Cepal: compañero audaz para la región (Especial)

Cepal: compañero audaz para la región (Especial)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (14 puntos, 3 votos)
Cargando…

Por primera vez en la historia, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) tendrá un período de sesiones virtual, lo cual responde a las circunstancias actuales de la pandemia de la Covid-19 y también a la capacidad de respuesta del organismo, y de la presidencia pro tempore de Cuba, de no detener sus funciones.

 

La CEPAL afirma que Latinoamérica y el Caribe no tiene otra opción estratégica ante la pandemia que avanzar hacia un modelo de desarrollo más sostenible a través de una mayor integración.

 

La Cepal desempeña un papel clave en el acompañamiento a las naciones en sus esfuerzos para pensar y proyectar el futuro. En los últimos años han sistematizado y compartido plataformas mundiales de gestión del conocimiento y han apoyado propuestas audaces que favorecen el multilateralismo y la integración. Para darle continuidad a esos anhelos se reunirán, desde este lunes y hasta el miércoles 28 de octubre, en el trigésimo octavo periodo de sesiones.

El Periodo de Sesiones tiene lugar cada dos años. Es el momento público más importante de la organización en el que representantes de los países miembros y asociados se encuentran para intercambiar experiencias, buenas prácticas y exponer avances en la implementación de la Agenda 2030 sobre Desarrollo Sostenible en América Latina y el Caribe; así como para compartir resultados, perspectivas y criterios sobre cómo enfrentar los problemas comunes de la región.

En este espacio se evalúa además el calendario de eventos, la Mesa Directiva de cada Período, así como las actividades con que la Cepal  acompaña los esfuerzos de los países de la región para el alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Durante la primera jornada, el mandatario cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez entregará oficialmente a su homólogo de Costa Rica, Carlos Alvarado, la Presidencia pro tempore de la Cepal tras dos años y cinco meses en ese desempeño, el cual comenzó en mayo del 2018 cuando tuvo lugar el trigésimo séptimo Período de Sesiones en La Habana, Cuba, ocasión en la que además se festejó el 70 aniversario de la ONU.

 

La secretaria general de la Cepal, Alicia Bárcena, envió un mensaje de agradecimiento a Cuba en el que destacó el quehacer de sus autoridades. En particular reconoció la labor del Comandante en Jefe Fidel Casto Ruz y el General de Ejército Raúl Castro Ruz en favor del desarrollo de la mayor de las Antillas, en defensa del multilateralismo y la integración regional.

Bárcena destacó además que en esta etapa Cuba estuvo siempre presente, fue solidaria y ayudó a colocar al multilateralismo como una herramienta clave en el camino del desarrollo sostenible con igualdad: “Cuba ha ejercido una gran presidencia, con liderazgo, compromiso y compresión, compartiendo su experiencia diplomática al servicio de la cooperación Sur-Sur y de toda la región. Nos inspiró, nos deja un profundo legado de ideas y conceptos”, aseguró.

 

Cuba continuará ocupando la vicepresidencia en órganos subsidiarios de la Cepal:
  • Conferencia Regional sobre la Mujer
  • Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo
  • Consejo Regional de Planificación
  • Comité de Desarrollo y Cooperación del Caribe
  • Conferencia de Ciencia, Innovación y Tecnologías de la Información
  • Reunión Intergubernamental y Conferencia Ministerial sobre Sociedad de la Información
  • Foro de los países de América Latina y el Caribe para el Desarrollo Sostenible

 

 

¿Qué hizo Cuba al frente de la Cepal?

Según Rodrigo Malmierca Díaz, ministro cubano de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex), la Cepal es la más activa de las comisiones económicas regionales de Naciones Unidas: “Cuba es miembro fundador de la Cepal desde su creación en el año 1948. Existe una larga tradición de trabajo conjunto y de cooperación, que se ha incrementado desde que la actual Secretaria Ejecutiva, la Excma. Sra. Alicia Bárcena, asumiera el cargo en julio del 2008”.

 

 

Con anterioridad a la Presidencia pro tempore cubana, nuestro país ya había ostentado posiciones en las Mesas Directivas de casi todos los órganos subsidiarios de la Comisión. Adicionalmente, hay que mencionar que mantenemos excelentes relaciones de trabajo con el Sistema de las Naciones Unidas para el Desarrollo y tenemos un compromiso con el avance en la implementación de la Agenda 2030 sobre Desarrollo Sostenible y los 17 Objetivos que contiene, afirmó.

La candidatura de Cuba para ocupar la Presidencia pro tempore de su trigésimo séptimo Período de Sesiones fue aprobada en reunión de ministros efectuada en México en 2017: “Para nosotros representó un honor y reconocimiento al trabajo realizado hasta ese momento, una oportunidad de continuar contribuyendo al Desarrollo Sostenible en la región y a la ampliación y promoción de la coop­­eración Sur-Sur como un recurso para la implementación de la Agenda 2030”, dijo Malmierca.

Entre los numerosos retos que representó el encargo, destacó la celebración de los 40 años de la aprobación del Plan de Acción de Buenos Aires para Promover y Realizar la Cooperación Técnica entre los Países en Desarrollo (PABA+40) en el contexto de la Segunda Conferencia de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre Cooperación Sur-Sur (Buenos Aires, Argentina, marzo del 2019); y la conclusión del primer ciclo global de seguimiento a la implementación de la Agenda 2030 sobre Desarrollo Sostenible, cuyo colofón estuvo en la Cumbre de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en septiembre del 2019.

Cuba ha realizado aportes en los estudios que lidera la Secretaría de la Cepal sobre los efectos económicos y sociales de la pandemia, añadió el director de Organismos Económicos Internacionales del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex), Carlos Fidel Martín Rodríguez, pues “se trata de un momento difícil, en el que se pronostica una caída del 9,1% del PIB de la región” y un significativo aumento de la pobreza.

“Queda un decenio para culminar la implementación de la Agenda 2030, y será poco probable que todos los objetos se puedan cumplir. El reto está en encontrar los principales problemas y entre todos contribuir a su solución, para llegar a ese año con el mayor avance posible”, reflexionó Carlos Fidel.

A pesar del férreo bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba y el acoso constante de la Administración de Donald Trump, Cuba cumplió con lo que de ella se esperaba en esta etapa al frente de la Cepal: “Tenemos una histórica tradición de resistencia, una diplomacia muy preparada y una gran vocación por el desarrollo. Incluso antes de la aprobación de la Agenda 2030; Cuba fue uno de los pocos países que cumplió a cabalidad los Objetivos de Desarrollo del Milenio, antecesores de los actuales Objetivos de Desarrollo Sostenible”, declaró el titular Malmierca Díaz.

En entrevista publicada en el portal del Mincex recordó que previa a la experiencia en la Cepal, Cuba desempeñó en el 2014 la presidencia pro tempore en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac): “Un principio de nuestra política exterior ha sido la integración latinoamericana y caribeña, así como la cooperación internacionalista y solidaria con los países de la región”.

En ese sentido el gobierno aprobó la Estrategia de la Presidencia pro tempore cubana de la CEPAL, documento que al decir de Malmierca estableció los objetivos esenciales, las acciones a desarrollar y el plan de acciones. Además, se mantuvo un estrecho vínculo de trabajo con Organismos de Administración Central del Estado (Oace) y entidades nacionales, especialmente aquellas que son pilares del Grupo Nacional para la implementación de la Agenda 2030.

El trabajo y los esfuerzos de la Presidencia cubana se enfocaron principalmente en tres líneas: el avance en la implementación de la Agenda 2030 en la región, el fortalecimiento de la cooperación Sur-Sur y darle prioridad al Caribe.

 

“En el actual escenario internacional, los países caribeños son altamente vulnerables en su doble condición de pequeños Estados insulares en desarrollo, y países de renta media; lo que, de acuerdo con los estándares de instituciones financieras como el Banco Mundial, limita el acceso a recursos financieros y a la Ayuda Oficial al Desarrollo”, reveló Malmierca.

“Esta situación se complejiza por ser la subregión del mundo que sufre en mayor proporción los efectos del cambio climático, por ser economías abiertas, dependientes del mercado mundial y con altos niveles de endeudamiento; así como por los efectos devastadores de la pandemia sobre sectores claves para estos países como el turismo.

“La Cepal viene promoviendo hace unos años iniciativas que tomen en consideración las especiales necesidades del Caribe; y fomenten la resiliencia en estos países”, insistió, por lo cual en “mayo de 2018, durante la celebración del trigésimo séptimo Período de Sesiones en La Habana, la Secretaria Ejecutiva, Alicia Bárcena, presentó El Caribe Primero (Caribbean First), un llamado a prestar especial atención a las grandes vulnerabilidades que enfrenta esta subregión y priorizar sus necesidades en los debates y espacios de intercambio de experiencias y buenas prácticas a nivel regional. Cuba, en su Presidencia, acompañó esa iniciativa y trabajó por visibilizar los desafíos que enfrenta el Caribe”.

Una de las contribuciones fue la realización de la Feria Internacional Expocaribe, (Santiago de Cuba, junio del 2019) en la que se procuró fortalecer las relaciones económicas en la región, promover el comercio en el Gran Caribe, e impulsar oportunidades de negocios, inversión, turismo y cooperación.

Como parte de su labor, Cuba copresidió la Red para la Implementación de la Agenda 2030 y el Seguimiento a los Objetivos de Desarrollo Sostenible en América Latina y el Caribe (Red ODS), plataforma para el intercambio de buenas prácticas a través de tres pilares (estadística, coordinación y cooperación) que contribuyen al mejoramiento de las capacidades institucionales y técnicas de los países, así como al fortalecimiento de los mecanismos nacionales para darle seguimiento a los ODS.

 

Eventos organizados por Cuba o en los que participó como parte de su presidencia pro tempore de la CEPAL
  • Foro Político de Alto Nivel (julio de 2018)
  • Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo (agosto 2018).
  • VIII y IX Reunión de Mesa Directiva del Comité de Cooperación Sur-Sur (octubre del 2018 y marzo del 2019).
  • Foro de Alto Nivel de Naciones Unidas de Directores Generales de Cooperación para el Desarrollo.
  • II Conferencia de Alto Nivel de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur (PABA+40).
  • II Conferencia de Alto Nivel de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur.
  • XXXIII Comité Plenario de la CEPAL.
  • III Reunión del Foro Regional sobre Desarrollo Sostenible (abril del 2019).

La IV Reunión del Foro de los países de América Latina y el Caribe sobre Desarrollo Sostenible prevista para los días 28 – 31 de marzo del 2020 en el Palacio de Convenciones de La Habana debió ser cancelada debido a la situación epidemiológica internacional provocada por la pandemia de la COVID-19.

 

El principal resultado en el Comité de Cooperación Sur-Sur fue el acompañamiento que desde ese órgano subsidiario se le brindó al proceso regional e internacional asociado a la celebración de la Segunda Conferencia de Alto Nivel de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur (PABA+40), resaltó el ministro cubano: “Representamos en esa Conferencia a los países de América Latina y el Caribe para trasladar posiciones e intereses colegiados en el seno del Comité del Cooperación Sur-Sur, a través de un Diálogo Regional Interactivo convocado por la Presidencia cubana como acción preparativa para la Conferencia”.

“De igual manera, estamos promoviendo una Resolución en el marco del trigésimo octavo Período de Sesiones de la CEPAL, para elevar el status del Comité de Cooperación Sur-Sur al de Conferencia Regional sobre Cooperación Sur-Sur, en atención a los avances y la consolidación de esta modalidad en la región como un medio de implementación para la Agenda 2030 sobre Desarrollo Sostenible”, enfatizó.

Cuba espera que la Cepal continúe acompañando los esfuerzos nacionales en la implementación de la Agenda 2030 sobre Desarrollo Sostenible, como lo ha estado haciendo hasta el momento; y que siga promoviendo el intercambio de experiencias, buenas prácticas, conocimientos técnicos e información en pos de la agenda regional para el Desarrollo, sin dejar a nadie atrás, recalcó Malmierca.

El director de ProcCuba, Roberto Verrier, por su parte, reiteró en nota de prensa que “pese a los obstáculos que Cuba continuará enfrentando debido en lo fundamental al recrudecimiento del bloqueo impuesto por Estados Unidos, la región podrá seguir contando con la isla y sus modestos aportes”.

 

La CEPAL, Cuba, el Caribe y la pandemia

El mundo, y particularmente la región más desigual del planeta, la latinoamericana y caribeña, enfrenta hoy la peor crisis en 100 años. La pandemia de la Covid-19 impacta de manera simultánea en lo sanitario, lo económico, lo social y lo político. “Esto ha demostrado la plena vigencia de la Agenda 2030 y que es necesario seguir trabajando”, reconoció Alicia Bárcena en declaraciones previas al trigésimo octavo Período de Sesiones de la Cepal.

 

 

 

Si las proyecciones acerca del crecimiento económico en la región eran poco alentadoras, la pandemia las ha agravado más aún, y ha expuesto con mayor crudeza los problemas estructurales del modelo de desarrollo extractivista que predomina en el área: “Se necesitan pactos políticos amplios que demuestren la importancia de la protección de la vida, de la universalización de la salud y la educación”, insistió Bárcena.

Bajo la presidencia de Cuba, y a petición de la Celac, se puso en marcha el Observatorio Covid-19, que muestra lo que hacen los países y las posibles alianzas con otros actores no estatales.

Cuba ha realizado aportes en los estudios que lidera la Secretaría de la Cepal sobre los efectos económicos y sociales de la pandemia, mientras que el organismo “está ayudando en la movilización de recursos y en la formulación de proyectos de desarrollo que puedan acompañar el progreso de la vacuna cubana contra la Covid-192, según confirmó el director de Organismos Económicos Internacionales del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex), Carlos Fidel Martín Rodríguez, razón de más para que el resultado vacunal no sea “solo de Cuba, sino de toda la región”.

 

Desde que el virus del SARS Cov-2 desató la pandemia de la Covid-19 en el mundo, varias brigadas cubanas del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastre y Graves Epidemias Henry Reeve que han prestado sus servicios en el mundo, en algunos casos han llegado brigadas a países en los cuales existían proyectos permanentes de colaboración en el ámbito de la salud, educación, deportes y otros, pero en otros casos han acudido por primera vez.

 

 

“La cooperación médica cubana, basada en la experiencia acumulada durante todos estos años por nuestro sistema de salud y las brigadas de colaboración médica internacional, es un reflejo de la vocación de nuestro país por la cooperación internacional para el Desarrollo”, explicó Malmierca Díaz, por lo cual “esa ha sido una de las líneas de trabajo de nuestra Presidencia”.

“Cuba es parte del Caribe, comparte vínculos históricos, culturales, económicos, políticos, entre otros, con los países caribeños, a quienes consideramos nuestros hermanos”, por lo cual la contribución a estructurar respuestas coherentes a la Covid-19 en naciones del área ha sido particularmente sensible.

En los últimos meses desde La Habana salieron brigadas sanitarias a más de 45 países y territorios, entre ellos Martinica, bajo soberanía de Francia; Monserrat, Islas Vírgenes, Turcas y Caicos y Anguila, pertenecientes al Reino Unido; así como a Granada, Nicaragua, Barbados, San Vicente y las Granadinas, Antigua y Barbuda, Santa Lucía, San Cristóbal y Nevis, Dominica, Trinidad y Tobago, Haití, Jamaica, Belice y Surinam.

En agradecimiento la Asociación de Estados del Caribe (AEC) emitió recientemente una declaración en la que reconoce la actitud altruista de Cuba que contrasta con el criminal bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos, por lo que llamaron a suspenderlo y a que cese la aplicación extraterritorial de la Ley Helms-Burton pues tal proceder atenta contra “la paz y la prosperidad de los Estados del Gran Caribe”, y debe eliminarse “con el fin de atender las necesidades humanitarias de los pueblos en estos tiempos difíciles”.

La labor de la Henry Reeve con el mundo le ha hecho merecedora de una campaña mundial para que se le reconozca con el Premio Nobel de la Paz 2021.

 

 

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu