SABORES: Mitos y realidades sobre los alimentos (II)

SABORES: Mitos y realidades sobre los alimentos (II)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (13 puntos, 3 votos)
Cargando…

¿Conoces la verdadera historia de las espinacas de Popeye? ¿Realmente otorgan esa extraordinaria fuerza reflejada en los dibujos animados? Mientras que, sobre el ajo, ingrediente muy presente en la cocina del cubano, se afirma que favorece el sistema inmunológico y reduce la presión sanguínea… ¿qué hay de cierto en ello?

La famosa espinaca de Popeye
Las famosas espinacas de Popeye

La verdadera historia de las espinacas de Popeye….

“La idea de que Popeye coma espinaca para sentirse más fuerte nació gracias a una falla en 1870. Si bien el dibujo animado se publicó por primera vez en The New York Evening Journal el 17 de enero de 1929, el surgimiento de la idea ocurrió varios años atrás, cuando el químico alemán Erich von Wolf estaba investigando la cantidad de hierro que contenían las espinacas y otras verduras de hoja verde.

Al transcribir los resultados, olvidó poner la coma decimal y los 3,5 miligramos de hierro que hay en 100 gramos de espinacas se convirtieron en 35 miligramos gracias a ese error, lo que le otorgaba -erróneamente- 10 veces más hierro al organismo de Popeye”, señala Infobae al respecto.

Algunas fuentes refieren que en aquellos años las anemias por carencia de hierro eran muy comunes, por lo que los dibujos de Popeye fueron utilizados por las autoridades sanitarias como reclamo para popularizar el consumo de espinacas. Pero aquellas creencias estaban basadas en un error de transcripción que se descubrió y se corrigió unos años después.

En 1981, el British Medical Journal publicó un artículo para tratar de desacreditar el mito de las espinacas que aún sigue vivo, posicionándose como uno de los vegetales más nutritivos y con alto contenido en hierro, cuando alimentos como las lentejas, el cacao, el pistacho y los cereales integrales poseen más hierro.

Otro aspecto a considerar es que las espinacas contienen un hierro no hemo (Fe+3), es decir un hierro que no puede ser absorbido por el organismo. Por lo que, si las espinacas contienen de por sí una cantidad moderada de hierro, este es de difícil absorción, cosa que debería hacernos optar por otras fuentes más efectivas de este mineral para garantizar su correcto aporte a nuestra dieta.

Aunque en lo respecta a hierro, no es el mejor alimento, este mito no desacredita a las espinacas como suministrador de otras sustancias importantes para el organismo. Entre sus propiedades se encuentran: prevención de problemas oculares, prevención de hemorragias, reparación de tejidos, prevención de enfermedades dentales, prevención de defectos congénitos, prevención de cáncer, prevención de enfermedades cardiovasculares y neurológicas, prevención de diabetes, calambres y estreñimiento. Entonces, es mejor quedarse con las espinacas de Popeye.

¿El ajo favorece el sistema inmunitario y reduce la presión sanguínea?

Los verdaderos beneficios del ajo.
Los verdaderos beneficios del ajo.

Sí, el ajo reduce la presión sanguínea. Una de las propiedades y beneficios del ajo es que es un remedio natural ideal para reducir la presión de la sangre y conseguir que el flujo sanguíneo esté más fluido. Esto es gracias a que dicho alimento ayuda a producir una mayor cantidad de ácido nítrico en las venas, lo que relaja y mejora su elasticidad y permite un paso más fluido de la sangre, por tanto, contribuye en la presión arterial.

No obstante, es importante usarlo como un complemento al tratamiento médico que sigas para la hipertensión, no debe considerarse como un tratamiento en sí mismo y siempre se debe contar con el criterio médico para armonizar las dietas con los fármacos.

Algunos expertos aconsejan tomar un diente o dos en ayunas durante algunos días o semanas según las necesidades. Y respecto a la manera de consumirlo para este y otros fines las fuentes se inclinan hacia machacarlo o, mejor aún, cortarlo en finas láminas, antes de tragar entero. Si se desea suavizar un poco el sabor, se puede mezclar con aceite, por ejemplo.

El ajo también fortalece el sistema inmunológico

  • “Sí que es cierto que algunos ingredientes o especias como el ajo pueden tener un interés extra a la hora de ayudarnos frente agresiones y mantener un sistema inmunológico saludable”, afirmó el medio online La Vanguardia en julio de este año en un artículo que tituló en el que pretendía descubrir si  era cierto que el ajo es el mejor alimento para reforzar el sistema inmunológico.
  • El ajo: un potente estimulador del sistema inmunitario, declaró también en este año la Revista “Mejor con Salud” sobre buenos hábitos y cuidados para lu salud. El material enfatizó que, aunque la más conocida es la alicina, el ajo también nos aporta otros nutrientes que fortalecen nuestro sistema inmunitario y mejoran nuestra salud general. La fuente apuntó que los componentes del ajo hacen que este sea un excelente antibiótico, antiviral y un ideal estimulante del sistema inmunitario.

Muchas otras propiedades se le atribuyen al ajo…Sin dudas, no debe faltar en nuestra dieta.

¿Cuál ha sido tu experiencia personal con estos dos alimentos de los que hemos estado comentando? ¡Queremos que te sumes a nuestro debate….compartamos los Sabores!

2 comentarios en SABORES: Mitos y realidades sobre los alimentos (II)

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu