Si yo crezco, un pedacito del país crece (Separata Economía)

Si yo crezco, un pedacito del país crece (Separata Economía)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 puntos, 1 votos)
Cargando…

Así sintetizó un trabajador no estatal lo que significan para él las facilidades creadas para que su sector tenga posibilidades de exportar e importar a través de empresas estatales es­pecializadas en comercio exterior y mediante contrato.

 

La decisión adoptada por el Gobierno es un reconocimiento al papel que estos actores de la sociedad desempeñan en la estrategia económi­co-social del país para enfrentar la prolongada crisis mundial provocada por la pandemia de la COVID-19, y salir adelante pese al lastre del blo­queo.

Tal medida responde a la necesidad de que las exportaciones crezcan, que las importacio­nes sean más racionales y se puedan estable­cer encadenamientos entre todas las formas de gestión para tener mejores resultados económi­cos.

Se han seleccionado cerca de 40 empre­sas especializadas para que les brinden este servicio a los no estatales, y según los últimos datos del Ministerio de Comercio Exterior, estas han recibido más de mil 56 intereses para realizar algún tipo de operación. Hasta el momento casi 732 trabajadores por cuenta propia y unas 119 cooperativas están en nego­ciaciones.

En agosto último se aprobó un conjunto de normas jurídicas de respaldo a esta actividad, que involucran al Banco Central y a los minis­terios del Comercio Exterior y la Inversión Ex­tranjera, de Economía y Planificación y de Fi­nanzas y Precios.

Estas normas dan respuesta a planteamientos de los trabajadores en asambleas sindicales y en el propio XXI Congreso de la CTC.

Una mirada a los comentarios recientes sobre este tema permite ratificar algo que Trabajado­res había constatado en sus entrevistas con los acogidos a formas de gestión no estatal que ya han incursionado en esta posibilidad: la valoran como fue concebida, una oportunidad para pros­perar como productores y de aportar a la econo­mía nacional.

Uno de ellos consideró que para que ten­ga éxito hay que dejar de importar productos y piezas que hoy pudieran producirse nacional­mente porque de no hacerlo sería botar el di­nero.

A algunos les preocupa qué empresas los pueden ayudar a certificar sus productos y ser­vicios para que sean exportables; otros se quejan de demoras de estas en tramitar los procesos y de mecanismos burocráticos; los hay quienes so­licitan la posibilidad de capacitación en la acti­vidad de comercio exterior; o exponen dudas sobre los ingresos que se reciben por la expor­tación… Son innumerables las inquietudes a las que se les irán dando respuesta sobre la marcha.

Sin duda habrá que desatar no pocos nudos y vencer trabas para alcanzar los resultados pre­vistos. ¿Que debía haberse tomado mucho antes esta decisión? Lo importante es que ya está to­mada. Ahora lo que se impone es echar a andar para crecer todos.

También puede leer en formato PDF:  Separata Lunes 28 de septiembre de 2020 Economía (211 descargas)

3 comentarios en Si yo crezco, un pedacito del país crece (Separata Economía)

  1. estoy de acuerdo con todas esas iniciativa
    pero el sector campesino y sobre todos los campesino independiente tienen una series de trabas que hay que eliminar para que la producción sea mayor y mas rentable
    no es posible que un campesino ganadero no pueda vender el su carne directo a la población,
    que esta carne se pierda en tiempo de seca porque el estado no la compra pero no permite que el la venda ,
    eso esta ocurriendo en todo el territorio
    toda venta de carne tiene que tener un control sanitario
    pero lo que si no puede suceder es que la gente no tenga carne y esta se pierda por las trabas que existen en su comercialización

  2. El estado tiene que revisar la legislación laboral cubana para que se reconozca y protejan los derechos de los Trabajadores no estatales a las vacaciones anuales pagadas y a la asistencia y seguridad social.
    Hoy no están reconocidos en ninguna legislación y cuando descansamos, porque es obligados, las empresas no pagan ese tiempo.
    Tampoco pagaron el tiempo en que por la covid19 dejaron de trabajar, no recibimos prestaciones de la asistencia social.
    Pero seguimos obligados a pagar el impuesto de la contribución a la Seguridad social

  3. La economía crece con exportaciones, pero no olvidemos que se debe satisfacer la demanda interna de 11 millones de cubanos y cuando volvamos a la nueva normalidad hay que sacar comida para el turismo ya que esta parálisis no será eterna y aspiramos a 5 millones en un futuro no lejano, de lo que se infiere que hay que producir mucho más. Por lo que habrá que seguir eliminando trabas, soltando amarras para que la economía se recupere de esta pesadilla.Además hay otras muchas cosas que pueden hacer, que la económia crezca. No sólo son las exportaciones. Cuando se podrá saber los cambios con relación a la lista de actividades permitiendas en el sector no estatal. Todavía nos queda mucho por transformar con relación a las nuevas oportunidades y veremos que saldremos fortalecidos. Lo más que quiere el cubano, son oportunidades para lograr la prosperidad soñada y la gran mayoría desea trabajar en el marco de la legalidad.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu