Bolivia decidió y en paz

Bolivia decidió y en paz

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 puntos, 2 votos)
Cargando…

Más allá de lo que pudiera valorarse cuando, dentro de cinco días, se conozcan los resultados finales del proceso electoral que tuvo lugar este domingo 18 de octubre en Bolivia, los hijos e hijas de esa nación demostraron su apego y defensa de la democracia, en paz y la convicción de que es posible decidir por un futuro mejor.

 

 

Tal como habían solicitado las autoridades electorales luego de las primeras horas de la mañana, en que el proceso había transcurrido de forma más lenta, en la tarde se fueron eliminando las largas filas y hubo mayor fluidez, gracias a lo cual a las 17.00 horas se inició el cómputo y se instaló la Sala Plena del TSE en la Paz. Una hora después comenzó en los Tribunales departamentales.

 

 

Según el presidente del TSE, Salvador Romero, al evaluar la jornada, esta transcurrió con total normalidad y los ciudadanos fueron a votar “de manera masiva a los recintos, con calma y paciencia”.

Al cerrarse los colegios, Romero recordó que cualquier ciudadano podía asistir a observar el cómputo de votos en la mesa que desee y los jurados electorales debían dejar que quien tuviese interés, tomara fotografías del acta de cómputo y los Tribunales Electorales Departamentales (TED) tenían la instrucción y el compromiso de trabajar mientras tuvieran actas que computar “para avanzar lo más rápido posible, dando certeza de que los resultados reflejan fielmente la votación ciudadana”.

 

 

Precisó también que se cumplieron las normas sanitarias establecidas y se dio preferencia a personas mayores de 60 años, personas con discapacidad y mujeres embarazadas.

 

 

Aún así, se reportaron algunas irregularidades y denuncias sobre agresiones contra reporteros – sobre todo de medios comunitarios -, robos de maletas con boletas e intentos de un seguidor de Carlos Mesa de ingresar papeletas marcadas a favor del candidato de Comunidad Ciudadana, segundo en las intenciones de voto hasta el momento de las elecciones.

En algunas regiones de la Paz se denunció también la falta de urnas, listados electorales y según precisa Telesur, unos 1300 indígenas se quedaron sin votar en Santa Cruz por ausencia de boletas y al exigirse una respuesta a las autoridades departamentales, estas alegaron tener problemas logísticos.

Y en otros casos, como a los bolivianos que residen en Nicaragua, Irán y Venezuela – países con los que el gobierno de facto rompió sus relaciones diplomáticas – se les exigió votar en países como Costa Rica, Rusia y Colombia, respectivamente.

El TSE ha dicho que los veedores internacionales -quienes han desarrollado su labor sin complicaciones- deberán entregar entre lunes y martes sus informes preliminares sobre el resultado de la votación, mientras que la Misión de Observación Electoral del Parlasur exhortó en su cuenta en Twitter a todos los actores políticos y a la ciudadanía boliviana a esperar los resultados oficiales “con tranquilidad y respeto”.

Irónicamente, el candidato Carlos Mesa y la presidenta del gobierno de facto, Jeanine Añez, los mismos que gestaron las acciones violentas y el golpe de Estado de 2019 y llevaron a Bolivia a la etapa de desesperación, represión e inestabilidad política y económica de los últimos 11 meses, llamaron a los bolivianos a tener paciencia, cumplir con la ley y mantenerse unidos hasta esperar los resultados que – según confirmó el TSE – podrían darse a conocer el próximo martes.

 

 

Por su parte, el candidato por el MAS, Luis Arce, dijo sentirse esperanzado con la jornada de tranquilidad y paz en que se desarrollaron las votaciones y que el ganador deberá ser, “el pueblo boliviano que recuperará la democracia a través del voto”.

La presidenta del Partido de los Trabajadores de Brasil, Gleisi Hoffman, miembro de otras de las delegaciones internacionales presentes, precisó también en su cuenta en Twitter, que todo había estado con normalidad, que esperaba que todo permaneciera así y rechazó cualquier intento de golpe contra la democracia boliviana.

La líder del PT criticó “impresionada” la falta de cobertura mediática de los medios brasileños a las elecciones en Bolivia, pues solo las plataformas del Foro de Sao Paulo abordaban el tema, siendo la nación boliviana un país con el cual mantienen fuertes lazos comerciales, mientras se le presta toda la atención posible al proceso electoral en Estados Unidos. Esto es, sin dudas, una muestra más de cuánto se intenta opacar o manipular por los medios de la derecha regional, el afán de los bolivianos a elegir mediante el voto, en democracia y rechazando todo tipo de violencia.

Las próximas horas y días serán decisivos para dar culminación a un proceso electoral calificado como uno de los más trascendentales en la historia de ese país. El patrullaje militar y policial en colegios electorales, en calles principales de grandes ciudades, la presencia de algunos veedores internacionales que –como la OEA– nada tienen que ver con los intereses reales del pueblo boliviano y su decisión de retomar el camino frustrado con mentiras en 2019, no impidieron que fuera esta, una jornada de esperanza.

 

 

El expresidente Evo Morales, quien ejerció su derecho al voto en Argentina, envió desde allá un mensaje llamando a la cordura y el respeto, pues los desafueros del último año habían demostrado que la violencia solo generaba más violencia, y solo el amor, el compromiso y la unidad entre todos determinaría el saldo real de una jornada que calificó como fructífera.

Y es que más allá de amenazas e intentos de chantaje por parte de miembros del gobierno de facto, de irregularidades y la posposición durante meses de una jornada que podía cambiar el rumbo de Bolivia, los bolivianos demostraron que quieren y pueden vivir en paz, escoger su propio destino y construirlo entre todos, por todos. Ojala sea la voluntad que prevalezca, que los días posteriores también sean pacíficos y se respeten los resultados finales, con la misma transparencia y optimismo que ha solicitado el TSE y aún más, merece ese pueblo.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu