La Guagua: Otro escudo contra el nuevo coronavirus

La Guagua: Otro escudo contra el nuevo coronavirus

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 puntos, 1 votos)
Cargando…

Como se anunció en Viajeros que arriben a Cuba deberán presentar prueba para Covid-19 a partir del 10 de enero del 2021 se establece como requisito obligatorio para todos los viajeros que arriben a Cuba procedentes del extranjero, la presentación de los resultados de una prueba PCR-RT para SARS Cov-2, de un laboratorio certificado en el país de origen y realizado en un período de 72 horas antes del arribo a Cuba.

Esa decisión responde

al repunte de los casos detectados con fuente de infección en el extranjero, fundamentalmente tras la reapertura de los aeropuertos de la isla a mediados de octubre pasado, y de La Habana un mes después.

 

 

 

Con más de mil casos activos, Cuba presenta el escenario epidemiológico más complejo desde el inicio de la pandemia hace nueve meses, por lo cual los Comentarios Digitales respaldan esa decisión y expresan confianza y deseos de que será la solución:

José Figueroa dice

Esta medida se debió hacer desde que se abrieron los aeropuertos.

Soy un crítico de ver cómo el gobierno de los Estados Unidos de América, se ha preocupado más por la economía que por las vidas de sus ciudadanos.

Aplaudía la actitud de Cuba que pese a soportar el mayor e injusto bloqueo y de soportar las inclemencias del tiempo, cerró todo, hasta el movimiento en La Habana.

Al ver que se comenzó a relajar las entradas a los extranjeros restringidas solo a cayos o polos turísticos y por último la apertura total de los vuelos comerciales, me dije, esto traerá problemas y ahí estamos, se perdió el control, ojalá esto pueda frenarse.

José Abreu dice

Ya era hora de aplicar esto. Gracias Cuba

 

desde Niquero dice

Un contacto de caso confirmado: Este contacto y su familia regresaron de La Habana disfrutando con extranjeros y sin ningún tipo de responsabilidad llegaron a Niquero y comenzaron a visitar personas, a saludar vecinos, conocidos, incluso enviaron las niñas a la escuela primaria Frank País sin informar que tenían familiares en su casa que habían llegado de La Habana, inclusive dentro de las visitas realizadas algunas las realizaron sin la mascarilla.

Entonces nos preguntamos los que nos cuidamos «¿COMO QUEDO YO?». Incluso cuando en ocasiones se iban a pesquisar no estaban en su hogar. Ahora las consecuencias las paga un pueblo entero, simplemente por una negligencia de estas personas. Un pueblo que durante todo este tiempo no tuvo que lamentar ningún caso positivo de Covid-19.

Otra cosa que quiero plantear es que por parte de las autoridades competentes no se le prestó la seriedad requerida a este asunto tan delicado, ¿por qué si se sabía que estas personas andaban en la calle saludando, no se tomaron las medidas legales que corresponden, por qué no se ha delimitado la cuadra donde viven estas personas con las barreras de control de acceso para evitar que otras personas que no saben pasen por la acera de esa casa y estén en riesgo de tocar una reja por ejemplo un niño inocente que pase?

Por favor, esto es algo serio y aun existen personas indolentes que no tienen la percepción del riesgo, hay que aplicar la ley a los que incumplen las medidas sanitarias orientadas por la máxima dirección. Ahora esa persona tiene 37 contactos que se sepan y nos preguntamos por qué y clara está la respuesta: por INDOLENCIA, NEGLIGENCIA y FALTA DE CONCIENCIA.

José Orlando Suárez Sierra dice

Mi opinión es que es más racional desde el punto de vista económico y sanitario aislar a los viajeros INTERNACIONALES que arriban al país hasta que se tengan los resultados del segundo PCR.
Lo considero así ya que en la práctica la mayoría de estos viajeros, para no ser absoluto, no cumplen con los protocolos sanitarios.

Ejemplo de ello es el brote ocurrido en el barrio de Altamira aquí en Santiago de Cuba que puso en tensión al sistema sanitario de nuestra provincia después de más de 200 días sin reportar ningún caso.

¿Cuántos recursos económicos se hubiera ahorrado el país con el aislamiento de este ciudadano procedente de México?

¿Cuántas preocupaciones nos hubiéramos evitado con el simple aislamiento de este viajero?

Espero que las autoridades tomen nota de todo esto. Desde Santiago de Cuba un saludo revolucionario.

 

Dr. Carlos M Santana dice

Debemos apelar a la conciencia de los ciudadanos, pero siempre es más conveniente aplicar lo establecido con multas bien altas a todos los implicados como se realizó en la capital con el uso o el uso incorrecto del nasobuco y los carros circulando sin autorización. Se demostró que la letra entra con sangre, un viejo refrán que aprendí en la infancia y no pierde vigencia. La sociedad no puede cargar con los gastos de aislamiento de todo viajero que ingrese al país, algo que, sí puede hacer las familias individualmente, pero deben cuidar la salud de todos sus integrantes como está establecido en los protocolos. Si alguno de los viajeros es positivo de la Covid 19 es otra cosa, se ingresa y a salvar la vida que es lo más preciado.

 

Lázaro Tito Valdés León dice

Estoy muy de acuerdo con la opinión del Dr. Carlos M. Santana. Hay que ser enérgico con los incumplidores, tiene que ser responsabilidad del que nos visita o del que regresa porque estaba varado, cumplir los protocolos establecidos, porque vienen enfermos y no cumplen con el aislamiento y a contagiar más personas.

Hay que sancionar al visitante y a la familia, cuando se organicen fiestas por invitación del que viaja, sancionar a todos para que haya respeto de lo establecido. Las medidas se aprueban para aplicarla, no para complacerse con ellas.

En Artemisa como municipio y provincia ha existido indisciplinas muy serias, de personas que nada les importa la salud de los demás. El Estado crea los mecanismos para tratar de salvar a los afectados y otros se dan el lujo de incumplir descaradamente lo establecido.

Respetando lo establecido, severidad con los que incumplen y si las autoridades del municipio afectado no las hace cumplir que sean sancionados y sustituidos de inmediatos que esos están de más en sus cargos, la mano tiene que estar fuerte y las piernas también, a quienes les flaqueen que se les aplique lo que debe aplicarse. Recuerden que el enemigo está dentro de nosotros, no creamos que todos somos buenos y lo hecho fue sin querer. Mucho cuidado que un descuido nos puede costar muy caro.

 

En resumen: Ya Cuba logró un nivel de control en el enfrentamiento al nuevo coronavirus superior al de países altamente desarrollados, y a pesar de coincidir la entrada al país del SARS-CoV-2 con el recrudecimiento del boqueo del gobierno de EE. UU. y también de fenómenos naturales.

Está suficientemente probada la eficacia de la estrategia y de las tácticas previamente diseñadas y que se han ido actualizando como en este caso en que la fuente de contagio proviene del exterior, por lo cual esta medida también es respaldada por las mayorías.

La nueva medida será aplicada a partir del 10 de enero de 2021, por lo cual existe total confianza en que el próximo año será más favorable.

 

Guaguas pasadas pueden abordarse aquí

 

En una reunión con trabajadores de la Cooperativa de Ómnibus Aliados en La Habana, el 30 de marzo de 1959, Fidel dijo: «Ustedes saben que uno de los lugares donde más se discute de política, de revolución, de economía y de todo, es en el ómnibus, ¿no? Es como una plaza pública el ómnibus, es como una mesa redonda; un ómnibus es como una mesa redonda permanente, donde todo el que sube opina. (…) a veces pregunto qué se habla en los ómnibus, para enterarme de cómo andan las cosas.»

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu