Icap: 60 años abrazando la amistad (Especial)

Icap: 60 años abrazando la amistad (Especial)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 puntos, 1 votos)
Cargando…

“Cuba no anda de pedigüeña por el mundo. Anda de hermana y obra como tal. Al salvarse, salva”. Como avizorando, alertando, guiando, ha estado siempre esta máxima martiana en la raíz, la savia, la esencia misma de una institución que este 30 de diciembre cumple 60 años y aunque ha estado ya al frente de muchas y complejas batallas, parece renacer cada día: el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (Icap).

 

 

Recoge la historia que en la ley número 901 de la Gaceta Oficial de la República de Cuba de 1960 quedó registrado la constitución  del Icap “con el propósito de estimular y facilitar la visita a Cuba de los representativos de los sectores populares y progresistas de todos los países que mostraron interés en conocer directamente las transformaciones sociales, económicas y políticas en Cuba a partir de enero de 1959”.

De esta forma adquiría carácter legal el accionar de una institución que desde el mes de octubre daba sus primeros pasos, contribuyendo a  organizar la actividad de numerosos grupos de personas que desde América, Europa y Asia apoyaron a la naciente Revolución cubana contra la cual se manifestaba con fuerza descomunal la arremetida del Gobierno de EE. UU.

Se iniciaba así un camino en el que la bandera de lucha seria la Solidaridad incondicional y en el que los encuentros entre los pueblos, el entendimiento, el diálogo, el respeto, la comunicación y la ayuda mutua centrarían los esfuerzos de quienes, sin importar en que posiciones geográficas estuviéramos, abrazaríamos la idea de compartir lo que se tiene a pesar de cualquier circunstancia y acompañar las causas justas del mundo. Como abanderado principal y gestor de cada idea del Icap, el líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz con su luz futurista y su enorme visión de humanidad.

Proponemos, en saludo a este nuevo aniversario, un acercamiento a algunos hitos de esa historia de 60 años.

El camino de la Solidaridad

Desde la Primera Declaración de La Habana, la naciente Revolución Cubana definía ya, como parte de su espíritu de lucha, su carácter internacionalista: “El deber de cada pueblo a la solidaridad con todos los pueblos oprimidos, colonizados, explotados o agredidos, sea cual fuere el lugar del mundo en que estos se encuentren y la distancia geográfica que los separe”.

No resulte extraño entonces que fuera el Icap quien se convirtiera –al decir de la Doctora en Ciencias e historiadora Olga Romero Espinosa– “en vínculo idóneo, capaz de cumplir con el interés de aquellas personas e instituciones que trabajan para la defensa de la Revolución cubana y mantienen con entusiasmo sus muestras de admiración, simpatía y apoyo a lo largo de estos largos años”.

En sus textos sobre la historia del Instituto, Romero Espinosa recoge que en la Campaña de Alfabetización en 1961, participaron amigos de 21 países que  fueron atendidos, especialmente, por la compañera Tamara Bunke Bider (Tania la Guerrillera) quien fuera entonces traductora y que desde entonces, se atendió a todos los sectores revolucionarios y progresistas en el mundo que alzaron sus voces solidarias para condenar los planes de agresión del imperialismo yanqui contra la Mayor de las Antillas.

“Durante el ataque mercenario de Playa Girón, en abril de 1961, también se derramó la sangre de defensores de la Revolución cubana que en muchas ciudades latinoamericanas y del mundo salieron a las calles para protestar contra la intentona contrarrevolucionaria fraguada por la CIA. El Icap tuvo entre sus objetivos también la atención a todos los marinos que arribaban a puerto cubano a través del Círculo Internacional de los Marinos, subordinado a la Institución”.

 

El Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, desde su fundación, tiene su sede central en el inmueble ubicado en la calle 17, marcada con el número 301, seleccionada por Celia Sánchez Manduley.

La edificación integra la lista de mansiones que con carácter social, se han utilizado como los palacios de la Condesa de Revilla de Camargo (Museo de Artes Decorativas), la del millonario banquero Juan Gelats (sede de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba) y la de Juan Pedro Baró y Catalina de Lasa (Casa de la Amistad del Icap).

 

Elsy Frómeta
Cartel: Elsy Frómeta

Desde sus inicios el Icap sale de los marcos de la capital y gracias a los vehículos entregados por la dirección del país trasladan visitantes, amigos e invitados de muchas partes del mundo a todo el país, como una forma de acercarlos personalmente a la obra de la naciente Revolución.

Su historia recoge también con orgullo la participación de varios de sus trabajadores en la guerra de Angola, en la cual fallecieron Severino Rodríguez Danger en 1975 y Luís M. Bárzaga Navas en 1978.

Ha centrado además una de las batallas más largas e incesantes de amigos, los pueblos y organizaciones de todos los continentes a favor de nuestro pueblo: la lucha contra el bloqueo impuesto por el Gobierno de Estados Unidos por más de 60 años. Han levantado sus voces en todos los escenarios y en muchos formatos: en Naciones Unidas, en las calles de sus países, en actos y encuentros de solidaridad, frente a las embajadas estadounidenses en sus naciones, mediante carteles, pancartas, financiando mensajes en medios de comunicación y en los años más cercanos, en disímiles convocatorias realizadas a través de las redes sociales en Internet.

 

Recibimiento de la V Caravana de Pastores por la Paz, en 1996, con la presencia del líder de la Revolución, Fidel Castro. Foto: Cortesía CMLK.

 

A lo largo de los años y en las etapas difíciles del periodo especial, ante las más difíciles condiciones económicas impuestas a nuestro pueblo, a través del Icap organizaciones hicieron llegar ayuda a Cuba, condenaron y denunciaron leyes extraterritoriales y discriminatorias como la Ley Torricelly y la Helms-Burton.

Se organizaron las visitas a la Isla de más de 15 brigadas internacionales de trabajo voluntario y delegaciones individuales, siendo la abanderada la brigada Venceremos (1969), integrada por norteamericanos, que en desafío las restricciones del bloqueo, prestó su ayuda solidaria en la zafra azucarera de los 10 Millones junto a otras agrupaciones solidarias de varios países.

Brigadas internacionales llegadas a Cuba han dejado su huella en el Campamento Internacional Julio Antonio Mella creado en Caimito del Guayabal y en las diferentes provincias del país:
Brigadistas en el Campamento Internacional Julio Antonio Mella Foto: Roberto Busto/ Granma

Brigada Nórdica (1970),

Brigada José Martí (1973),

Brigada Antonio Maceo (1977),

Brigada Cruz del Sur (1983),

Brigada Carlos Roloff en 1983 (ya no existe)

Brigada Juan Rius Rivera (1991)[/column]

Brigada Che Guevara de Canadá (1992),

Brigada Suramericana (1993),

Brigada Latinoamericana (1994)

Brigada haitiana Antenor Firmin (2014),

Brigada Primero de Mayo a partir del 2005

 

Otros dos momentos de nuestra historia marcaron los objetivos de trabajo de la Institución y la hicieron centrar importantes y definitorias misiones en relación con la solidaridad internacional, pues aquello que en sus inicios también tuvo como objetivo brindar la solidaridad a las causas justas del mundo, mostró cuánto esta pequeña Isla rebelde e insumisa, antimperialista por esencia, era capaz de atraer de amor, hermandad y apoyo internacional.

La batalla por la liberación del niño Elián González de las garras del imperio y el regreso a su patria, con su pueblo y su familia tuvo respaldo en millones de voces gracias a los grupos de solidaridad y organizaciones internacionales que llegaron a crear Comités en todo el mundo.

Lo mismo ocurrió por la lucha de los Cinco Héroes cubanos prisioneros en Estados Unidos por más de 15 años, cuyo reclamo internacional y la formación y labor permanente de más de 300 Comités por su liberación, fue parte esencial en su liberación, como también lo ha sido el reclamo por la devolución de la Base Naval de Guantánamo.

 

 

Los trabajadores y especialistas del Icap contribuyeron a que grupos de exiliados que huyeron de sus países durante la época de las dictaduras recibieran el apoyo de Cuba y tuvieran acá su segunda patria; han participado en la atención de más de 40 mil estudiantes de países de América Latina, Asia, África, Europa y EE. UU. que se han formado en nuestras escuelas y Universidades y posteriormente se creó la Agencia de Viajes AMISTUR CUBA S.A. que no solo se convertiría en una fuente de autofinanciamiento, sino que permitiría los viajes a todos los rincones de nuestro país y el conocimiento de nuestra historia y modos de vida.

 

La atención a las Caravanas Pastores por la Paz de Estados Unidos que nos visitan con su ayuda solidaria desde 1992, y desde 1990 a la organización japonesa Crucero por la Paz (Peace Boat) marcaron también un antes y un después en la historia de la institución y de la solidaridad internacional con Cuba, así como la organización de Encuentros Mundiales de Amistad y Solidaridad con la Mayor de las Antillas efectuados en La Habana en 1994 y en el 2000 y más recientemente, el Encuentro Antimperialista de Solidaridad por la Democracia y contra el Neoliberalismo realizado en el 2019.

 

Icap por dentro

  • El Icap ha cambiado su estructura en las diferentes etapas. De institución nacional, radicada solamente en la capital, en 1962 se crean las Delegaciones Provinciales.
  • Actualmente tiene oficinas en 13 provincias del país y en el Municipio Especial Isla de la Juventud.
  • La sede central está estructurada en cinco direcciones geopolíticas que se fueron transformando desde regionales, departamentos hasta llegar a lo que son en la actualidad: América Latina y el Caribe; Asia y Oceanía; África y Medio Oriente; Europa y Norteamérica.
  • Hay otras direcciones como la Dirección de Información y Análisis (DIA), Aseguramientos y Protocolo.
  • Se brinda atención a estudiantes y a residentes extranjeros desde sus respectivas oficinas.
  • Entre los eventos y encuentros internacionales que han tenido al Icap como centro de su organización están: la Conferencia de los Pueblos (1962); La Primera Conferencia de Asia, África y América Latina (TRICONTINENTAL-1966); la Organización Latinoamericana de Solidaridad (OLAS,1967) y el Congreso de Cultura (1968) entre otros.
  • Por la cantidad de eventos que realizaba se creó el Departamento de Congresos (1967), antecedente del Equipo de Servicios de Traductores e Intérpretes (Esti).

 

Razones para la esperanza

A 60 años de su creación, el Icap cuenta con mil 623 organizaciones de amistad y solidaridad en 174 países y con 12 asociaciones cubanas solidarias con el mundo, amigos y amigas a los que Cuba ha extendido también su mano de muchas formas.

 

 

En un mensaje enviado por el Héroe de la República de Cuba y actual presidente del Instituto, Fernando González Llort, a amigos de todo el mundo mediante un Encuentro Virtual realizado el pasado día 17, se resumían estos años de múltiples misiones y se precisaba el camino a seguir:

“Nuestra querida institución se ha convertido en sitio de encuentro de diversas culturas, centro de reflexión sobre la realidad cubana e internacional; así como lugar para el debate y el intercambio de experiencias. La inserción en las diversas plataformas sociales, acorde a las nuevas tecnologías de la comunicación, nos han permitido un mayor alcance en las posibilidades de llegar a un espectro más amplio de organizaciones, sectores sociales, grupos y fuerzas políticas que escuchan nuestros mensajes, conocen nuestras realidades y se suman, tanto a la ampliación constante e inclusiva del Movimiento de Solidaridad con Cuba; como a la unidad y rejuvenecimiento de la más grande red de amigos en todo el orbe que es el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (…)

“Tengan plena certeza de que, a pesar del complejo panorama internacional, el Icap continuará luchando por las reivindicaciones de justicia en Latinoamérica, contra la ocupación territorial de Palestina y la República Árabe Saharaui Democrática, por la descolonización de Puerto Rico y la defensa de nuestra autonomía e independencia por un futuro de paz para la humanidad, porque nuestro compromiso es con la creación de un ser humano nuevo en un mundo mejor.

“Hoy nuestro Movimiento de Solidaridad en todo el planeta solo tiene un nombre: Fidel Castro Ruz, cuyo legado de hermandad, patriotismo e internacionalismo fructifica en el ejército de batas blancas, nacidos con la Revolución, que salieron a combatir la pandemia de la COVID-19 allí donde el deber los llamaba, recibiendo a cambio el premio noble de las vidas que salvaron y que continuarán salvando donde sea necesario (…)

“En esto 60 años de existencia, el Icap se ha legitimado como la gran Casa de las amistades que perduran y de los más heterogéneos compañeros de lucha, donde las diferencias de idiomas, costumbres y creencias no constituyen barreras; son elementos de unión.

“No estamos solo para hacer llegar a nuestro pueblo la solidaridad mundial; como todo el pueblo cubano tenemos, además, el orgullo y la satisfacción de practicarla, bajo el principio de que la solidaridad no beneficia solamente a quienes la reciben, si no también, ennoblece a quien la ejerce.

“Para las próximas décadas de existencia del Icap, nuestro compromiso como institución que siembra Amistad por el todo el mundo, es cosechar Amor y Solidaridad con todos y para el bien de todos los amantes de la paz. Para siempre, nuestro Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, martiano y fidelista, continuará comprometido con la verdad y las luchas de los pueblos en el camino hacia la integración de la humanidad.

Gracias a todos los amigos de Cuba.

¡Viva la solidaridad mundial!”

Un comentario en Icap: 60 años abrazando la amistad (Especial)

  1. Compañer@s del ICAP
    Les felicito con toda mi fraternidad por el trabajo que han desempeñado durante tantos años, 60, con el entusiasmo del compromiso adquirido conscientemente con su Revolución y con la Justicia y Dignidaf en todos los Pueblos del mundo.
    Los quiere
    Tere López.
    Instituto Mexicano Cubano de Relaciones Culturales «José Martí».
    Guadalajara, Jalisco, México

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu