Médicos cubanos: salvar vidas desde el corazón (Especial)

Médicos cubanos: salvar vidas desde el corazón (Especial)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

El Día de la Medicina Latinoamericana instaurado por la Confederación Médica Panamericana en honor al médico y científico cubano Carlos Juan Finlay (1853-1915), descubridor del agente transmisor de la fiebre amarilla, se celebra cada 3 de diciembre desde 1933.

La fecha está inspirada en el ejemplo de Finlay, quien es paradigma de los médicos que consagran su vida a las investigaciones, a combatir las enfermedades, y a  convertir la atención médica en un derecho de la humanidad.

 

Foto: Agustín Borrego

 

Cuba es reconocida como una potencia médica mundial y ha dado muestras de ello con la solidaridad y el altruismo que caracteriza a los colaboradores internacionalistas que exponen sus vidas para cumplir con el noble deber de salvar a la humanidad.

La pandemia que azota al mundo ha puesto en jaque a la medicina, por ello los científicos e investigadores de los más diversos rincones buscan sin desvelo una vacuna que combata la COVID-19.

Los médicos cubanos libran una intensa batalla contra la pandemia del coronavirus que afecta a todo el planeta. La solidaridad de Cuba en materia de salud es un principio que la Revolución puso en práctica desde sus inicios y el Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias Henry Reeve, creado por el líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, ha dado infinitas muestras de ello.

«Nosotros ofrecemos formar profesionales dispuestos a luchar contra la muerte. Nosotros demostraremos que hay respuesta a muchas de las tragedias del planeta. Nosotros demostramos que el ser humano puede y debe ser mejor. Nosotros demostramos el valor de la conciencia y de la ética. Nosotros ofrecemos vidas». Fidel Castro Ruz.

En la naturaleza del médico cubano ser benevolentes, dedicar todos los esfuerzos a la prevención, los conocimientos en función de la recuperación y rehabilitación de la salud del paciente, tener sensibilidad ante los problemas ajenos y resolverlos en la medida de sus posibilidades, es tarea prioritaria en su desempeño como profesional.

Es por ello que la solidaridad y el humanismo caracterizan la política internacionalista de la Revolución cubana que a diario se solidariza con las causas de otros pueblos, y presta ayuda desinteresada, venciendo obstáculos y barreras como el idioma y la falta de recursos de toda índole.

 

Doctor Dupuy, servir a AméricaFidel en la vocación humanista de la doctora Yuliet (+Fotos)Italia fue una experiencia únicaEl hilo de Vivian: de Santiago de Cuba a Piamonte de Italia (+Fotos)Ansiosos por salvar vidas de la COVID-19
Foto: Jorge Pérez Cruz
Foto: Jorge Pérez Cruz

Juan Carlos Dupuy Núñez no ha tenido una vida tranquila, pero tampo­co tormentosa, a pesar de su agitada existencia y del constante ir y venir. Ha ido a llevar a otras tierras luz, amor y esperanza.

El Profe o Dupuy —apelativos a los que respon­de— siente la satisfacción de haberlo hecho siguiendo el legado humano, solidario e internacionalista del Coman­dante en Jefe Fidel Castro Ruz.

Eso lo reconforta y le da gracias a la vida por las opor­tunidades que le ha brinda­do para servir a América y al mundo desde una profesión que la humanidad tanto nece­sita.(Leer más)

La doctora Yuliet. Fotos: Jorge Pérez

“Fidel nos abrazó a todos y a mí, en particular, me preguntó por el ‘famoso’ acueducto de Manzanillo, en aquellos momentos en proceso de construcción y que el Comandante seguía con mucha preocupación.

“Me puso una mano sobre el hombro y me dijo que nosotros no trabajábamos por humanidad, que trabajábamos para la humanidad y esas palabras nunca las voy a olvidar. (Leer más)

Aníval frente al campamento en Crema. Fotos: Cortesía del entrevistado

En los casi 40 años de experiencia profesional, en el vocabulario del  licenciado en enfermería Aníval Umpierre Umpierre nunca ha existido la palabra no. Y es que este camagüeyano, residente del municipio Sierra de Cubitas, no sabe negarse ante una tarea. Quizás por eso ni recordó que era hipertenso cuando le dijeron que miembros de la brigada Henry Reeve irían a Italia a atender pacientes infestados por la Covid-19. (Leer más)

La Dra. Vivian. Foto Betty Beatón

La oftalmóloga Vivian Vera Vidal tiene visión larga y se aferra a ella para “tejer” el hilo que sostiene los lazos de amor y profesionalismo que la atan al doctor Abel Tobías Suárez Olivares.

Cual Ariadna de tiempos modernos, esta médica santiaguera  trenza  afectos desde su ciudad natal para que lleguen lejos, muy lejos.  (Leer más)

Dr. Miguel Acebo, neumólogo villaclareño.

La geografía y el paisaje de Turín, ciudad capital de Piamonte en el norte de Italia, ubicada en la planicie de una colina delimitada por varios ríos, impactó al doctor Miguel Acebo Rodríguez, neumólogo villaclareño, quien forma parte de la brigada Henry Reeve que arribó a ese país europeo, azotado de manera brutal por la pandemia, para combatir la Covid-19.

Para Miguelito, el neumólogo, Los Alpes se alzaron ante su vista como mundo desconocido, los paseos arbolados, las plazas, los edificios barrocos y antiguos cafés cerrados de la ciudad, que fue antiguo centro Celta, por insólitos y originales, han despertado un interés particular en el especialista, a pesar de que él conoce otros parajes más allá de los cubanos, porque prestó colaboración durante varios años en la República  Bolivariana de Venezuela como Médico General Integral. (Leer más)

 

Vencedores del miedo (+ Infografías)

 

Candidatos vacunales: un reto de la ciencia cubana

Nuestro país, empeñado como tantos otros, en el enfrentamiento a la COVID-19, en medio de un escenario epidemiológico, limitado por el bloqueo que EE.UU. nos ha impuesto, ha desarrollado con los científicos e investigadores del Instituto Finlay de Vacunas (IFV), institución líder en el desarrollo de vacunas en Cuba, cuatro  candidatos en ensayos clínicos, con alentadores resultados hasta el momento.

 

 

La investigación del primer candidato vacunal Soberana 01, confirma el avance de la industria biofarmacéutica de Cuba y su sistema de salud en una carrera mundial frente a la COVID-19. Se suma al grupo de 30 que a nivel internacional recibió ya la autorización de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para avanzar en el ensayo clínico en humanos.

La noticia de Soberana 01 sorprendió al mundo a inicios de septiembre, cuando se incluyó en el Rastreador de vacunas contra el nuevo coronavirus de The New York Times, una herramienta interactiva con aquellos candidatos vacunales en ensayos en humanos y otros proyectos avanzados en células o animales.

 

Tammy es del equipo creador de Soberana 01 (+ Audio y Fotos)

 

Soberana es el nombre que inicialmente se da al ensayo clínico. Cuando no tiene nombre, se inscribe el producto con un código, en este caso “FINLAY-FR-1”. Al posicionar el ensayo clínico, decidimos ponerle “Soberana”, porque el 19 de mayo, en una reunión con el Presidente de la República, este, además de felicitar a la comunidad científica por el esfuerzo, nos había dicho que el resultado no iba a estar completo si no éramos capaces de tener una vacuna propia, por una cuestión de soberanía.

 

Yury Valdés Balbín es un científico cubano, director adjunto del Instituto Finlay de Vacunas, institución líder en el proyecto de desarrollo del primer candidato vacunal cubano contra la COVID-19.

 

Yury Valdes Balbín, director adjunto del Instituto Finlay de Vacunas. Foto: Tony Hernández Mena

 

“Soberana es la expresión de un país a partir de capacidades creadas por el propio país de poner en un bulbito la esperanza que podemos tener todos de impactar en la salud de nuestra gente y de nuestro pueblo. Eso es Soberana.”

 

El 15 de octubre, el sitio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que da seguimiento a la carrera mundial por las vacunas, registraba 42 candidatos vacunales, entre ellos Soberana 01, la única de un país de América Latina y el Caribe.

El Instituto Finlay de Vacunas, de La Habana, ha declarado que Soberana 01 se encuentra en las fases I y II de ensayos clínicos con alrededor de 700 voluntarios, proceso transcurrido sin eventos adversos.

No obstante, el Registro Público Cubano de Ensayos Clínicos comenzó un estudio que incluye un nuevo ensayo clínico con el «candidato vacunal profiláctico» contra la COVID-19, llamado, de manera oficial, «FINLAY-FR-1A», el cual pasaría a ser Soberana 01A.

La OMS incluyó el segundo candidato de vacuna cubana (Soberana 02) en el sitio oficial de proyectos en fases de ensayos clínicos contra la enfermedad. Soberana 02 provoca una potente respuesta inmune en el organismo.Ambos, desarrollados por el Instituto Finlay de Vacunas, se encuentran en la lista de los 47 candidatos registrados a nivel mundial y transitan de manera positiva en los ensayos clínicos en humanos.

El Centro para el Control Estatal de Me­di­ca­mentos, Equipos y Dispositivos Médicos Cedmed, autorizó el inicio de ensayos clínicos para los candidatos vacunales cubanos “Mambisa” y “Abdala”, como parte del enfrentamiento del país a la COVID-19. Obtenidos por investigadores del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), entidad perteneciente al Grupo Empresarial BioCubaFarma.

Mambisa (CIGB 669), tiene vía de administración intranasal y activa anticuerpos para garantizar una respuesta sistémica del organismo. Su nombre es un tributo a las mujeres que lucharon en las guerras independentistas en la segunda mitad del siglo XIX.

El candidato vacunal (CIGB 66), nombrado Abdala debe ser administrado por vía intramuscular. Es un homenaje al primer poema dramático de José Martí (1869).

 

 

 

Lo cierto es que Cuba registra hoy cuatro candidatos vacunales contra la COVID-19 en ensayos clínicos y los resultados son estimulantes.  Estos proyectos no compiten por recursos humanos ni por capacidades industriales; más bien se complementan y hacen posible optimizar el camino que conduce a la meta de inmunizar a nuestra población, y a otras que los demanden.  Asimismo, ayudará a combatir la enfermedad que es el objetivo común.

 

Especialistas de la OMS sostienen que el logro de una vacuna frente a la COVID-19 significa un paso más en el avance de la ciencia para la salud y el bienestar del hombre, pero debe ir acompañado de una gran dosis de humanidad.

 

El ministro de salud José Angel Portal Miranda expresó con sabias y atinadas palabras que salvar vidas es el propósito esencial y la prioridad de todos. Basados en esos principios los médicos cubanos, profesionales consagrados y de alta calificación, reconocidos mundialmente, se esfuerzan a diario, desde lo más profundo y con el amor que los caracteriza, por librar al hombre de la pandemia que azota a la humanidad.

 

Salvar vidas sigue siendo el propósito esencial de todo el esfuerzo cotidiano que de una punta a la otra del país protagoniza nuestro personal de la salud; y así podríamos mencionar otros tantos que con su manera de actuar también son protagonistas de esta batalla campal que hemos emprendido por la vida.

Del esfuerzo común dependerá la manera en que asumamos ese nuevo contexto; necesitamos empujar juntos al país, con optimismo y esfuerzo cotidiano, pero también con toda la responsabilidad que exige el actual escenario.

Sigamos pensando como país, actuando en beneficio de todos, de esos que siguen demostrando que el pueblo cubano está lleno de valientes.

 

Carta de felicitación del Ministro de Salud Pública a los trabajadores de la salud en el Día de la Medicina Latinoamericana

 

Queridos trabajadores de la salud:

Corría la segunda mitad del siglo XIX cuando el Dr. Carlos Juan Finlay Barrés, considerado el más grande científico cubano de todos los tiempos, develaba al mundo el misterio del agente transmisor de la fiebre amarilla, enfermedad que cobraba, en aquel momento, miles de vidas en diversos confines de la tierra.

Finlay había nacido en Camagüey, en 1833. Su laboriosidad, constancia y consagración le permitieron no solo realizar tal descubrimiento, sino también plantear la teoría de la transmisión de enfermedades por agentes biológicos.

El eminente médico dedicó toda su vida a dar solución a los grandes problemas del cuadro epidemiológico de nuestro país en su época. En su homenaje, y en conmemoración a su natalicio, celebramos cada 3 de diciembre el Día de la Medicina Latinoamericana y del Trabajador de la Salud.

La obra de Finlay trascendió, además, por su aporte a la comprensión del comportamiento de las epidemias, las cuales han azotado a la humanidad desde antaño. Fue un claro ejemplo de perseverancia y dedicación a la profesión médica y de cómo la ciencia, puesta en función de la salud, produce avances significativos en la protección de lo más preciado del ser humano: la vida.

En este 2020, los trabajadores y estudiantes cubanos de la salud, fieles herederos del legado de Finlay y consecuentes con el desarrollo alcanzado por la salud pública cubana después del triunfo revolucionario -obra de la que nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz fuera fuerza impulsora y principal arquitecto- se han entregado sin descanso a la lucha contra una nueva epidemia, dentro y fuera del país.

Cargados de profesionalidad, altruismo y solidaridad, no han cejado en el empeño de ganarle -junto a nuestro pueblo- la batalla a la COVID-19.

Cada minuto ha contado, cada paciente recuperado que regresa a su hogar significa alegría multiplicada; cada pérdida se ha convertido en dolor compartido y aprendizaje; cada diagnóstico realizado -que previene a su vez la transmisión de la enfermedad a otras personas- ha representado un paso más en el camino.

No hay un solo miembro de nuestro ejército de batas blancas que no se haya crecido, en tiempos en los que el país también ha tenido que hacerlo, frente a un bloqueo brutal que arreció aun en medio de la crisis sanitaria internacional.

Para ustedes, nuestro reconocimiento y el agradecimiento de todo nuestro pueblo, junto al abrazo de quienes han recibido, en otras latitudes, el cuidado de la medicina cubana.

En esta fecha histórica, llegue a todos nuestra felicitación -tanto a los que se encuentran en la primera trinchera de combate en el país, como a los miles de colaboradores que de manera honrosa brindan sus servicios en otras partes del mundo- en nombre del Consejo de Dirección del Ministerio de Salud Pública y del Secretariado Nacional del Sindicato de los Trabajadores de la Salud.

En un país que ha apostado desde el mismo triunfo revolucionario por una salud universal, gratuita, accesible y de calidad para su pueblo y para muchos otros pueblos que lo necesitan, y con la convicción de que, como dijera Raúl: “… sí se pudo, sí se puede y se podrá superar cualquier obstáculo, amenaza o turbulencia en nuestro firme empeño de construir el socialismo en Cuba, o lo que es lo mismo, ¡Garantizar la independencia y la soberanía de la patria!”, seguiremos contando con ustedes para los grandes retos que tenemos por delante, seguros de que con su dedicación y entrega podremos alcanzar metas superiores en los indicadores de salud de la población cubana.

Seguiremos unidos, en esta lucha por la vida.

Un abrazo

Dr. José Angel Portal Miranda

Ministro de Salud Pública

Un comentario en Médicos cubanos: salvar vidas desde el corazón (Especial)

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu