Un mes después del Día Cero (Separata Economía)

Un mes después del Día Cero (Separata Economía)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (14 puntos, 3 votos)
Cargando…

Rafael Guevara Chacón, Esfera de Asuntos Económicos, CTC

Todos en sentido general aguardaban con gran expectativa el 1.o de enero como el ini­cio de la implementación de la Tarea Orde­namiento, aunque es preciso señalar que esta comenzó unos 15 días antes con los antici­pos salariales para trabajadores, jubilados y pensionados, y la revisión de aquellos casos que pudiesen resultar más vulnerables a la aplicación de las medidas.

Transcurrido el primer mes y aun cuan­do se han recepcionado y estudiado todas las preocupaciones de la población, para ser corregidas de ser posible, se aprecian insufi­ciencias en su aplicación.

Estas transitan por débil preparación de los que tienen la responsabilidad de su im­plementación en las diferentes instancias, unido a la falta de previsión del verdadero impacto, poca información a los trabajado­res, entre otras, que han provocado más insa­tisfacciones e incongruencias que las previs­tas en su diseño.

Algunas de estas últimas ya han podido ser solucionadas, con rebajas en los precios de los comedores obreros y del servicio de transportación.

Otros problemas han sido la demora en la notificación a los trabajadores del nuevo salario, inconformidades con este una vez aplicada la reforma salarial, cambio en las plantillas de cargo sin informar, lo que ha significado retrocesos en la escala salarial en comparación con la ocupada anteriormen­te, especialidades y profesiones en igualdad de escala sin tener en cuenta nivel de actua­ción o calificación, etcétera

Son solo algunos ejemplos de lo ocurrido en la esfera laboral, pero en estos y todos los demás casos lo fundamental radica en la agi­lidad e inteligencia con que seamos capaces de atender cada queja, reclamo o inconformi­dad, sea cual fuese su origen. La Tarea Or­denamiento es indispensable para avanzar, era de esperar que por ser tan abarcadora y compleja presentara tropiezos en su imple­mentación, aunque se ha sido celoso en el res­peto al principio básico de que nadie quedará desamparado.

Convertir el trabajo en la fuente funda­mental de sustento para los trabajadores y su familia, incentivar la promoción a cargos de mayor responsabilidad y complejidad, esti­mular a los de más nivel técnico y de direc­ción, e incrementar los niveles productivos y de eficiencia, hablan por sí solos de lo vital que resulta su instrumentación.

Su éxito dependerá de la ocupación y ac­tuación de todos los actores principales, en­tre ellos los trabajadores y su sindicato. Hoy necesitamos un sindicato más informado y preparado, para poder exigir a la adminis­tración su papel en cada caso, siempre con apego a todo lo recientemente legislado.

 

Misión compleja, pero ineludible

Enrique Cisneros Morris*

La Tarea Ordenamiento pone en ma­nos de las organizaciones sindicales una misión compleja pero ineludible, porque se trata de respaldar el pro­ceso más importante llevado a cabo en el país para avanzar en la actuali­zación del modelo económico cubano.

Seguir leyendo

Ello demanda del sindicato des­pojarse de formalismos y rutinas y desempeñar su papel de organiza­dor, representante y movilizador de los trabajadores con una cabal com­prensión de este proceso y el domi­nio de las normas jurídicas regula­torias de las transformaciones.

La capacitación es decisiva para que los dirigentes sindicales ganen en reconocimiento y liderazgo en­tre los afiliados y estén en mejores condiciones de orientarlos, aclarar sus dudas, canalizar sus preocupa­ciones, exigir respuestas y proponer soluciones a las administraciones.

En cuanto a la reforma inte­gral de salarios las organizaciones sindicales se han involucrado en el proceso, desempeñando el papel de garante de lo nuevo legislado, ya que de ello depende la aprobación de las plantillas, la categoría ocupacional, cargo y grupo salarial de los traba­jadores; y siempre que se detecten inconformidades o incongruencias, su deber es analizarlas con el em­pleador o con las instancias de la CTC, el sindicato y el Gobierno.

Otros dos motivos de atención han sido el pago a destajo, en el cual no siempre están creadas las condi­ciones para establecerlo o se aplica incorrectamente, y la participación en la elaboración del reglamento de distribución de utilidades en las em­presas para garantizar que allí don­de se aporte más la remuneración sea superior.

También la presencia del sin­dicato ha sido imprescindible en la negociación de los salarios de los trabajadores de las empresas con ca­pital extranjero para evitar atrasos o violaciones de lo establecido.

El otorgamiento de autonomía y mayores facultades a la empresa es­tatal socialista, escenario donde se adoptan actualmente las decisiones fundamentales relacionadas con el colectivo, acrecienta el papel de la organización sindical y reclama de ella un mayor dinamismo en la mo­vilización de los trabajadores hacia el cumplimiento con eficiencia de los indicadores económicos, la organiza­ción del trabajo, la incentivación del ahorro, la identificación de recursos exportables y de fórmulas para la captación de divisas, la sustitución de importaciones, el empeño por dispo­ner de una contabilidad confiable, el enfrentamiento a violaciones de pre­cios y otras irregularidades.

Con ese fin al dirigente sindical le toca aprovechar mejor los escena­rios naturales con que cuenta para el ejercicio de su papel: el aporte de cri­terios sólidos y valientes en las asam­bleas de afiliados y trabajadores y en la de representantes, como espacios de participación de estos en la gestión económica, y la exigencia a las ad­ministraciones de que lleven a ellas la información diáfana y crítica del quehacer productivo o de servicios; hacer valer sus opiniones y presentar propuestas en los consejos de direc­ción e intervenir activamente en la concertación de los Convenios Colec­tivos de Trabajo, en los que quedarán plasmados todos los asuntos negocia­dos con el empleador, entre ellos los relativos al costo de la alimentación, del transporte obrero, cómo aplicar el sistema de pago a destajo en la enti­dad y otros temas polémicos.

El propósito de colocar a los tra­bajadores no estatales como actores económicos en igualdad de condicio­nes, reclama del sindicato enfatizar en la afiliación, y concientizar que el interés colectivo debe primar so­bre el individual, de modo que todas las formas de gestión contribuyan al desarrollo del país.

Son misiones que constituyen un desafío a los métodos y estilos de trabajo tradicionales del sindi­cato, que requerirán ser revolu­cionados en constante vínculo y diálogo con los trabajadores.

* Jefe de Departamento de OTS y Empleo de la CTC

Entre fortalecer y ordenar

Francisco Rodríguez Cruz

Uno de los aspectos más interesan­tes y radicales que forman parte de la Tarea Ordenamiento ocurre hacia el interior de las empresas cubanas, aunque no tengan hasta el momento la misma visibilidad ni impacto público que otras aris­tas hasta hoy más debatidas como los precios y tarifas del comercio minorista y otros servicios básicos para la población.

Seguir leyendo

Porque entre las razones esen­ciales del proceso de unificación monetaria y cambiaria está preci­samente el perfeccionamiento del entorno empresarial, para corregir las deformaciones que con el tiempo la dualidad introdujo y arraigó en materia de contabilidad, finanzas, eficiencia económica, gestión impor­tadora y exportadora, e incluso en asuntos más próximos al trabajador, como los sistemas salariales y de es­timulación, los comedores obreros, entre otros.

En esta fase inicial son también estos últimos elementos los que pri­mero movilizan la atención de los colectivos laborales y sus organiza­ciones sindicales de base, por la in­mediatez en su efecto. El aumento del salario básico en comparación con su real poder de compra ante la devalua­ción del peso cubano, la distribución trimestral de utilidades, el precio del almuerzo y otros servicios internos que reciben los trabajadores, en este mismo instante se encuentran por eso más en el candelero del debate.

Sin embargo, lo que de ver­dad decide el juego, también en las aristas más inmediatas que acabamos de mencionar, son las medidas que cada empresa debe­rá echar a andar para conseguir un desempeño eficiente en las nuevas circunstancias.

Mayores gastos fijos, encareci­miento de las importaciones y es­tímulo a la exportación o la venta en moneda convertible dentro de nuestras fronteras, readecuación de los precios que les cobran los proveedores y prestadores de ser­vicios que impactan en los costos y la formación de sus propios pre­cios, bajo reglas estrictas para re­ducir el efecto inflacionario, son solo un pequeño ramillete de los múltiples factores que ahora los empresarios deben asumir, ajustar y ver sobre la marcha cómo evolu­cionan, para introducir las correc­ciones que resulten necesarias en aras de la salud económica de cada entidad.

Y no es que lleguen a este pun­to huérfanas de herramientas para afrontar el desafío. Las más de 40 medidas que en el último año se aprobaron para el fortalecimiento de la empresa estatal ya desbroza­ron el camino de la mayoría de los obstáculos que aún restringían su autonomía en múltiples facetas.

También es cierto que aprehen­der y poner en práctica todas esas nuevas oportunidades puede resul­tar complicado en medio de un pro­ceso tan complejo y profundo como la Tarea Ordenamiento, que ya de por sí implica tensiones y aprendi­zajes, con efectos a mediano y largo plazos que muchos equipos de direc­ción aún no tienen –y tal vez no pue­den tener– suficientemente claros.

Existe además un compromiso del Estado por facilitar ese tránsi­to, y para ello están previstas pro­tecciones y garantías en la medida de lo posible, sin que implique un retroceso al paternalismo o a la permisividad ante la ineficiencia.

Porque tampoco es imposi­ble hallar esa ruta del éxito. Hay ejemplos de entidades con proyec­ciones e ideas enriquecedoras que buscarán aprovechar al máximo esta coyuntura transformadora.

Darles voz y participación en esa remodelación de la empresa a sus tra­bajadores y dirigentes sindicales, y plasmar cada detalle de esos vínculos en el Convenio Colectivo de Trabajo, puede contribuir en mucho a desa­tar las fuerzas productivas, así como a zafar cualquier nudo o trabazón, lógico por demás, que surja durante esta etapa tan cambiante, donde ha­brá que transitar a paso forzado y con los menos errores posibles por ese ca­mino de fortalecer y ordenar a la vez.

Tira-fondo

 

Antídotos contra la incertidumbre
Luego de 52 años de tra­bajo y con 70 de edad muy bien llevados, César Alsi­na Leyva decidió tramitar su jubilación,
porque ahora podrá volverse a contratar en su mismo puesto de mecánico automotor,
en la emblemática planta capitalina de Cubana de Acero… Ver más

 

DEL LECTOR ::::::::::::::::::::::::::::::::::....................... CON LA LEY ::::::::::::::::::::::::::::::::::....................... PORTAFOLIO

La motivación por el trabajo
Uno de los objetivos de la Tarea Or­denamiento es ofrecer a los cubanos mayor igualdad de oportunidades a partir de promover el interés y la mo­tivación por el trabajo… Ver más
Ideas en torno a la Tarea
Es muy importante que el sector empresarial y las instituciones estatales den respuesta de inmediato a todos los señalamientos y a las contradicciones que se han presentado, y que son posibles de solucionar… Ver más
Textos de cabecera
La Gaceta Oficial de la República de Cuba ha publicado en varias ediciones extraordinarias más de un centenar de normas jurídicas, entre ellas el Decreto Ley 17 del Consejo de Estado, que… Ver más

Disponible para descargar en formato PDF: Separata Lunes 1 de febrero de 2021 Economía

Acerca del autor

Rafael Guevara Chacón

Esfera de Asuntos Económicos CTC, Departamento de Empleo y Salarios

11 comentarios en Un mes después del Día Cero (Separata Economía)

  1. Es indispensable explicar a los trabajadores que la capacidad adquisitiva de los salarios no depende de la cantidad nominal en pesos que reciban sino de la producción del país y, por tanto, de la oferta de bienes y servicios que exista. Mientras esa oferta no aumente o, peor aún, si la oferta disminuye, más bajo será el poder adquisitivo. No hay fórmula que pueda solucionar esta realidad.

  2. Es pteocupante el ESPACIO eIMPULSO que se les ha dado a las tiendas en MLC en detrimento a las demas cadenas comerciales y el bolsillo del que no recibe ayuda del extranjero.Tengo necesidades que solo podre suplir comprando DOLARES en el MERCADO NEGRO.O sea cometiendo una ilegalidad.Hay cosas que no acabo de entender por mucho que me esfuerce

    • El impulso a las tiendas en MLC es una solución.
      Lejos de ser en detrimento de las demás cadenas comerciales, es todo lo contrario, pues ese MLC será el que se use para comprar los productos de las demás cadenas comerciales.
      Al recibir ese MLC del extranjero es que se puede comprar productos para vender a quienes tienen necesidades.

  3. GRACIAS QUE TENEMOS ESTE ESPACIO PARA PONER NUESTRAS DUDAS E INCONFORMIDADES PERO NECESITAMOS RESPUESTAS DE LOS ALUDIDOS, TODAVIA ESTAMOS ESPERANDO QUE EN MI CENTRO EL SINDICATO SE REUNA CON LOS TRABAJADORES,MUCHOS NO SABEN LA NUEVA CUOTA SINDICAL Y NO SE HA FIRMADO EL CONVENIO PARA 2021,AQUI LO HABITUAL ES HACER LISTADOS DE COMPROMISOS POR LA PLANTILLA Y NO SE ENTREVISTA AL OBRERO.

  4. Ayuda :
    No tengo claro el calculo de la jubilación al que presente en este mes, y ya le corresponda por su edad. Si se calcula con el salario actual que devenga debiendo trabajar un mes con el nuevo salario para tener este como base de calculo ??????
    en espera de su aclaración

    Maria Juana Rodriguez Legrá

  5. Un gran problema E que se dejó a los empleadores estatales y no estatales imponer el precio que ellos considerarán lo cual No ordeno nada al contrario desordeno’ la economía cubana.
    Cada quien intenta obtener utilidades No reales a costa de la subida excesiva de los precios.

    • Esta claro que la descentralización en la política de precios trajo consigo que cada cual ajuste los precios a su conveniencia siempre en detrimento del pueblo.y ajora es muy difícil regular los precios velar por la calidad.es abusivo dejar al pueblo que choque con esta realidad

  6. Quisiera poder recibir una respuesta,en Dic me correspondia una quincena de vacaciones q por motivos ajenos a mi la corrieron para enero y cobre las misma por el cúmulo de salario anterior correcto pero ahora en febrero me descuentan los días descansados por el actual salario que es tremenda diferencia y lo veo injusto si me pagan vacaciones por el anterior salario como ahora me descotaran como 4 veces más es mucha la diferencia gracias por atenderme.

  7. Mi criterio es que el reordenamiento laboral era necesario hacerlo en nuestro país, pero creo que se cogio el peor momento para realizarlo con una crisis agudizada por la pandemia que habia elevado la mayoria de los precios, fundamentalmente del sector informal que es de donde se nutren las princiaples necesidades de nuestra población, además considero que lo que se comsebio por el equipo que llevaba años trabajando en esto no es lo que se ha aplicado en la realidad, los precios de casi todo se han disparado incluyendo el sector estatal que a mi parecer estan buscando la rentabilidad económica a costa de los precios, productos que no eran sudsidiados que ya eran caros han subido los precios de 3 a 5 veces, se necesita que cada aspecto sea evaluado con rigurosidad por los organismos competentes o sino no se ha resuelto nada con el incremento salarial.

  8. No estoy tan seguro que el reordenamiento salarial haya potenciado el trabajo como la fuente funda­mental de sustento para los trabajadores y su familia, ni ha incentivado la promoción a cargos de mayor responsabilidad y complejidad, ni esti­mula a los de más nivel técnico y de direc­ción. La vida se ha encarecido a niveles insospechados en todos los sentidos de la vida cotidiana, los precios van por las nubes ante la mirada impávida de todos, la canasta básica, el transporte, la pizza, el jugo, la tarifa eléctrica, la cuota sindical que no fue discutida con los trabajadores, todo y el salrio no alcanza sino para satisfacer lo obvio, lo minimo, como lo fue hasta diciembre de 2020. Nada ha cambiado o peor, todo ha cambiado para peor. Es mi humilde opinión. Hasta este minuto no veo beneficio alguno y no sé cómo podré comprar vestuario, calzado, tener alguna vacación digna…o sea, igual o peor. Saquemos cuentas.

    • MUY DE ACUERDO CON USTED ESTAMOS CLARO ESTO NO ES NINGUN REORDENAMIENTO MONETARIO CUANDO SE PAGA 2000.00 Y GASTAS 4000.00
      Y CON QUE SE COMPRA UNA MEDICINA EN LA FARMACIA CUANDO ENFERMA PORQUE DICEN MEDICINA GRATIS NO EL SERVICIO DE MEDICOS ES LO QUE ES GRATIS TODO LO DEMAS CUESTA ENTONCE ESTAN MANDANDO A ROBAR Y AQUIEN SE LE ROBA AL ESTADO POR QUE EL PARTICULAR NO SE DEJA ROBAR HAY QUE LEVANTARSE POR LA MAÑANA Y ROBAR A UNA FINCA ESTATAL CUANDO LA MALANGA EL PLATANO FRUTAS PARAHACER JUGO A UN ENFERMO O A UN NIÑO NO SE VEN PARA DONDE ESTAN SALIENDO LOS PRODUCTOS QUE SALEN EN EL NOTICIERO O ES MENTIRA LAS PUBLICACIONES DE LOS PERIODISTAS EL PUEBLO CON HAMBRE MISERIA Y ELLOS EXPORTANDO AHORA TIENDAS EN MLC PARA QUIEN PARA LOS GUSANOS QUE SE FUERON DEL PAIS Y CRITICAN EL GOBIERNO Y EL COMUNISMO QUE DA POR PENSAR QUE RESULTARON RECOJERAN DE LA JUVENTUD QUE ESTA SALIENDO USTEDES SABEN BIEN LO QUE PUEDE PASAR DE UN MOMENTO A OTRO Y SI SE ESPERA UNO O DOS AÑOS LO QUE HARA LA JUVENTUD SALIENTE PUES LA JUVENTUD DE LOS AÑOS 60 70 SE VA YA DE JUBILACION

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu