillo con elementos que ni siquiera identifican sabores que igualen al artesanal y que su calidad final, resulte dificil de conservar fuera del refrigerador familiar, que su variedad es tan reiterativa como la lista de productos subsidiados y normados de la libreta de abastecimiento. Es una industria a la cual nuestra dirección de país hace el llamado y alerta de que es hora de cambiar su imagen insignia como productora y exportadora de rones y licores, de langostas y camarones entre otras cuyo etiquetado aun no son en su totalidad identificados en el mercado y en despensas familiares; quienes en definitiva son auenticos principales gestores y destinatarios de una inversión en industria alimentaria. Esperamos que nuestra industria sea eso, y también que exporte todo el ron procedente de nuestra industria azucarera que pueda.
    Gracias

  6. Buenos dias presidente,, para lograr todo esto que nos proponemos Ud y nosotros los cubanos patriotas que estamos en todas partes de este pais hay que sacudir la mata como decia mi difunto suegro,, hay muchos directivos a niveles empresariales y de OSDE que no tienen ni los deseos ni la intencion de cambiar porque no les conviene, porque ya tienen un nivel de vida y un confort adquiridos de la antigua manera que dirigian que ahora hacen tanta resistencia al cambio que la unica manera de le dejan al pais es IDENTIFICARLOS y sustituirlos y le digo no son dificiles de identificar, ademas como se dice en la biblia POR SUS FRUTOS LOS RECONOSERAN,, que viva cuba por siempre libre y sin ingerencia de nadie, esto lo vamos a resolver los cubanos patriotas que somos muchos

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu