La Guagua: Me ordeno, amor, me ordeno

La Guagua: Me ordeno, amor, me ordeno

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 puntos, 1 votos)
Cargando…

Tanto en los comentarios digitales del sitio de Traba­jadores en Internet como en la interacción en las redes sociales, el tema del ordena­miento monetario aventaja a todos los demás, en clara demostración de que avan­zamos en la educación eco­nómica de los trabajadores y sus familiares.

 

Los criterios mayorita­rios son de aceptación a las medidas, aunque cada cual emite criterios de acuerdo con sus intereses, tanto des­de el punto de vista indivi­dual como colectivo y tam­bién a escala social, aunque también hay opiniones sec­torializadas y que es válido tenerlas en cuenta.

Al convocar para el próximo miércoles 23 de di­ciembre, desde las diez de la mañana hasta cerca del me­diodía, al foro online: Tarea Ordenamiento en el ámbito laboral, un cibernauta, Raúl, comentó:

“Toda esta tarea no da­ría resultado si los niveles de productividad y eficien­cia no se incrementan. Por tanto, en estos sistemas de pago los más beneficiados deben ser los vinculados a la producción, cosa que hasta ahora no ha sido así porque la base de cálculo es el sala­rio básico. Pensar en esto es muy importante”.

En esencia, un alto nú­mero de criterios respaldan que el salario sea capaz de cubrir las necesidades siem­pre crecientes y nacientes, pero también un alto nú­mero de opiniones se refiere a lo significativo de que esa satisfacción sea a través del aumento de la producción y la productividad.

 

 

Hay una elevada canti­dad de planteamientos so­bre los precios abusivos e injustos, aunque no faltan quienes indican lo positivo de que haya sucedido en la antesala de la tarea Orde­namiento, pues han servido como señal para advertir que un malvado monstruo de mil brazos está a la caza de la menor oportunidad para cuando le corten mal uno, renacer dos.

Sin duda, los trabajadores están bien preparados para debatir cualquier asunto de la economía nacional en un complejo contexto interna­cional, pero existen comenta­rios en el ámbito digital que advierten lo trascendental de que cada cual ordene su eco­nomía personal.

En resumen: El ordenamiento no es solo a nivel de la sociedad, también tiene que llegar a su célula básica, pues como dicen varios internautas, los trabajadores y sus familia­res en el hogar tampoco pue­den continuar en el desorden tradicional, se tienen que or­denar.

Las Guaguas anteriores pueden accederse desde aquí

 

En una reunión con trabajadores de la Cooperativa de Ómnibus Aliados en La Habana, el 30 de marzo de 1959, Fidel dijo: «Ustedes saben que uno de los lugares donde más se discute de política, de revolución, de economía y de todo, es en el ómnibus, ¿no? Es como una plaza pública el ómnibus, es como una mesa redonda; un ómnibus es como una mesa redonda permanente, donde todo el que sube opina. (…) a veces pregunto qué se habla en los ómnibus, para enterarme de cómo andan las cosas.»

Un comentario en La Guagua: Me ordeno, amor, me ordeno

  1. Creo conveniente expresar que soy de los que comparte la necesaria medida del ordenamiento pero tiene muchas cosas en las que no se ha abordado el asunto de forma integral; se dice que la medida tiene el propósito de ordenar la pirámide social, en ello creo que el incremento salarial en el sector presupuestario avanzó algo pero esta nueva reforma se retrocedió en este sector pues cuando usted calcula los salarios no se corresponden con las ideas de la pirámide que siempre se han manejado para la etapa de desarrollo social en que nos desempeñamos, los salarios en estos sectores no crecieron más de tres por ciento y en camcio los precios han crecido mucho más que eso, por otro lado cuando usted aplica los dos impuestos que tiene que pagar un trabajador de salarios medios son tan elevados que se quedan equiparados casi con las escalas inferiores; si usted descuenta los impuestos más todo lo que se pagan por otras causales que no son parte de la canasta familiar se da cuenta de este fenómeno, no hay que dejar de señalar que un núcleo promedio consume mas electricidad de la que se ha precisado y por la cocina con hornilla eléctrica.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu