Gobierno golpista boliviano arremete contra Evo y Maduro al no invitarlos a la toma de posesión

Gobierno golpista boliviano arremete contra Evo y Maduro al no invitarlos a la toma de posesión

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (11 puntos, 3 votos)
Cargando…

Al parecer, la arremetida del gobierno de facto contra el ex presidente Evo Morales se hará sentir hasta el último momento de su mandato o también podría entender que lo que tienen contra él es ya una obsesión enfermiza pues este jueves la Cancillería boliviana dio a conocer un comunicado oficial en el que informan que ni el ex mandatario de ese país ni el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, serán invitados a la toma de posesión del recién electo presidente, Luis Arce.

 

Canciller interina de Bolivia, Karen Longaric. Foto: tomada de debate.com.mx

 

Según el documento, “el señor Morales ha sido hostil al proceso democrático boliviano y su presencia en el país generará tensión social y política”, pero tampoco se “invitará a Nicolás Maduro a los actos de transmisión de mando, puesto que el Estado Plurinacional de Bolivia reconoce al Gobierno del presidente encargado Juan Guaidó como el Gobierno legítimo de Venezuela”. Si no fuese algo tan serio, daría risa.

 


Aunque la propia cancillería reconoce que Lucho Arce, como anfitrión de los actos de transmisión de mando si desea extender las invitaciones a Morales y Maduro, el ministerio rector de las Relaciones Exteriores de Bolivia no lo hará, algo así como “tu asumirás el mando pero hasta ese día mandamos nosotros”.

A estas alturas no creo que haya nada que nos asombre del gobierno que ha liderado la golpista Jeanine Añez, quien además de arremeter todo lo que ha podido y más contra los logros y la figura de Evo Morales, no ha ocultado nunca su simpatía con el otro de quien puede haber aprendido lo que significa  “autoproclamarse”.

La realidad es que les afecta  la dignidad, el liderazgo y lo que representan simbólicamente  Morales y Maduro, quienes encabezaron Revoluciones sociales y democráticas verdaderas y lideran la unidad latinoamericana y la lucha de nuestros pueblos por su soberanía y su desarrollo, sin un amo que les diga qué hacer. Si a eso sumamos que no les ha funcionado la patraña de querer contraponer mediáticamente la figura de Luis Arce con la de Evo Morales – pues el primero ha dicho reiteradamente que el segundo es el líder histórico del MAS – y que además, se restablecerán muy pronto las relaciones diplomáticas con Venezuela, la derrota de los extintos golpistas bolivianos está cantada, aunque físicamente el primer presidente indígena de la historia y el presidente obrero hijo de Chávez, no estén en la toma de posesión del próximo 8 de noviembre.

El pueblo boliviano decidió sus destinos y puso a Arce y a Choquehuanca al frente de ellos;  en lo adelante saben que el camino no será fácil y tendrán que lidiar por mucho tiempos con los desmanes, las secuelas y las afectaciones de un año de terror e ignominia. Pero han demostrado cual es el mejor camino, aunque todavía, hasta el último instante en el poder, la derecha retrógrada y violenta pretenda ir en contra de sus decisiones soberanas.

 

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu