Eléctricos cubanos en las alturas de El Junquito (+Fotos)

Eléctricos cubanos en las alturas de El Junquito (+Fotos)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (10 puntos, 2 votos)
Cargando…

Han pasado cinco meses de labor ininterrumpida contribuyendo a sostener la luz sobre las cimientes de la solidaridad, en bravío enfrentamiento a condiciones topográficas y climáticas muy diferentes a sus habituales escenarios de trabajo en Cuba y esos cambios, que suponen riesgos, no mellan la decisión de continuar sus faenas en beneficio del pueblo venezolano.

 

Desafío cotidiano a las alturas. Foto: Elvis Gil Domínguez

Los protagonistas de esas hazañas cotidianas son trabajadores del sector eléctrico de la provincia de Granma, integrados a la Misión Energética de Cuba en Venezuela que ilumina más los lazos históricos de hermandad entre los hijos de Simón Bolívar y José Martí, cuyos legados emancipadores y humanistas inspiran constancias en ese duro bregar.

El escenario

Es temprano en la mañana. Hay lloviznas intermitentes y mucha neblina que a veces obligan a detener las acciones. Estamos a unos mil 500 metros sobre el nivel del mar, en El Junquito, una de las 32 parroquias que forman parte de la Gran Caracas,  en la cordillera de la costa y caracterizada la mayor parte del año por temperaturas entre los 10ºC y 20ºC debido a la altura del terreno y las formaciones montañosas.

 

Preparando la faena del día. Foto: Elvis Gil Domínguez

Después de sortear los obstáculos de su agreste geografía encontramos a los integrantes de dos brigadas cubanas enrolados en un cambio de aislamientos a la torre número 19, del circuito número uno, que da sostenibilidad al servicio eléctrico de la populosa ciudad de Caracas.

La red estaba dando fallas ocasionadas por problemas en los aislantes y para evitar males mayores acudieron al cambio, pues estos aditamentos “en tiempos lluviosos y de neblina alta se contaminan y se echan a perder más rápido que en lugares secos”, explican los especialistas.

¿La misión?

“Nosotros atendemos las líneas de trasmisión de electricidad y las subestaciones que tributan a Caracas  y están ubicadas en territorios de los Estados de La Guaira, Distrito Capital y Miranda”, asegura  el ingeniero Jorge  Figueredo Maury, coordinador de la Misión Energética Cuba-Venezuela en esta última demarcación.

 

La voluntad de servir supera los riesgos. Foto: Elvis Gil Domínguez

“Y trabajamos principalmente en el Eje Este, que comprende Guarenas-Guatire- Higuerote, y la parte Oeste de La Guaira, buscando la zona de Tacoa, donde acometemos mantenimientos de redes con cambios de aislamientos y de cables, y limpieza de torres y herrajes, en aras de lograr un servicio eléctrico ininterrumpido y eficiente y disminuir las  afectaciones por concepto de averías”, amplía Figueredo Maury.

En el transcurso de estos meses, el colectivo ha realizado celaje de líneas, poda y tala en diferentes circuitos, y resuelto interrupciones inesperadas del servicio en varios puntos de la zona que comprende el Distrito Capital-Miranda-La Guaira, abunda  Pedro Guerrero Jorge, el jefe de brigada.

Guerrero Jorge resalta que antes de iniciar los trabajos realizan los mítines para planificar las labores del día y valorar los pormenores del escenario en el que van a intervenir, con énfasis en la observancia de las medidas de seguridad y salud.

Juntos miran al futuro…

Coinciden en que el clima y el relieve son los escollos fundamentales: neblina intensa y lloviznas persistentes; unas veces trabajan en zonas de bajas temperaturas por la altura sobre el nivel del mar y otras en áreas costeras bañadas por el Mar Caribe con calor.

Pero para enfrentar con éxitos esos obstáculos hay manos amigas, solidarias; y,  todos encomian la unidad que prevalece entre cubanos y venezolanos, que enaltece la sentencia martiana: “Subir montañas hermana hombres”, y juntos miran con optimismo al futuro, que precisa borrar huellas de sabotajes a ese vital servicio y vencer los obstáculos de la guerra económica impuesta por Estados Unidos a las dos naciones.

 

Reinan el entusiasmo y el compromiso. Foto: Elvis Gil Domínguez

El personal de Corpoelec, ente gubernamental encargado del sector eléctrico de Venezuela, es muy eficiente en su asistencia a los trabajos que  hacemos. Siempre están de la mano, nos guían y eso nos ayuda, reconoce el experimentado liniero cubano Guerrero Jorge.

“Ellos siempre están con nosotros, atentos  de que no demos un paso en falso. Cuando vamos hacia la montaña  siempre marchan delante guiándonos en los senderos y gracias a ellos hacemos las faenas, porque son los que conocen dónde están las estructuras y por dónde va cada línea”, remarca.

Conciencia y decisión

Jorge y Pedro coinciden en que es latente la unión  entre los dos pueblos y abogan porque viva por siempre. Ellos lo están haciendo todo en honor a las ideas humanistas de  los Comandantes Fidel Castro y   Hugo Chávez, y reafirman una decisión irrevocable: “Nosotros seguimos aquí, dándole continuidad a ese convenio de cooperación integral maravilloso que firmaron pensando en un mundo mejor”.

“Los eléctricos acá no vamos a empañar el prestigio que tenemos en Cuba. Todos son buenos trabajadores, buenos linieros, de talla alta”, acentúa el joven ingeniero Jorge  Figueredo Maury.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu