Santiago, con la confianza llegó el peligro

Santiago, con la confianza llegó el peligro

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (17 puntos, 5 votos)
Cargando…

En el terruño santiaguero siempre hay empeños al por mayor, ahora mismo el más elevado está pues­to en el enfrentamiento al rebrote de la COVID-19, una enfermedad mortal que volvió luego de haber­les dado “un respiro” a los habi­tantes de la provincia.

Personal de la salud pública y voluntarios de la comunidad se unen en otra lucha de valientes por la vida. Foto: Betty Beatón Ruiz
Personal de la salud pública y voluntarios de la comunidad se unen en otra lucha de valientes por la vida. Foto: Betty Beatón Ruiz

Fueron más de 180 días de sosiego, período en el que unos cuantos bajaron la percepción del riesgo. Eso, unido a que un via­jero proveniente del exterior no cumplió los protocolos de aisla­miento domiciliario y distancia­miento físico, se convirtieron en el resorte que destapó la caja de Pandora.

El primer caso autóctono puso a todos en tensión y en acción. A partir de ahí y hasta hoy, con un importante número de pacientes con el SARS-CoV-2, la triste esta­dística de un fallecido, un evento de transmisión local, más de una decena de controles de focos y va­rias barriadas en cuarentena, no han dejado de concretarse medidas con visión multisectorial.

Lecciones por aprender

No se equivocaron los científicos que predijeron el rebrote de la pandemia con dimensiones supe­riores a la primera incursión del virus. Santiago de Cuba es testigo de ello. Bien lo saben, por ejemplo, pobladores de los repartos Altami­ra y Sueño, en la ciudad cabecera provincial, al igual que los del mu­nicipio de Songo-La Maya.

El desenfrenado número de contactos de pacientes positivos que se ha generado en esas zonas deja en evidencia que, aun en me­dio de los esfuerzos de las auto­ridades sanitarias, gubernamen­tales y políticas, todavía falta el autocuidado de la salud, respon­sabilidad, disciplina y apego a las normas establecidas.

Las cifras son más que claras: solo tres pacientes positivos, uno del reparto Sueño y dos de Songo-La Maya generaron 210 contactos.

En diálogo con Trabajadores el doctor Raúl Leyva Caballero, jefe del Departamento Provincial de Promoción de Salud y Prevención de Enfermedades, precisó que el sistema sanitario se encuentra en plena capacidad de responder a la actual situación, tal y como dio muestras en anteriores momen­tos, pero es imprescindible que las personas cumplan con las medidas ya conocidas: uso obligatorio del nasobuco, lavado y desinfección de manos, con jabón e hipoclorito, y de superficies; así como el distan­ciamiento físico.

Inmediatez, minuciosidad

Sin reparar en que la provincia vive en medio de la nueva norma­lidad, el grupo temporal de tra­bajo para la prevención y control del nuevo coronavirus reforzó las acciones con el fin de acorra­lar la enfermedad con la puesta en vigor de unas 50 medidas; por ejemplo: el control sanitario de la llegada de viajeros nacionales e internaciones por diferentes vías; la detección de sospechosos, el aislamiento de contactos en cen­tros de vigilancia; los estudios de microbiología para el diagnóstico con PCR; la atención hospitalaria a los casos confirmados; el en­frentamiento a las indisciplinas sociales; la política comunica­cional; el funcionamiento de las entidades del turismo; y los ase­guramientos logísticos multilate­rales.

La desinfección de áreas públicas con agua clorada es una de las acciones que se materializan en Santiago de Cuba. Foto: Aris Arias
La desinfección de áreas públicas con agua clorada es una de las acciones que se materializan en Santiago de Cuba. Foto: Aris Arias

Carros cisternas en plena calle con agua clorada a presión para eliminar al SARS-CoV-2 de super­ficies exteriores, cierre de escuelas donde estudian o trabajan positi­vos o sospechosos, incremento de las pesquisas activas y de las prue­bas de PCR…

Sin abandonar otros empe­ños, en lo fundamental en el orden del desarrollo económico y social, Santiago de Cuba permanece aler­ta y en acción contra la COVID-19, y su gente está dispuesta, otra vez, a cerrar este capítulo adverso y vencer en esta lucha por la vida.

Un comentario en Santiago, con la confianza llegó el peligro

  1. Por el esfuerzo diario de cada uno de los involucrados en este proceso tan arduo y largo de mantener la ciudad limpia de la COVID-19, es que debe aplicarse con rigurosidad la Ley a ese viajero que vino del exterior y no cumplió con las medidas que tanto exigimos los cubanos.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu