Garantías para la salud de los turistas

Garantías para la salud de los turistas

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (7 puntos, 3 votos)
Cargando…

La eficacia en el control de la pandemia confiere inne­gable ventaja competitiva al destino Cuba en el reinicio de las operaciones turísti­cas, éxitos influyentes en la decisión de viajeros ávidos de vacacionar donde se alo­jan el goce y las garantías sanitarias.

Turistas como el alemán Mario agradecen al personal sanitario del hotel Royalton Hicacos la excelencia en la implementación de las medidas higiénico-sanitarias. Foto: Noryis
Turistas como el alemán Mario agradecen al personal sanitario del hotel Royalton Hicacos la excelencia en la implementación de las medidas higiénico-sanitarias. Foto: Noryis

Tal proceder sanitario le concede a la Mayor de las Antillas el valor de plaza de ocio confiable, atributo reverenciado por no pocas cadenas de prestigio global como Iberostar y Meliá Ho­tels International.

Después de dos años sin aterrizar en el aeródromo Juan Gualberto Gómez, la línea aérea TUI no solo res­tableció su ruta al balneario matancero, sino que adicio­nó otra frecuencia sema­nal a lo previsto antes de la pandemia, lo cual se man­tendrá en el otoño-invierno 2020-2021.

Consultado por Traba­jadores, Joel Hernández, consejero de Turismo en la embajada cubana en Reino Unido, atribuye la iniciati­va al reconocimiento de las autoridades británicas al trabajo desplegado por el Gobierno cubano frente el coronavirus, y muy en par­ticular, a la aplicación de medidas favorecedoras de una convivencia sin riesgo y al ajuste de los productos turísticos a las actuales cir­cunstancias.

Satisfacer esas expecta­tivas y proveer experiencias seguras son aspiraciones contenidas en los protocolos higiénico-sanitarios. Para la doctora Berta María Be­llo Rodríguez, subdirectora de Epidemiología en la pro­vincia de Matanzas, la ri­gurosa implementación del control sanitario interna­cional, el fortalecimiento de sus estructuras en fronteras (aeropuertos o puertos) y en el destino final de los viaje­ros (hoteles, casas de renta o en las propias viviendas fa­miliares), deben posibilitar la rápida detección de cual­quier persona con la enfer­medad.

Las pruebas de PCR practicadas a todos los via­jeros que arriben por los ae­ródromos constituyen núcleo de un sistema de vigilancia reforzado por los Labora­torios de Biología Molecu­lar (LBM) en importantes enclaves de ocio como Hol­guín, Ciego de Ávila o Ma­tanzas, “indiscutible aporte para garantizar la seguridad en una temporada de alza esencial para el país”, sostie­ne Ivis Fernández, delegada del Ministerio de Turismo en la provincia matancera.

Contar con el LBM a unos 30 km del aeropuerto de Varadero no solo garanti­za los resultados de los PCR en menos de 24 horas, sino que permite la inmediata reactivación de procederes, en caso de que algún exa­men dé positivo.

Las complicaciones ge­neradas por una situación de esa naturaleza ya la ex­perimentaron directivos y empleados del hotel Ibe­rostar Selection Varadero. Almorzando estaba Niurka Lara Mesa cuando supo de la presencia de la COVID-19 en uno de los turistas de la habitación recién limpia­da. La camarera miró sus manos y recordó no haber­se quitado los guantes para manipular la ropa de cama, los vasos o desinfectar lo de costumbre… Respiró pro­fundo y creyó estar libre del coronavirus, luego co­rroborado por los dos PCR de rigor.

“Ni ella ni el resto de los trabajadores se contagia­ron. El inmediato control de la situación fue tan eficaz que ni siquiera dio positivo el acompañante del clien­te enfermo”, resume Llilian Ruiz González, subdirectora general de la instalación de Cubanacán.

Basta cumplir al pie de la letra con el uso del nasobuco, el distancia­miento físico, la desinfec­ción de manos o las super­ficies, para salir ilesos, señala José Luis Martín González, el especialista en Medicina General In­tegral al frente del grupo básico del hotel Royalton Hicacos, integrado ade­más por una enfermera y un técnico en Higiene y Epidemiología.

Justo ese compromiso de los empleados con su instala­ción resulta la clave en el an­helo de proporcionar un tu­rismo seguro y que satisfaga, sostiene el español Loren­zo Rubió, director general del Royalton Hicacos, sitio donde manifiestan sentirse como en casa los ingleses Ian y Loraine, y el enfermero alemán Mario Bubiowski.

Ellos y otros clientes, cara a cara o en las redes so­ciales, agradecen a un país ocupado tanto por el bienes­tar de sus ciudadanos como por el de los visitantes ex­tranjeros, afirma orondo el comercial Eduardo Fagundo Gutiérrez, un convencido de que Cuba es un excelente destino seguro.

Un comentario en Garantías para la salud de los turistas

  1. Me gustaría agradecer a Cuba por estas maravillosas vacaciones. ¡Nunca me he sentido tan segura! No suelo tomarme vacaciones en esta pandemia. ¡Pero creo que es importante apoyar al país en esta difícil situación económica! ¡Gracias al amable y disciplinado personal del hotel! ¡Gracias a Fidel por desarrollar este perfecto sistema de salud! ¡Se lo diré a todos mis colegas del hospital! ¡Gracias al pueblo cubano! ¡Detengan este bloqueo asesino!

    Mario Bubrowski Alemania

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu