Trump y Pompeo: Dos mofetas terroristas contra el país patrocinador de la solidaridad

Trump y Pompeo: Dos mofetas terroristas contra el país patrocinador de la solidaridad

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 puntos, 2 votos)
Cargando…

Desechos por la derrota que sufrieron en las elecciones del pasado 3 de noviembre, el saliente mandatario de EE.UU., Donald Trump, y el próximamente despedido secretario de Estado, Mike Pompeo, son hoy dos mofetas terroristas agresivas contra Cuba, el país que siempre ha patrocinado la solidaridad.

Ambos cadáveres políticos, que aún alucinan con ser los dueños del planeta tierra, siguen obsesionados con la Revolución cubana porque soñaron con derrocarla durante su perversa y truncada permanencia en la Casa Blanca, y no lo lograron como tampoco lo pudieron hacer todos sus predecesores en los últimos 60 años.

Trump y Pompeo, conocidos incitadores de la violencia, el uso de la fuerza y los golpes de Estado en EE.UU. y en el mundo, decidieron incluir nuevamente a la mayor de las Antillas en la lista espuria de Washington de naciones patrocinadoras del terrorismo.

Tal determinación no es otra cosa que un síntoma clásico de los estertores de la muerte que padecen ambos, y de la impotencia que los tiene en estado terminal sin cura por no haber podido con Cuba, pese a que le arrecieron el bloqueo y las agresiones a la isla, en medio de la pandemia de la Covid-19.

Se van muy pronto al lugar que les toca, al basurero de la historia, y como muy bien se dice en castellano, con la cola entre las piernas, además de despreciados por la humanidad y sus propios compatriotas.

Saben muy bien también que su destino puede ser incluso peor, dado que razones hay para sentarlos en el banquillo de los acusados, y juzgarlos por crímenes de lesa humanidad en un tribunal internacional.

Cuba, en cambio, goza del mayor prestigio de su historia porque a pesar de la postura agresiva y el cerco que le impone Washington, ha demostrado ser una vez más una nación patrocinadora de la solidaridad, de la salud, de la colaboración y del humanismo.

Mientras Trump y Pompeo son responsabilizados con la muerte de miles de estadounidenses a causa de la Covid19, la mayor de las Antillas es reconocida por salvar miles de vidas en numerosos países de todos los continentes con sus brigadas médicas internacionalistas que han enfrentado la pandemia donde se les ha solicitado.

Por supuesto que esa conducta de Cuba le duele mucho a los muy pronto desempleados de la Casa Blanca, y esas mofetas terroristas quieren obstaculizarle el camino a la próxima administración del presidente, Joe Biden, en sus futuras relaciones con la isla antillana.

Sin embargo, Biden puede echar por tierra esa vieja y fracasada política una vez asuma las riendas de Washington, e iniciar una nueva etapa en los vínculos entre ambos países vecinos que ponga fin a seis décadas de hostilidad y bloqueo criminal contra los cubanos.

3 comentarios en Trump y Pompeo: Dos mofetas terroristas contra el país patrocinador de la solidaridad

  1. El país más terrorista del mundo, EU, que ha convertido ese sucio accionar en política de Estado, acusando a otros de terroristas para tratar de compartir ese pecado capital. Desde su fundación como nación ha estado realizando acciones de terror, robo, usurpación, atracos, fechorías, que lo han llevado hoy a ser un imperio del mal. Durante las primera y segunda guerra mundial se beneficio desde el punto de vista económico, enormemente y después ese poderío lo ha utilizado sistemáticamente para bloquear, obstaculizar, chantajear, avasallar. Luego en las décadas del 50 al 70 del siglo pasado destruyeron prácticamente a todo el Viet Nam heróico, aunque nunca pudieron ocuparlo, del 70 al 90 del ciclo pasado atacaron fuertemente a los movimientos de liberación nacional, utilizaron la mentira para invadir países como a Irak, invadieron a Granada, Panamá, fueron artífices de inmensidad de acciones para destruir el sistema socialista europeo, y luego no satisfechos siguen atacando a Rusia, arremetieron y aún lo hacen con China, apoyaron todos los regimenes fascistas del mundo como el de Anastacio Somosa en Nicaragua, Pinochet en Chile. Contra Cuba han cometido atrocidades por más de 60 años, desde quema de cañaverales hasta ataques a nuestras embajadas, una brigada ataco al país por Playa Giron en 1961 y luego impuso un bloqueo naval, cuestiones todas en las que no se puede olvidar el cruel bloqueo acto que clasifica como política de terrorista. Por eso es bueno preguntarse en realidad de que burla habla EU cuando menciona listas de países terroristas.

  2. «Trump y Pompeo: Dos mofetas terroristas contra el país patrocinador de la solidaridad»

    Cuba, desde que puede regir soberanamente el destino de su vida con la Revolución de participación popular en 1959, tiene su conciencia tranquila de haber avanzado hacia una justicia ciudadana nacional y de haber compartido su modesto aporte solidario logrado con esfuerzo y sacrificio propio en el intercambio con el mundo.
    De igual forma Cuba tiene también una amplia hoja de servicios que mostrar cuando generaciones enteras han combatido agresiones y han luchar contra el terror de políticas hegemónicas e intervenciones militare del vecino poderoso de norteamérica . Generaciones enteras del pueblo cubano se ha enfrentado al reto de la expansión de rapiñas tanto colonial así como imperial. En cambio señores como Trump y Pom(…) figuras con lastres combinados de conciencias legisladoras coloniales e ínfulas de expansinistas monopólicas imperiales quienes en sus delirios de fracasados políticos, cargados de una decadente impotencia en el podera cusan todo el daño político a su alcance a sus sucesores de turno, arremeten contra la solidaridad médica transparente del pueblo cubano.
    Que justo sería despertarle la memoria inyectadas de tanto odio y revancha ciega a estos personajes quienes se aferran al poder y al odio: abrir en locales de la ONU un libro testimonio, cuyo primer capítulo agrupe los nombres inocentes de niñas y niños asesinados víctimas de acciones bélicas deliberadas, de políticas genocidas contra pueblos en Vietnam (crimen más denunciado en las calles y frente al Capitolio norteamericano) y en diferentes partes del mundo, de prácticas retorcidas residuales de expansiones económicas y territoriales, de opresión discriminatorias, de prepotencia y uso de fuerza y poderio bélico, tecnológico, cultural u otras formas contra el inevitable avance de la diversidad de civilizaciones y del ciudadano y de la protección al entorno natural que lo sostiene.
    Páginas que incluyan la condena permanente con nombres de niñas y niños vietnamitas asesinados por bombas con cargas tan mortífera como el napalm. Territorios donde se cuenta que los niños temían mirar al cielo porque desde ahí les llegaba la muerte.
    Páginas con nombres como Masa Radovic, quien narró el miedo de la población infantil de Yugoslavia donde murieron 89 niños entre datos que se hayan podido contabilizar producto de bombas supuestamente inteligentes, producidas por industrias y patentes bélicas norteamericanas.
    Páginas y más páginas seguramente kilómetros de páginas acusatorio contra el pensar reaccionario, fascistoide de figurantes igual a los «señora Trump, Pom(…) y sus sguidores igual a ellos, que se sostienen robando el aporte del contribuyente norteamericano o, de otros pueblos según su procedencia.
    (Lista infinitamente grande de incriminaciones).

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu