RETRATOS: Los secretos del buen asado

RETRATOS: Los secretos del buen asado

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (15 puntos, 3 votos)
Cargando…

Emilio Sánchez sabe asar el puerco como pocos. Aún recuerda cuando era niño y se pegaba a su tío Santos Quijarro, para ver cómo el hombre se sentaba horas y horas junto a la parrilla a atender el fuego para que no se pasara y la carne quedara perfecta. Casi siempre era en la finca El coco, bajo la brisa de los árboles y la fragancia de las mariposas. A veces el tío quitaba un pedacito del pellejo dorado y se lo daba a probar al sobrino, que, sin perder tiempo, decía: “está riquísimo”.

 

Fotos: Agustín Borrego

 

Con el tiempo, Emilio también pasó a ser muy apreciado en su barrio, Pijirigua, por la forma en que hace los asados. En días de cumpleaños, y, sobre todo, a fin de año, la familia lo demanda para que realice esa tarea, que se convierte en placer.

Según cuenta, es preciso que el cerdo esté bien adobado; contar con carbón, y el horno o parrilla. “Se pone a fuego lento, a veces hay que acelerarlo un poco, me gusta echarle a la candela algunas hojas de guayaba; el animal se tapa con hojas de plátano o una yagua. Hay que virarlo para que dore parejo. Uno no se puede impacientar, tampoco distraer mucho”.

Fotos: Agustín Borrego

 

Para él este es solo un pasatiempo. Le gusta, dice, contemplar la alegría de la familia, ver cómo se disputan los pedacitos de carne, y entonces el recuerda a su tío Quijarro, que le dejó los secretos de uno de los platos preferidos por los cubanos, en cualquier tiempo, pero en especial el fin de año.

Hombre trabajador, es hoy un experto albañil, oficio que aprendió de su difunto padre. Lo mismo pone bloques que azulejos; hace el baño o una cocina, cualquier cosa, y eso lo aprecian bien en la UBPC Rigoberto Corcho, en Artemisa, donde labora.

Fotos: Agustín Borrego

 

Querido por la familia, amante de su esposa, hijos, madre y hermanos, siempre está al tanto de los detalles. No por gusto, todos lo reclaman y no precisamente para fin de año, sino, todo el tiempo.

 

Lea Retratos anteriores

Acerca del autor

Graduada en Licenciatura en Periodismo en la Facultad de Filología, en la Universidad de La Habana en 1984. Edita la separata EconoMía y aborda además temas relacionados con la sociedad. Ha realizado Diplomados y Postgrados en el Instituto Internacional de Periodismo José Martí. En su blog Nieves.cu trata con regularidad asuntos vinculados a la familia y el medio ambiente.

3 comentarios en RETRATOS: Los secretos del buen asado

  1. Es un hermoso comentario sobre la cocina y el ahumado del cerdo, ojala esta tradición no se pierda porque ya están muy escaso la carne de cerdo y esto puede pasar como los juguetes que existían para los niños como un recuerdo infantil cada año en celebración en el día de la infancia, hoy todo cubano admira un asado pero sino mantenemos esta tradición se quedaría en la historia, gracias a María de las Nieves por tocar este tema, gracias a Emilio Sánchez por mantener esta tradición en su pueblo y que la juventud de hoy divulgue esta cocina, felicidades al colectivo por dar a conocer esta noticias y como otras para recordar la idiosincrasia del puro cubano
    Saludos cordiales

  2. Historia linda e interesante, bien contada. Siempre queremos un cerdito con cuerito crujiente y lograrlo no es fácil. Tradición, cubanía. Me di gusto leyendo este texto de María de las Nieves y contemplando las imágenes de Agustín. Feliz fin de año.

    • Betty, gracias por tus palabras, esos saberes huelen a familia, a tradición. Felicidades para ti y todos en casa, cariños.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu