Bolivia: neoliberalismo o país para todos

Bolivia: neoliberalismo o país para todos

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (14 puntos, 3 votos)
Cargando…

Una carta fechada el pasado 6 de octubre, dirigida al Secretario Ge­neral de las Naciones Unidas y fir­mada por Luis Alberto Arce Cata­cora, candidato a la presidencia de Bolivia por el Movimiento Al Socia­lismo-Instrumento Político por la So­beranía de los Pueblos (MAS-IPSP), alerta con suma preocupación sobre los anuncios irresponsables del mi­nistro del Gobierno de facto, Anto­nio Murillo, y el viceministro de Ré­gimen Interior y Policía, Javier Issa, sobre un supuesto plan del MAS para desestabilizar el país luego de las elecciones, lo cual justificaría la activación de un llamado “Grupo Antiterrorista”.

Luis Arce, candidato por el MAS-IPSP. Foto: Tomada de Soy Quillacollo
Luis Arce, candidato por el MAS-IPSP. Foto: Tomada de Soy Quillacollo

En la misiva, el dirigente del MAS se pregunta qué otras provo­caciones está dispuesta a generar la derecha boliviana para descarrilar los comicios del próximo 18 de oc­tubre, si desde ya se intenta generar miedo amenazando con la fuerza militar. Murillo ha dicho claramen­te que no entregarán la banda pre­sidencial al candidato del Movi­miento al Socialismo, indicaciones que probablemente haya recibido de Estados Unidos y la desprestigiada OEA, cuya sede en Washington vi­sitó hace apenas unos días.

Pero, ¿a qué le temen realmente? ¿Por qué una arremetida tal contra el MAS? La respuesta es clara. Saben que Luis Arce no solo es el candidato favorito, ampliamente ganador en las encuestas realizadas durante todo el proceso, es más que eso, representa un movimiento, un modelo de país contra el cual arremetieron con mentiras para fraguar un golpe de Estado que derivó en una fuerte represión y el retroceso de más de 14 años de estabilidad po­lítica, económica y social para el país andino, y en su relación con la región.

En la carta enviada a la ONU, Luis Arce recuerda que el MAS-IPSP fue clave en la negociación y adopción unánime por la Asamblea Legislati­va de la Ley electoral, en el amplio consenso alcanzado en torno a la elección de los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE). Luego acató la injusta decisión de este de impugnar candidaturas al Senado y a lo largo de todo el proceso ha instado a sus miembros a tener pa­ciencia y serenidad frente a abusos, corrupción, militarización y perse­cución judicial de sus dirigentes po­líticos y sociales, denunciada a nivel nacional e internacional.

Asegura que han insistido en que no se posterguen más las elec­ciones, pues el órgano ejecutivo de facto ha pretendido instrumentali­zar la pandemia para mantenerse en el poder. “Sin las organizaciones que se movilizaron del 23 de julio al 14 de agosto para exigir garantías para la realización de las eleccio­nes, el proceso electoral y el TSE seguirían sin lugar a dudas siendo objeto de los ataques incesantes de los cuales fueron blanco con miras a detener la transición democrática a la cual el país aspira”, precisa la misiva.

El propio expresidente Evo Mo­rales denunció hace apenas unos días en su cuenta en Twitter, que el gobierno que encabeza la golpista Jeanine Añez —quien se retiró de la candidatura porque no tenía la más mínima posibilidad de ganar o tal vez buscaba unificar los votos contra Arce y el MAS— preparó un decreto que autoriza disponer de 50 millones de dólares para la compra de armas no letales en momentos en que las Fuerzas Armadas están semiacuarteladas, y se pregunta: “¿Con qué provocarán al pueblo para justificar la represión?”.

Morales rechazó recientes he­chos de vandalismo y las amena­zas contra instituciones públicas del país, ataques a la Fiscalía en la región de Sucre; y acusó a los gru­pos irregulares que perpetran estas acciones de actuar en coordinación con el Gobierno para descarrilar el proceso electoral.

Recordó que Bolivia aplicó por 20 años un modelo neoliberal que solo dejó pobreza, despidos masivos y recursos estratégicos en manos de transnacionales; que desde el 2006, y en 14 años, salieron de la crisis, lo­graron gran crecimiento económico y estabilidad; y afirmó que solo el candidato del MAS retomará ese camino, tal como es visible ante los ojos del mundo en las propuestas de cada uno de los contrincantes en las elecciones, pues en los debates e intervenciones televisivas de las úl­timas semanas algunos ni siquiera han sido capaces de mostrar ningún interés porque exista un cambio en el país que realmente proteja y be­neficie a las mayorías.

El MAS es el único partido con candidatos detenidos y procesados ilegalmente. La arremetida con­tra ellos muestra de que van por el camino correcto. De ahí el llama­do permanente a la comunidad in­ternacional para que permanezca atenta a posibles episodios de vio­lencia que buscarían suspender las elecciones, desconocer sus resulta­dos o mancillarlos.

El mensaje al pueblo boliviano es no dejarse provocar, ir a votar en paz y elegir —al decir de Evo Mo­rales— entre quienes quieren volver al pasado neoliberal, con pobreza y dependencia, o la opción que les garantice estabilidad política, cre­cimiento económico y desarrollo so­cial en democracia y soberanía.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu