¿Boniato negrojuío?

¿Boniato negrojuío?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (20 puntos, 4 votos)
Cargando…

Un boniato con te­tuán ni los cerdos se lo comen. Lo aseguran científi­cos y productores, y es un mal anti­guo que se ha acentuado. Hoy es difícil encontrarlos totalmente sa­nos en los mercados agropecuarios, y quienes desconocen esto pierden el dinero una vez que prueban el boniato en sus comidas.

 

 

El tetuán es el insecto que más daño hace al cultivo del bo­niato en Cuba. Las larvas y los adultos se alimentan del tubércu­lo abriéndole galerías, y sus defe­caciones le dan un sabor desagra­dable que lo hace inservible para el consumo humano y animal.

Aunque el boniato tiene una alta incidencia en la composi­ción productiva, renglones más exigentes o priorizados como la papa, el frijol, el maíz y otros, lo rezagan en las atenciones y áreas de siembra, que casi siempre se hacen sin aplicarles regadío.

Reconozco que a ello se suma la incultura, la ausencia de insta­laciones o de interés para el be­neficio de los productos agrícolas —lo cual perjudica al bolsillo y a la alimentación de los cubanos—. Sin embargo, hay agricultores que logran la menor afectación y los comercializan sanos y saluda­bles, con un manejo integrado de plagas, que va desde la selección de la semilla, la rotación y pre­paración de los suelos, el uso de medios biológicos para el control de la plaga, y la cosecha en el mo­mento indicado.

La chapucería y el descontrol se han arraigado en la fase de co­mercialización de este tubércu­lo, e incurren en estos tanto los productores como los gestores o compradores de las entidades en­cargadas de llevarlo al mercado, que no comprueban y exigen su calidad.

Sucede lo mismo con los pre­cios y la calidad. El consumo por la población es el perjudicado, para el turismo y Frutas Selectas hay una exigencia muy superior y son mejor pagados.

Los vendedores o revendedo­res no siempre reclaman calidad a la hora de comprarle a su abaste­cedor, y hasta se molestan cuando el consumidor protesta por el pre­cio o porque el boniato está picado.

La presencia del tetuán es evidente. Cuando el tubérculo se encuentra horadado, con canali­tas sobre la cáscara o tiene man­chas negras, es mejor no comprar­lo, pues será imposible comérselo por mucho esfuerzo que se haga por eliminar las par­tes dañadas.

En nuestro mercado, donde la mayoría de los productos del agro llegan sin beneficios, la única solu­ción al consu­midor es, en el caso del bonia­to, no comprar­lo con tetuán o negrojuío, como le dice mi padre.

Acerca del autor

Licenciada en Periodismo, escribe e investiga sobre temas económicos y políticos. Coautora del libro «La Historia que me ha tocado vivir», junto a Rafael Hojas Martínez; que compila entrevistas sobre el caso de los Cinco antiterroristas cubanos.

3 comentarios en ¿Boniato negrojuío?

  1. Ese título para el artículo m parece desacertado debemos cuidar mucho el lenguaje y las palabras q usamos para hacer referencia a diferentes temáticas xq puede estar viciado x un sesgo racista o excluyente o estereotipado

  2. Falta ingenio para disminuir las afectaciones a las cosechas del Boniato . ha de trabajarse con el cruzamiento con otros tubérculos, es cuestión de experimentar.logre buenos resultados con la papa utilizándola como sustrato de un boniato censa, obtuve un boniato diferente con la pigmentación de la papa y lo mas importante resistente al tetuán en el área de estudio a los 8 meses aun no se había infectado.le nombre le boniato papa pues las pruebas culinarias les dieron popularidad. increíblemente no continué con la practica x falta de papa.este otro tubérculo es una odisea para los orientales.ahora bien con biotecnología otra cosa seria y los programas de desarrollo local no funcionan acá.de ahí el estancamiento y la dependencia económica

  3. Aquí en Las Tunas una libra de boniato vale 8 pesos la libra en el mercado negro, pues en las placitas no hay nada que ofertar, solo los fines de semana. Todavía espero la cosecha que se sembró en el mes de mayo.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu