Avanza Plan de medidas de enfrentamiento a la COVID-19

Avanza Plan de medidas de enfrentamiento a la COVID-19

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 puntos, 2 votos)
Cargando…

Desde el pasado lunes se aplican en todo el país cambios significativos en la forma de enfrentar la COVID-19, pues la mayoría de las provincias pasaron a la etapa de Nueva normalidad, mientras que La Habana fue declarada en la Fase 3 de la recuperación con algunas flexibilizaciones, y las provincias de Sancti Spíritus y Ciego de Ávila quedaron en la Fase de transmisión autóctona limitada.

 

Foto: ACN

Estos cambios no solo significan variaciones en el protocolo de salud cubano, sino que traen consigo el retorno a las actividades productivas de casi todo el país, si bien el código de vida varía en dependencia de las condiciones epidemiológicas.

La primera semana de la implementación del nuevo plan ha traído el crecimiento paulatino de las actividades que antes estaban frenadas o detenidas: la mayoría de los servicios abrieron, y las personas acudieron a playas y piscinas.

El jueves 15 de octubre comenzó la estrategia de tomar muestras de PCR en los aeropuertos y pedir a los viajeros que mantuvieran todas las medidas sanitarias en sus casas u hospedajes mientras están listos los resultados.

Unido a esto, el viernes se anunció que todos los aeropuertos del país estaban abiertos, excepto el de La Habana y los turistas podrán hospedarse incluso en casas particulares, a la vez que los contactos de los pacientes positivos a la COVID-19, también se autoaislarán en sus hogares.

Mientras, la semana trascendió de diferentes maneras en las provincias del país, pues el proceso de recuperación, como se dijo desde el principio, es asimétrico.

Ciego de Ávila y Sancti Spíritus, afrontan la situación epidemiológica más compleja de Cuba, dada por la transmisión autóctona limitada de la COVID-19, pues luego del rebrote de la enfermedad, -acontecido durante el pasado mes de agosto en la primera y desde los primeros días de septiembre en la segunda-, entre las dos provincias se han diagnosticado 811 nuevos casos, a la vez que 15 personas han perdido la vida, todos residentes en Ciego.

Por tal razón, las medidas sanitarias allí no hacen más que reforzarse, se ha limitado el movimiento interprovincial, y suspendido el reinicio del curso escolar en Ciego de Ávila, mientras que las autoridades sanitarias y del Consejos de Defensa Provincial han exhortado a la población a no bajar la guardia y cumplir estrictamente las medidas de protección y distanciamiento para evitar la aparición de nuevos focos de trasmisión.

La Fase 3 en la provincia de La Habana tiene algunas peculiaridades y flexibilidades, pero hay una serie de acciones que no podrán realizarse en esta etapa.

Por poner un ejemplo, por el momento se ha decidido no abrir los gimnasios que están en locales cerrados, sino solamente a los que están al aire libre y no se autorizará el funcionamiento de las Casas de la Música o de las salas de fiesta de los centros culturales.

Tampoco está autorizado el servicio de bares, centros nocturnos, cabarets y discotecas, mientras que en lo referido al comercio y servicio estas unidades se autorizan, así como las piscinas estatales y privadas, que abrirán al 30 por ciento de su capacidad.

El nasobuco deberá usarse en todos los escenarios, y se mantendrán las medidas sanitarias como el lavado constante de las manos, la desinfección de superficies y los pasos podálicos.

Las provincias del resto del país, ya en proceso de nueva normalidad, no han detenido su vigilancia, tal es así que Pinar del Río comenzó a reportar casos en el municipio de Guane y el viernes se abrió allí un evento de transmisión, donde se aplicarán todas las medidas de rigor para evitar el contagio.

Con el curso escolar a punto de concluir, las escuelas y círculos infantiles de todo el país fueron visitados e inspeccionados y los centros educativos fueron certificados por las autoridades sanitarias.

El trabajo a distancia, siempre que sea factible, es una modalidad que se consolida, lo que contribuye a evitar la movilidad de las personas sin que estas pierdan sus empleos ni sus salarios.

Entre sus ventajas está que los trabajadores no tengan que desplazarse a sus centros de labor, y reducir los gastos de la entidad en materia de alimentación, electricidad, agua y transportación.

Los cambios seguirán llegando, y cada día se darán nuevos pasos para evitar que el país se detenga y con él su economía, pero ha quedado claro que lo principal es la salud de las personas, de ahí que se permiten flexibilidades, pero no descuidos.

(Tomado de ACN)

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu