La crisis económica y social en Bolivia es gravísima, ratifican líderes del MAS

La crisis económica y social en Bolivia es gravísima, ratifican líderes del MAS

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 puntos, 1 votos)
Cargando…

El expresidente boliviano Evo Morales reitero en su cuenta en Twitter que la crisis económica en su país es gravísima y que votar por el Movimiento al Socialismo (MAS) en las elecciones del próximo 18 de octubre, es la única opción para salir de esta situación.

El propio candidato presidencial por el MAS, Luis Arce, quien fuera ministro de economía de ese país entre 2016 y 2017 y luego en 2019, ha dicho que Bolivia debe rescatar el alto poder económico alcanzado durante los mandatos de Evo Morales, en los que “las decisiones adecuadas” llevaron a liderar varios indicadores económicos y sociales en la región.

Arce, quien ha denunciado las formas en que el gobierno de facto de Jeanine Añez tomó decisiones y llevó al país a una desestabilización política pero también económica, mediante medidas erráticas e imponiendo la fuerza,  ha dicho que “la reducción de ingresos al país provoca desempleo y hambre en el pueblo”.

Recordó que en Bolivia hay más de un millón de nuevos pobres y medio millón si se contabiliza la pobreza extrema, que el nivel de endeudamiento será del 39% respecto al PIB y en el gobierno anterior solo era del 26 % pues los recursos se destinaban a proyectos de inversión, no a gastos corrientes y que el MAS es la única candidatura que tiene un plan serio para la nación: “reconstruir una economía que fue destruida en solo tres meses por el gobierno golpista”.

“Bolivia necesita recuperar la senda de la estabilidad  y el crecimiento económico con justicia social”, precisó Arce, quien ha ya había hecho públicas el interés del gobierno de facto de parar proyectos que garantizaban a mediano plazo la producción de litio – una de las industrias más fuertes del país – y habían tratado de contraer pactos de petróleo y gas con Brasil, algo ilegal pues se trataba de un gobierno transitorio y eso podía dejar huellas profundas en la economía boliviana.

El candidato por el MAS ha estado durante meses alertando sobre la posposición de las elecciones que finalmente tendrán lugar el 18 de octubre, calificándolo como una estrategia del gobierno de Jeanine Añez para mantenerse más tiempo en el poder y señaló que los argumentos relacionados a la situación de la pandemia eran falsos, pues la compleja situación sanitaria que vive la nación ha sido también responsabilidad de un gobierno que durante cuatro meses se negó a tomar medidas estrictas de cuarentena y a establecer una estrategia para hacer frente a la pandemia. “Usa el coronavirus para prorrogarse, no le interesan la vida ni la salud”, recalcó Arce.

Según varias encuestas públicas, el MAS podría ganar en la primer vuelta. Encontrarían sus líderes, muy poco de aquel país que durante años se mantuvo como el más estable y el de mayor crecimiento en la región, situación aún más compleja ante un sistema de salud desarticulado, con más de 133 500 infestados por el virus del Sarv Cov 2, de los cuales ya más de 7 800 ya han fallecido hasta este sábado 26 de septiembre.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu