El pueblo cubano, una vez más, se ha crecido

El pueblo cubano, una vez más, se ha crecido

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 puntos, 1 votos)
Cargando…

Por Yaima Puig/ René Tamayo

«Creo que a la luz de los días de hoy, podemos decir que el 2020 ha sido un año duro, que nos puso a prueba; un año de resistencia, pero también un año que propició que emergiera la solidaridad, la unidad. Ha sido un año de aprendizaje y también ha sido un año de victorias», señaló el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en las conclusiones de la tercera Visita de Gobierno a La Habana.

 

Foto: Estudios Revolución

 

Y «el 2021 –añadió- nos viene como un año intenso, retador, de superación, de perfeccionamiento, de diálogo y sobre todo de continuidad».

En el inicio de su intervención, recordó que los recorridos del Consejo de Ministros por la capital, que comenzaron ayer, 10 de diciembre, se hizo en un contexto particular y en una jornada en que Cuba celebraba el Día de los Derechos Humanos.

La Revolución cubana —reflexionó— es uno de los procesos más enaltecedores de derechos humanos en la historia del país y a nivel internacional. Y demostramos ayer en las calles de La Habana y de toda Cuba, cuál es nuestra concepción y nuestras verdaderas conquistas de derechos humanos.

La jornada de este viernes incluyó un análisis de la implementación de la Estrategia Económica y Social en la jurisdicción. Participaron el Vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa, el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, varios viceprimeros ministros, todos los ministros y las principales autoridades políticas y gubernamentales del territorio a nivel provincial y municipal.

En la apertura del encuentro, Marrero Cruz informó que en las dos jornadas de trabajo en La Habana, se visitaron sus 15 municipios, 142 objetivos económicos y sociales, y se intercambió de forma directa con más de 5 000 personas, además de encuentros con consejos de la administración, intendentes y presidentes de conse-jos populares, entre otros.

Díaz-Canel reconoció por su parte el estado del cumplimiento de las 67 indicaciones emitidas en las dos visitas anteriores, y elogió “la respuesta que se ha dado, bajo la conducción del Partido, el Gobierno, las instituciones de salud, el MININT y las FAR, junto al pueblo, en el enfrentamiento a la COVID-19”.

La Habana ha sido una de las ciudades con más complejidad, pero superó el primer brote, superó el segundo y ahora está  un nuevo momento, aseveró. No obstante, llamó a trabajar por lograr una mayor responsabilidad familiar, sobre todo con las personas que llegan desde el exterior, para que no se complejice la situación.

El Jefe de Estado ratificó su reconocimiento por la manera en que se están conduciendo los diferentes procesos y el trabajo en la provincia, que ha verificado en los últimos años transformaciones muy positivas y que inspiran y demuestran que se pueden resarcir las heridas de la vieja ciudad y seguir devolviéndole la belleza.

Díaz-Canel reseñó los recorridos realizados por él en el contexto de la Visita Gubernamental, que incluyó objetivos económicos, sociales, científicos, educacionales y culturales como el Laboratorio de Arte de La Lisa (LASA).

Destacó a este último como “una experiencias que nos pone a pensar, y nos lleva a criticarnos, cómo, como Gobierno, no somos capaces de encontrar soluciones para articular el rol de todos los actores que intervienen en una comunidad”.

LASA tiene como líder a un artista que es capaz de articular a un grupo de personas en el barrio y desarrollar proyectos que propician empleo y bienes y servicios con calidad para la población, y eso no hay que negarlo, pero las autoridades de los territorios —expresó el mandatario— también pueden desarrollar esas experiencias, para lo que se necesita capacitar, motivar e impulsar a quienes viven en los barrios.

En su reflexión, dirigida a darle más prioridad al desarrollo local y potenciar el trabajo comunitario, el Presidente aclaró que esto, sin embargo, tiene que partir de la sensibilidad que deben tener los cuadros ante los problemas de las personas en las comunidades y de las potencialidades que allí existen.

Ahondando en la tesis, explicó que el desarrollo local y el trabajo comunitario hay que potenciarlo, y para ello se tiene la experiencia y el escenario para hacerlo, que es la circunscripción.

Díaz-Canel reseño también el encuentro que sostuvo con estudiantes universitarios que han participado en el enfrentamiento a la COVID-19, en el que pudo comprobar el compromiso, el crecimiento que han tenido estos jóvenes.

 

Foto: Estudios Revolución

La visita y las prioridades

 

Al abordar asuntos relativos al seguimiento de las visitas gubernamentales, el estadista reflexionó sobre la política de cuadros en la capital y la necesidad de completar las plantillas con dirigentes capaces y comprometidos.

También recalcó, entre otros temas, el aseguramiento que debe dársele a la Tarea Ordenamiento; la necesidad de continuar las acciones para enfrentar el delito; y sobre el perfeccionamiento del sistema del Poder Popular. Llamó además a estar muy atentos a los estados de opinión de la población.

Díaz-Canel fijó las prioridades que marcan hoy al país y que se resumen en tres escenarios: el enfrentamiento al bloqueo y el recrudecimiento de las sanciones del gobierno de EE.UU. contra el pueblo cubano; la Estrategia Económica y Social -que diseñada para enfrentar la situación de crisis mundial comprende potenciar nuestros esfuerzos para desarrollarnos por nosotros mismos e implementar todo lo que está pendiente de los congresos del Partido-; y el enfrentamiento a la COVID-19.

Sobre la Tarea Ordenamiento, indicó estar muy atentos al comportamiento de los precios. Esto requiere la máxima atención por el alto impacto que puede tener su incremento en el equilibrio financiero de la población.

Los precios es uno de los retos más complejos en el ordenamiento monetario -señaló-. Los salarios van a subir y también los precios, pero el diseño del ordenamiento requiere que la relación entre ambos sea más proporcional.

No pueden subir por encima de lo diseñado —explicó el Presidente—, porque se pierde capacidad adquisitiva, y eso hay que enfrentarlo socialmente, con medidas de contención social, y donde la población sea el principal control.

En la Tarea Ordenamiento –abundó el Jefe de Estado-, “precio” y “empleo” son dos temas que hay que llevar muy bien para que nadie quede desprotegido ni en situación de vulnerabilidad”.

El autoabastecimiento municipal fue otra prioridad acentuada por Díaz-Canel, quien señaló que aún estamos lejos de alcanzar los objetivos propuestos en esta área, por lo que orientó seguir eliminado las trabas en la entrega de tierras ociosas, y eliminar la burocracia, el abuso de poder y el maltrato por parte de algunos funcionarios en este proceso.

La cuestión no está –aseveró- en entregar tierras, sino en controlar cómo se usan y cuánto aportan.

 

Pensando y actuando como país afiancemos que Cuba viva

 

El contexto es complejo y más agresivo que nunca, señaló el Presidente de la República en las palabras finales de una reflexiva intervención, un “discurso de tesis”, que cerró la tercera visita de Gobierno a La Habana.

No podemos ser ingenuos al conocer la existencia de un enjambre anexionista queriendo que la Revolución se venga abajo, y que trata de sacar partido personal a todo lo que pasa, porque hay mucho dinero y asesoría desde el norte brutal, denunció.

“Indudablemente (nos) trataron de aplicar una plataforma de golpe suave, de guerra no convencional, y han fracasado, pero eso nos tiene también que alertar de que van a seguir haciendo ese tipo de provocaciones a nuestro país. Por lo tanto —agregó—, debemos, con pulso fuerte y con la inteligencia y la lucidez afilada, enfrentar todos estos planes imperialistas”.

Frente a los principales cuadros gubernamentales y partidistas de la provincia habanera y sus municipios, el Jefe de Estado sentó un grupo de pautas que han de seguir en su labor:

  • Vencer siempre y cada vez de manera más contundente, con unidad, con coherencia, con disposición, sin miedo, con inteligencia, contando con el pueblo, sin esperar orientaciones, sin demora y con firmezas en cada lugar.
  • Fortalecer la labor del gobierno y las instituciones tomando en cuenta que hay que dialogar con los jóvenes en todas las instituciones, a todos los niveles y de la manera más inmediata posible.
  • Trabajar con los jóvenes y convocarlos para la participación en tareas de importancia y también a partir de sus propias propuestas.
  • Fortalecer los procedimientos para atender a quienes llegan con quejas a cada una de nuestras instituciones, dejando la formalidad en la respuesta a la población y dar las respuestas no con papeles, sino cara a cara con los que nos remiten sus quejas o sus incomprensiones.
  • No solo escuchar y registrar lo que la población nos plantea, sino responder de inmediato.
  • Bajar a la base, la esencia es facilitar el cumplimiento de funciones sustantivas en cada entidad enterrando la burocracia y el inmovilismo.
  • Prestar más atención a las problemáticas sociales, a la marginalidad, a la ilegalidad. Los problemas de cada ámbito los tienen que enfrentar y solucionar las instituciones.
  • Hay que potenciar la economía todo lo que es necesario para el desarrollo del país; implementar todo lo pendiente; estremecer al sistema empresarial, que es el principal actor económico.
  • Asegurar la Tarea Ordenamiento y enfrentar la subida de precio.
  • Enfrentar la corrupción que tanto nos debilita y desacredita.

Con todo esto «debemos crear un clima favorable para festejar en el fin de año, el nuevo aniversario de la Revolución cubana», señaló Díaz-Canel, que orientó además:

  • No olvidar el importante componente social en su trabajo político ideológico y trabajar con todos.
  • Abordar el debate y la atención a temas sociales como la marginalidad, la indecencia, la vulgaridad, las adicciones, la disfuncionalidad familiar, la deserción escolar, a los más vulnerables, el feminicidio, las violaciones, y otros temas.
  • Estar en las calles, pero no solo haciendo actos y consignas, sino trabajando en la calle, visitando las escuelas en los barrios, a los que no trabajan acercarnos para ayudarlos y para detectar situaciones encontrando soluciones.
  • Trabajemos social e integralmente en proyectos con las personas humildes, las familias obreras, la gente que vive en nuestros barrios, para colmarlos de respeto, identidad y autoestima, para que sientan orgullo por su barrio de toda la vida y que estén además orgullosos de su país, de su Gobierno y de su Revolución.

“Hemos mostrado –reflexionó Díaz-Canel- capacidad para enfrentar los retos y los desafíos. El país funciona organizadamente y aquí estamos. Una vez más hemos derrotado y desarticulado las anheladas y perversas intenciones del imperio de destruir la Revolución. El pueblo, una vez más, se ha crecido”.

Tenemos que consagrarnos —reflexionó más adelante— a que “la estoica convicción compartida de resistencia para preservar la obra de justicia social de la Revolución, sea apoyada con un crecimiento productivo y eficiente a partir de nuestras propias realizaciones, y que eso nos dé más soberanía y nos haga menos dependiente de las importaciones”.

En el fin de su intervención para concluir la Visita de Gobierno a La Habana, señaló: lograr estos propósitos “tiene que ver mucho con el abordaje creativo de los temas que hemos compartido y tratado aquí entre todos, y convocamos a que pen-sando y actuando como país afiancemos que Cuba viva”.

________________________________________________________________________________________________________________

Chequea Díaz-Canel resultados de estrategia de desarrollo en La Habana

 

El Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel, chequeó este viernes los resultados de La Habana en la implementación de la Estrategia de Desarrollo Económico y Social, como parte del análisis de resultados de la tercera visita gubernamental a la provincia.

 

 

Según resalta la cuenta en Twitter de la Presidencia de Cuba, en el intercambio, encabezado también por el primer ministro Manuel Marrero, se abordaron temas relacionados con la agricultura urbana, el comercio interior, la vivienda, la agricultura, la industria alimentaria y el transporte.

La visita de Gobierno a La Habana comenzó ayer, con el objetivo de evaluar la marcha de programas y proyectos económicos, sociales, culturales y políticos en el territorio.

En la reunión de este viernes, informa un tuit de la Presidencia, el Gobernador de la capital, Reinaldo García Zapata, evaluó las áreas claves de trabajo en la provincia, entre las que destacan la producción de alimentos, la construcción, las telecomunicaciones, la industria, la hidráulica y el desarrollo local.

La estrategia de desarrollo que impulsa el país y de la cual se analizaron los resultados en la capital, está enfocada en impulsar la economía cubana y enfrentar la crisis mundial provocada por la COVID-19.

Durante la jornada de ayer el mandatario cubano realizó un recorrido por varios puntos de la ciudad, entre ellos la Planta de Bioplaguicidas de LABIOFAM, obras de construcción de viviendas en una comunidad del municipio Boyeros y un proyecto artístico en el poblado de San Agustín.

Asimismo, Díaz-Canel se reunió con estudiantes y profesores de las universidades de la ciudad, y agradeció el esfuerzo de los jóvenes en la lucha contra la COVID-19; en tanto, miembros del Consejo de Ministros visitaron otros sitios de interés económico y social de la capital.

(Tomado de ACN)

Desde cada espacio de La Habana se defiende la vida

La finca de Yordanis es una “joya”. Varios años atrás el joven se inició en los ajetreos del campo y puso a “producir la tierra”, algo que “se le da bien”, pues según sus propias palabras al Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, “hay que sembrar la tierra, pero con amor y dedicarse a ella”.

No por casualidad fue ese uno de los primeros lugares visitados en la mañana de este jueves por el mandatario cubano, como parte de la tercera visita del Consejo de Ministros a La Habana.

 

Foto: Estudios Revolución

 

Guantanamero de pura cepa, Yordanis Sánchez Medina tiene 39 años y disfruta sacarle el máximo a sus 2,8 hectáreas de tierra, donde cosecha hortalizas de “lujo” sin el empleo de costosas tecnologías, pero sí mucho empeño.

¿A dónde van tus producciones? se interesó por conocer el Jefe de Estado y supo que desde allí se ha logrado un estrecho vínculo con el turismo, con quien funcionan a “las mil maravillas las ventas directas”. Otra parte se destina al consumo social y a la empresa de mercados, con lo cual se abastecen varios puntos del municipio de Boyeros aledaños a la zona.

En medio del provechoso diálogo, donde Yordanis aseguró que si de trabajo se trata no hay distinción entre el día y la noche, porque “para mantener esto así como está, hay que trabajar duro”, el Presidente Díaz-Canel conoció acerca de las alternativas que allí han empleado para construir casas rústicas donde se cosecha ají; el uso de bioproductos; y la siembra escalonada de cultivos que permite un mayor aprovechamiento del suelo.

Con un rendimiento de más de 20 toneladas por hectárea, en la finca de Yordanis, perteneciente a la Unidad Empresarial de Base Agrícola Boyeros de la Empresa Metropolitana, se produce casi toda la semilla que se usa, lo cual constituye también una garantía para el fomento de cultivos de elevada calidad.

En productores como este –reflexionó el mandatario cubano tras recorrer varias de las áreas cultivadas, acompañado por las autoridades locales, el viceprimer ministro Alejandro Gil Fernández, y el titular de la Agricultura, Gustavo Rodríguez Rollero- es con los que hay que “gastarse” la buena semilla; a estos es a los que debemos priorizar con productos, con riego, porque son los que logran resultados.

Construir, diversificar, hacer, crear

¿Hay escuelas por aquí? ¿Y bodega? ¿Conocen las personas de la comunidad todo lo que se está haciendo? ¿Están contentos? Indagó el Presidente Díaz-Canel al recorrer la comunidad Miraflores, también en el municipio de Boyeros, lugar por donde había iniciado su agenda de trabajo al amanecer de este jueves de diciembre.

 

Visita a la Comunidad Miraflores del Municipio Boyeros Foto: Estudios Revolución

 

Toda la infraestructura de servicios ha sido bien diseñada allí, conoció el mandatario. No solo se ha pensado en el confort -que es muy importante-, sino también en que las más de 200 familias que durante años han vivido en condiciones complejas en esta comunidad de tránsito y que poco a poco irán habitando los apartamentos, sientan que de verdad se ha transformado para bien su situación con la vivienda.

Ciento cuatro comunidades de tránsito existen en la capital y aunque no se podrá dar solución a todas de inmediato, pues el escenario resulta complejo, el propósito es irlas transformando.

Lo que aquí se realiza es una buena respuesta para estos tiempos, en los que una de las cosas que más tenemos que hacer es trabajar en los problemas acumulados para poder superarlos, consideró Díaz-Canel. Ahora es importante que la gente participe y también contribuya a cambiar el entorno, enfatizó.

Este es uno de los derechos que damos en Cuba, el derecho a la vida, a la vivienda, a pesar de las condiciones complejas, consideró el mandatario. “Defendemos ese ideal”, dijo, que es trabajar también en el bienestar de las personas.

Desde allí el Presidente Díaz-Canel se trasladó hacia un complejo industrial perteneciente al Grupo Empresarial Labiofam, donde se ultiman los detalles de la construcción civil para su puesta en marcha. La moderna tecnología que se instala permitirá dar mayor valor agregado a los bioplaguicidas y bioproductos que se desarrollarán en la planta.

 

Grupo Empresarial Labiofam Foto: Estudios Revolución

 

Lograr encadenamientos productivos, obtener materias primas con recursos propios, diversificar producciones, potenciar la acción conjunta con diversos centros científicos y trabajar para reducir importaciones en cada ámbito que sea posible, son de los grandes retos que tiene por delante el país y a los cuales también se buscarán alternativas desde estas nuevas instalaciones.

Hasta las intersecciones de los municipios de La Habana Vieja, Centro Habana y Cerro llegó avanzada la mañana el Presidente Díaz-Canel para evaluar la obra de Drenaje del Pontón que en esa área se acomete desde el pasado 1ro de noviembre, para atenuar las inundaciones que suceden en consejos populares de la zona.

Más de 1 600 habitantes serán beneficiados con estas acciones que ejecutan la Empresa de Obras Marítimas y el Contingente “Raúl Roa”, ambos pertenecientes al Ministerio de la Construcción.

Según conoció el mandatario, a estos trabajos se le dará continuidad en otras zonas de la ciudad que también tienen este problema y a los cuales urge, dijo, encontrar una solución definitiva.

Muy cerca del lugar el Jefe de Estado y la comitiva que lo acompañaba visitaron el círculo infantil “Camilo Cienfuegos”, inaugurado el 10 de abril de 1961 por Vilma Espín Guillois, y donde pudieron constatar el cumplimiento de los protocolos de enfrentamiento a la COVID-19, cuyo cumplimiento ha permitido que no ocurriera ningún contagio.

La intensa jornada matutina tuvo su colofón en el municipio de La Lisa, donde cobró vida un interesante intercambio del Presidente de la República con el colectivo del Laboratorio Artístico San Agustín (LASA), un proyecto que pertenece al Fondo de Bienes Culturales, que a través de los años ha dejado huellas en la comunidad y desde el cual se sueñan nuevas e innovadoras ideas, para combinar servicios y productos que tributen al beneficio de la población.

 

Laboratorio Artístico San Agustín (LASA) Foto: Estudios Revolución

 

Desde LASA se hace arte, y también se piensa como empresa, pero sobre todo, desde LASA se trabaja con la comunidad y para ella.

Esos conceptos, dijo Díaz-Canel, son los que necesitamos potenciar en cada comunidad, para que a partir de sus propias potencialidades se encuentren soluciones locales a los más diversos problemas.

Agricultura, arte, construcción, ciencia, educación… no importan el sector o la complejidad de los escenarios, también desde los pequeños espacios de la capital se puede defender la vida.

La juventud, la ciencia, y la innovación deben ir de la mano

Como parte de la visita gubernamental a la capital este jueves el Presidente cubano se interesó por el desarrollo de la ciencia, la innovación y la informatización de la sociedad, así como el papel de las instituciones académicas y el vínculo con las empresas.

Durante el primer encuentro en la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI), Miguel Díaz-Canel Bermúdez conoció sobre los nuevos proyectos y soluciones en los que se encuentra inmerso el Parque Científico Tecnológico de esta institución, con el propósito no solo de hacer ciencia, sino de llevar el conocimiento y los resultados a la práctica, al impacto directo en la economía.

Por otro lado, no podía pasar por alto la visita al Hospital Ernesto Guevara, de la UCI, cuya labor durante el enfrentamiento a la pandemia, a decir del Presidente, sirvió de experiencia para perfeccionar los protocolos de atención y cuidado a pacientes y sospechosos de la enfermedad.

Acerca de la lucha contra la pandemia, más de 100 jóvenes de las universidades capitalinas compartieron con Miguel Díaz-Canel sus experiencias en estos meses. Tanto la labor en los centros de aislamiento, como en la esfera productiva o las donaciones de sangre, fueron los principales aportes de esta juventud, la cual ratificó su compromiso con las tareas que la Revolución indique.

En otro momento de su recorrido, proyectos como la rehabilitación del Laboratorio de Ingeniería costera y marítima, riego y drenaje del Centro de Investigación Hidráulica de la Universidad Tecnológica de La Habana José Antonio Echeverría (Cujae), llamaron la atención del mandatario; pues, único de su tipo en la región del Caribe, es considerado un ejemplo de modelación de obras hidráulicas, cuya estructura civil ya se encuentra al 90 % de terminación.

Igualmente, se debatió en la Cujae sobre los principales resultados de la Sociedad de Interfaz de Ciencia y Tecnología, que abarca sectores estratégicos como el electroenergético, las construcciones, las telecomunicaciones, además de la industria y el transporte.

Para cerrar la jornada, en la facultad Victoria de Girón de la Universidad de Ciencias Médicas intercambiaron con el Jefe de Estado cubano un grupo de estudiantes y profesores de esta institución, quienes hicieron del breve tiempo de debate, el momento propicio para abordar la labor del sector de la salud no solo en la atención médica, sino también en la investigación durante todo este año.

Díaz-Canel agradeció por la participación de todos ellos en la primera fila de batalla contra la COVID-19. Mientras, recalcó la importancia del pesquisaje para la victoria contra el virus.

«Al inicio de la pandemia todos teníamos temor, pero aun así ustedes dieron el paso al frente para contribuir con las pesquisas, y eso nos permitió aprender de la enfermedad, implementar los protocolos adecuados, lo que luego nos dio el triunfo», destacó a los jóvenes galenos.

El mandatario concluyó la jornada con la invitación a aprovechar los espacios de diálogo, a construir ideas y proyectos en conjunto, a no dejar de lado en ningún escenario el abordaje de la ciencia y la innovación como soluciones más acertadas a todas las dificultades que pueda enfrentar el país. (Tomado de Presidencia)

Presidente, usted cuenta con el apoyo de los jóvenes revolucionarios

Tenga la certeza de que lo acompaña cada día y en cada desafío el ímpetu y la fuerza de la juventud cubana, le aseguró al Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, una de los más de 100 jóvenes reunidos con el mandatario en la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI), durante la visita gubernamental a La Habana, este jueves.

 

Foto: Estudios Revolución

El encuentro con estudiantes y profesores representantes de las universidades de la capital fue el primer escenario de la jornada donde el Presidente agradeció, en nombre del pueblo y del gobierno cubanos, el esfuerzo de las nuevas generaciones en la lucha contra la COVID-19 y en los otros desafíos que se han presentado en este 2020.

«Este año ha sido duro, nos ha puesto a prueba, pero también ha sido un año de resistencia, de solidaridad con la gente, entre la familia,para que la pandemia no hiciera los estragos que ha provocado en el resto del mundo», destacó con orgullo.

Igualmente, invitó a reflexionar sobre los aprendizajes que dejaron todos esos retos. «Hemos aprendido de la crueldad del imperio, del sistema de gestión de gobierno durante la pandemia, de la interconexión de los sectores para tener protocolos más eficientes en esa batalla. Por eso, en Cuba no ha muerto una embrazada, ni un niño y por eso no murió nadie del personal de la salud por COVID-19 en el país».

Otros puntos cardinales en el diálogo estuvieron relacionados con la labor en los centros de aislamiento, las donaciones de sangre, el apoyo a las personas vulnerables durante la cuarentena, además del fuerte trabajo científico; aspectos todos reconocidos por el Jefe de Estado cubano.

Por esas razones, y apoyado en la confianza histórica que la Revolución ha depositado siempre en su juventud, Miguel Díaz Canel Bermúdez indicó nuevas misiones para los tiempos venideros. El principal reto sigue siendo, argumentó, continuar la lucha epidemiológica desde los escenarios que impone la nueva normalidad, con base en el diálogo con las familias y en la comunidad.

Además, se refirió al imprescindible respaldo a la estrategia económico-social, específicamente a la Tarea Ordenamiento. Mientras, la participación en la producción y la utilización de la ciencia y la innovación para contribuir con la economía y la sociedad, deben ser bandera en el accionar juvenil.

«El 2021 será un año de superación, de perfeccionamiento de nuestro socialismo. Considero que, si trabajamos juntos en todo esto y de la manera en que sabemos, vamos a lograr que Cuba viva», concluyó el Presidente cubano. (Tomado de Presidencia)

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu