Mujeres en Revolución (Especial)

Mujeres en Revolución (Especial)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 puntos, 2 votos)
Cargando…

Día histórico y prometedor

 

Así calificó el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz al 23 de agosto de 1960, ocasión en que se efectuó en el teatro de la Central de Trabajadores de Cuba, el  acto de fusión de todas las organizaciones femeninas revolucionarias en la Federación de Mujeres Cubanas, y fue elegida para presidirla a la compañera Vilma Espín Guillois

 

Aquel 23 de agosto de 1960, en el acto de fusión de todas las organizaciones femeninas revolucionarias en la Federación de Mujeres Cubanas, encabezada por Vilma Espín, Fidel subrayó que nuestro país podía sentirse afortunado en muchas cosas, pero entre ellas, la primera de todas por el magnífico pueblo que posee, donde no solo luchan los hombres, sino al igual que ellos luchan las mujeres.

Calificó ese paso que habían dado las mujeres cubanas como “una victoria más de nuestro pueblo, una fuerza más de nuestro pueblo.  Esta unificación de todos los sectores femeninos de la Revolución, es constituir una fuerza, una fuerza entusiasta, una fuerza numerosa, una fuerza grande y una fuerza decisiva para nuestra Revolución”

“Y se han unido –dijo-para trabajar, para trabajar y para luchar; se han unido para todas las tareas que la Revolución nos trae; se han unido para la lucha y se han unido para el trabajo; se han unido para ayudar a la patria en cualquier circunstancia.  Si mañana en el combate, mañana prestarán su esfuerzo; si hoy en el trabajo, hoy prestarán su esfuerzo”.

En estos sesenta años la FMC, en estrecha vinculación con las instituciones estatales, ha trabajado sostenidamente en la superación de las féminas con vistas a incorporarlas a  las más disímiles tareas de la construcción de la nueva sociedad y  ha combatido  manifestaciones de discriminación ya  que no se les consideraba capaces de realizar determinadas actividades, generalmente desempeñadas por hombres, incluida su integración a  las filas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

 

 

A diferencia de otros países del mundo, incluido los desarrollados, la mujer cubana recibe el mismo salario que los hombres por idéntica labor,  el respeto a sus derechos sociales y reproductivos, están refrendados en la Constitución, y ocupan un lugar destacado en la actividad económica y social de la nación.

En el  sector estatal civil de la economía constituyen el 49%,son profesionales y técnicos más del 66; es creciente su presencia en la producción, los servicios, la cultura, la ciencia, la salud, la educación, el deporte, la defensa, en el Parlamento y en responsabilidades políticas. Las dirigentes sindicales profesionales en el país sobrepasan el 60 %, en la base son el 59,4, constituyen el 43,8 % de los comités de innovadores y racionalizadores, y tres dirigentes sindicales ocupan cargos en las Uniones Internacionales, por solo mencionar algunos ejemplos.

Han sido seis décadas de ardua labor de la organización femenina, codo a codo con el Estado cubano para que la mujer ocupe dentro de la sociedad la posición que merecen, lo que no significa que no quede un largo terreno por recorrer para eliminar de limitaciones o incomprensiones que aun padecen en el seno del hogar y el hecho de que son dentro de la familia las que asumen la búsqueda de soluciones a las carencias derivadas del criminal bloqueo impuesto a Cuba por Estados Unidos, entre otras dificultades.

En los albores de la lucha por la independencia, la patriota Ana Betancourt expresó: “Ciudadanos: la mujer en el rincón oscuro y tranquilo del hogar esperaba paciente y resignada esta hora hermosa, en que una revolución nueva rompe su yugo y le desata las alas”

La FMC liderada durante décadas por la inolvidable Vilma Espín, se convirtió en el brazo derecho de la Revolución dirigida por Fidel, continuadora de aquella fundadora de nuestra rebeldía, en el empeño por desatar las alas al mal llamado sexo débil.

Su contribución al enfrentamiento del nuevo coronavirus tanto dentro como fuera del país y su aporta como científicas al tratamiento de este mal y a la elaboración de un candidato vacunal contra la enfermedad y la muerte son las más recientes acciones de la mujer cubana en favor de su pueblo, de la salud y la vida y su homenaje en el aniversario 60 de la FMC. (Alina Martínez Triay)

 

Rostros de mujer

En la medicina

 

Dra. Yanet Yudith LeyvaFoto: Alberto Núñez

Una familia de 1 330 pobladores, cerca de un 40 % de adultos mayores, tiene la doctora Yanet Yudith Leyva Gómez desde hace cinco años en la demarcación del Consejo Popular Latino, del municipio del Cerro.

 

Para realizar las pesquisas en cada hogar del barrio y reforzar los cuidados de los vecinos del consultorio No. 6, la joven especialista en Medicina General Integral suma los esfuerzos de un quinteto de estudiantes de Ciencias Médicas que encabeza Jessica López Terrero, alumna de 4to año de Medicina en la Facultad Salvador Allende en el propio municipio.

 

El combate intenso contra el nuevo coronavirus foguea a estos muchachos, futuros médicos. Han logrado rapor con la población, a la que muchas veces esclarecen de noticias falsas que circulan en redes sociales y medios de prensa mal intencionados.  (Leer más)

 


 

“La COVID-19 ha puesto a prueba los valores que la Revolución nos ha enseñado”, afirmó la doctora Maritza González Valdés. Foto: Heriberto González
Doctora Maritza González Valdés. Foto: Heriberto González

¿Qué diría si la llamaran otra vez?, le pregunté de un tirón ala doctora Maritza González Val­dés y ella expresó un sí rotundo con rapidez. Es que esta geriatra, que lleva 24 años ejerciendo una de las más humanas de las profe­siones, considera que el cumpli­miento del deber y la responsa­bilidad resultan consustanciales con el quehacer del personal de la Salud.

 

Así que cuando en el Hospi­tal Docente Clínico Quirúrgico Doctor Salvador Allende, de la capital, solicitaron la disposición para integrar las brigadas que atenderían los casos (sospechosos o enfermos) con la COVID-19, no lo dudó. Apenas lo había comen­tado con su esposo, su mamá, su hija mayor, pero estaba conven­cida de que la apoyarían. “Es el campo de batalla y la trinchera de estos tiempos”, expresó. (Leer más)

 


 

Doctora Danay Miranda Fernández. Foto: Dainerys Torres Núñez

Esta joven doctora tiene hoy la responsabilidad de dirigir una de las Áreas de Salud de la ciudad de Cienfuegos, en el policlínico Octavio de la Concepción y de la Pedraja, conocido popularmente por la Cruz Roja, Danay Miranda Fernández se gana el cariño y respeto. Ella, como cientos de jóvenes en Cuba, está dispuesta siempre a afrontar los desafíos en pos del bienestar de muchos.

Hoy, con solo 32 años, es una de las más jóvenes directoras del sector de la salud en la ciudad de Cienfuegos.

Recién graduada fue a cumplir misión a la República Bolivariana de Venezuela. Al regresar a Cuba estuvo 18 meses en un consultorio del Médico de la Familia. “En ese tiempo pasamos por la epidemia del Zika en Cienfuegos, pero logramos buenos resultados”, recuerda. (Leer más)

 


 

“No tengo miedo. Los cubanos no tenemos miedo”, reiteró la enfermera emergencista Lenia Reyes Sillero unos minutos antes de partir hacia la ciudad de Maracaibo, en el Estado venezolano de Zulia, donde ahora brinda  servicios como integrante de la tercera brigada del contingente Ernesto Che Guevara, integrada por colaboradores cubanos del programa Barrio Adentro de Miranda, Distrito Capital y La Guaira.

Enfermera emergencista Lenia Reyes Sillero. Foto: Jorge Pérez

 

Me reconforta tener la oportunidad de ayudar a mis compatriotas y a los hermanos venezolanos que luchan allí contra el nuevo coronavirus, y daré el máximo de mí para cumplir la tarea acatando rigurosamente el protocolo de bioseguridad que ha establecido la Misión Médica Cubana aquí, enfatizó sin titubeos.

Tengo tres hijos, me contó y es intenso el brillo de sus ojos. No son lágrimas, es satisfacción lo que siento cuando hablo de ellos: Aradnay (24 años) es maestra primaria y me dio tremenda alegría con Andrea, mi primera nieta; Eddy William (18) es técnico en Alojamiento Hotelero y ahora está cumpliendo el Servicio Militar Activo; y Aracheli (10) estudia quinto grado. (Leer más)

Ahora, en estos tiempos de pandemia y de cambios en  rutinas  de muchas personas en el mundo, hace 21 meses que la enfermera Maribel Ondina Pérez Peña acepta el desafío en el Área de Salud Integral Comunitaria 509, de Guaracarumbo, Estado Venezolano de La Guaira, escenario del frustrado intento de desembarco terrorista en la madrugada del 4 de mayo último.

 

La Dra. Maribel Ondina, se esmera en la atención a los pies del diabético. Foto: Jorge Pérez

 

Sobre los hechos y su proximidad Maribel dice: “No, no me asusté, solo me indigné”, porque  los considera criminales “con el problema epidemiológico que vive el mundo y todavía existen indolentes  que tratan de destruir a un pueblo (…). Nosotros seguiremos en la primera línea de combate contra el nuevo coronavirus”, enfatiza resuelta.

Maribel es especialista de Primer Grado en Enfermería Comunitaria, diplomada en Emergencia y capacitada en pie diabético. Cumple su segunda misión internacionalista en Venezuela, la primera fue en un Centro de Diagnóstico Integral (CDI) del municipio de Camatagua, Estado de Aragua. (Leer más)

En la educación

Esther María La O Ochoa, Teté, es una maestra excepcional. A la educación cubana ha dedicado su vida, y a la Escuela Solidaridad con Panamá le ha entregado su corazón.

No da un paso sin que un pequeño la abrace, le dé besos, la hale del brazo, le salga al paso en son de sorpresa. Muchos la buscan con la mirada y sorprende que ninguno la llame directora, aunque su autoridad está probada. Para todos, ella es, simplemente Teté.

Foto:José Raúl Rodríguez Robleda

Ella dignifica la educación cubana. Nunca lo pensó, ni se lo propuso. Todo en ella es tan genuino como su propia existencia. Más de un atributo personal pone al descubierto la genialidad de sus ideas, la consagración al trabajo y los sentimientos de una patriota que desde hace muchos años integra el grupo de los agradecidos. (Leer más)

Un día Graciela Rodríguez Alarcón salió del aula y no a pasear. La profe de Química dejó organizados microscopios, probetas, y a sus alumnos en buenas manos.

Foto: José Luis Martínez Alejo

Fue a incursionar en el mundo sindical, donde tuvo éxitos como dirigente de base, hasta que se convirtió en la secretaria general del Buró Provincial del Sindicato de Trabajadores de la Educación, la Ciencia y el Deporte (SNTECD) en la provincia de Ciego de Ávila.

Una década después de su relevante desempeño en ese cargo, la sindicalista es laureada con la distinción Honor Educacional y Selección de Personas Símbolo, otorgada por la Asociación de Pedagogos de Cuba (APC). (Leer más) 

En la ciencia

Mary Carmen Reyes Zamo­ra, especialista en Inmunolo­gía, y jefa del grupo de ensayos clínicos del Centro Nacional de Biopreparados* (BioCen), en una reciente entrevista que concedió a Trabajadores abundó ampliamente en la Biomodulina T.

Doctora Mary Carmen Reyes Zamora, inmunóloga de BioCen. Foto: Agustín Borrego

 

Aclaró que no es una vacuna y, por lo tanto, no pre­viene la posibilidad de infesta­ción con el nuevo coronavirus SARS-CoV-2. Sin embargo, la aplicación de este medica­mento proporciona condiciones más favorables para afrontar las infecciones respiratorias agudas, las complicaciones y el riesgo de mortalidad que causa la pandemia.

“Estudios recientes, con técnicas inmunológicas más desarrolladas, han evidenciado que la aplicación de este fár­maco aumenta la producción, proliferación y activación de células de defensa, que son los linfocitos T e, incluso, la crea­ción de interferones con una actividad antiviral importante.

Agregó que haber partici­pado en este proyecto ha sido una experiencia reconfortan­te. “Soy inmunóloga de forma­ción, por lo tanto amante de la Biomodulina T. Siento que he­mos aportado algo importante en aras de preservar la salud de la población”. (Leer más)

Tras el diagnosticador Umelisa SARS-CoV-2-IgG que por estos días se emplea en el estudio piloto en los municipios de Centro Habana y Plaza hay muchas horas de trabajo colectivo y de sacrificio personal, si se tiene en cuenta que se logró en un tiempo récord.

 

Aurora, mientras coloca un reactivo en una placa de ultramicroelisa, en uno de los laboratorios del Centro de InmunoEnsayo. Foto: Agustín Borrego

 

La Máster en Microbiología Aurora Delahanty Fernández, del Centro de InmunoEnsayo —perteneciente a la Organización Superior de Dirección Empresarial (Osde) BioCubaFarma— formó parte del equipo de científicos que participó en dicha investigación y aseguró que ello es resultado de entrega al trabajo, de la comprensión absoluta de su importancia, y del apoyo recibido por parte del Ministerio de Salud Pública.

La bioquímica de profesión, quien labora en la institución desde 1988 (un año después de creada) comentó a Trabajadores que allí un grupo integrado por 11 científicos comenzaron a reunirse a finales del mes de marzo y a tener contactos con otros del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), con un gran conocimiento en la producción de péptidos sintéticos (pedacitos de proteínas). (Leer más) 

 

En el deporte

“Fue una feliz casualidad descubrir el ajedrez. Comenzó como un juego. Me apasionó y al final nadie pudo separarnos. Cuando elegí este camino conté con el apoyo de la familia. No sorteé prejuicios. Sin embargo, existían pocos torneos para mujeres, comenta Vivian Ramón Pita.

Vivian Ramón Pita frente al tablero de ajedrez. Foto: José Raúl Rodríguez Robleda
Vivian Ramón Pita frente al tablero de ajedrez. Foto: José Raúl Rodríguez Robleda

“Algunos no confiaban en nosotras. Superamos obstáculos. Ganamos un espacio. Tenía clara mi meta. Deseaba ser Gran Maestra. Hubo hombres a los cuales no les agradaba enfrentarme. Lo sentía por ellos. Jamás le di importancia.(Leer más) 

María Caridad Colón en los Juegos Olímpicos de Moscú 1980.
María Caridad Colón en los Juegos Olímpicos de Moscú 1980.

 

En la primada de Cuba nació en 1958 y como casi todos los niños de la zona prefería en los ratos libres bañarse en el río y la playa. Cerca de la Torre Colonial en el centro del pueblo, la hija de la maestra rural Auria Ruenes, creció viciada con el chocolate baracoense ”el más rico del mundo”, que aún bebe con leche o en batidos, y come en los sabrosos peters. Si cualquier visitante pregunta dónde queda la casa de “Cariño” recibe respuesta de inmediato, allí, y se trata del hogar donde vivió María Caridad Colón por casi tres décadas. (Leer más) 

 

En la cultura

 

“Cuando pase todo, escribiré nuevas páginas que tendrán una narrativa diferente porque hablaré de aquellos hombres y mujeres de la salud; de los científicos, investigadores y trabajadores por cuenta propia que contribuyeron a insuflar salud física y espiritual a nuestro pueblo”, dijo Alicia Valdés Cantero, reconocida musicóloga, profesora e incansable promotora cultural.

Alicia Valdés Cantero, reconocida musicóloga y profesora

Alicia ha desempeñado cargos de dirección a nivel nacional que ha sabido articular con una obra constante de creación, promoción y gestación. ”En mi libro personal que me acompaña desde hace algunos años, aparecen escritas cientos de páginas hermosas que leo con frecuencia y que he aprovechado estos días para compartirlas con amigos íntimos y familiares”.
Acreedora de importantes distinciones, como la de la Cultura Nacional, la Gitana Tropical y la Raúl Gómez García; así como de la Medalla 23 de agosto que entrega la FMC y el reconocimiento El tulipán del Cerro por su contribución al desarrollo socio-cultural del mencionado territorio.(Leer más)

La destacada actriz de la televisión, el cine y el teatro cubanos, Tamara Castellanos (La Habana, 1970),  cuyo desempeño actoral podemos disfrutarlo por estos días en la telenovela El rostro de los días, con guion de Ángel Luis Ramírez  y Serguei Svoboda, dirigida por Nohemí Cartaya y Felo Ruiz; así como en su habitual y esperada conducción en el programa televisual Cuando una mujer,  patrocinado por la Federación de Mujeres Cubanas  y el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex).

Tamara Castellanos ,destacada actriz de la televisión, el cine y el teatro cubanos

 

Graduada de la Escuela Nacional de Instructores de Teatro y del Instituto  Superior de Arte (en dirección), en una reciente entrevista a Trabajadores se refirió con agrado a su papel en el dramatizado El Rostro de los Días, “que trata sobre la maternidad y la paternidad. Grisel, el personaje que ahí  interpreto es una profesora en la enseñanza primaria, ama realmente su profesión, es de vocación. Defensora de valores como la lealtad, la dignidad, el  amor y el respeto  a la familia. (Leer más)

 


Carmen Elia Ferrán Ortiz es una emprendedora y amigable diseñadora, miembro de la Asociación Cubana de Artesanos y Artistas (Acaa), en la manifestación de Textil.

 

Carmen se ha dedicado por estos días a “continuar perfeccionando los diseños de los conjuntos de ropas para todas las edades»

 

La prestigiosa especialista y promotora de la moda con fuertes influencias del variopinto universo del vestir nacional, igualmente expresa añoranza por la fértil actividad cultural de su Bazar Ferrán el cual “no solo tiene como objetivo vender ropas y otros atuendos, como carteras, sino irradiar, desde el corazón de la capital, cubanía y cultura; sino particularmente promovemos nuestra auténtica guayabera en un ambiente donde los visitantes igualmente pueden disfrutar de un excelente café criollo. Somos un centro promotor de nuestras tradiciones”.

En ese espacio todos los meses Carmen realiza una movida peña a la que invita a destacados exponentes de la música cubana, los que amenizan la tarde junto con familiares y amigos. (Leer más)

 

RETRATOS

 

María Alfaro muestra como era cuando joven. Foto: Agustín Borrego Torres

A sus 102 años de edad, María Alfaro recuerda nombres, fechas, hechos trascendentales de su vida con la precisión de un reloj. Puede hablar con exactitud del ciclón del 26 del pasado siglo, que tanto estrago causó al país, o de las travesuras que hizo de pequeña y por las cuales, alguna que otra vez, recibió las reprimendas de sus queridos padres.(Leer más)

Milagros Miranda Delgado.Foto: Agustín Borrego Torres

Milagros Miranda Delgado es la reina. No porque lleve corona, sino porque es la única mujer que labora en el área técnica de la empresa de Transcontenedores, en La Habana. (Leer más)

Dinorah L. Martín, residente en el reparto Poey, en el municipio de Arroyo Naranjo. Foto: Cortesía de le entrevistasda

A sus 86 años de edad, Dinorah L. Martín, residente en el reparto Poey, en el municipio de Arroyo Naranjo, es una abuela que gusta de pasear y emplear su tiempo en el taichi, dar clases de inglés a un grupo de niños; pasear por la Habana Vieja, ir al Jardín Botánico, o visitar amistades. (Leer más)

 

La mujer cubana en imágenes

 

 

Puede leer también

 

Frente a la COVID-19 en las cumbres de Petare (+ Fotos)

 

La doctora artemiseña Yamileisis Collado Pimentel. Foto: Jorge Pérez Cruz
La doctora artemiseña Yamileisis Collado Pimentel. Foto: Jorge Pérez Cruz

“Arribé al Centro de Diagnóstico Integral (CDI) La Suiza, Estado de Miranda, el día 23 de marzo de este año, una semana después de que el presidente constitucional de Venezuela Nicolás Maduro Moros decretara la cuarentena social para contrarrestar la propagación de la pandemia.”

Así recuerda su llegada a Venezuela la doctora artemiseña Yamileisis Collado Pimentel, como parte del grupo de 137 especialistas en Medicina General Integral solicitados por el Gobierno Bolivariano para fortalecer la atención primaria de Salud en las comunidades más vulnerables de los Estados de Miranda, Distrito Capital y La Guaira.

Y, aunque suponía los riesgos, no vaciló cuando la convocaron a cumplir esta honrosa misión internacionalista, “es cierto que una viene pensando en la Patria, la familia y trae muchas expectativas, pero mi compromiso con la Revolución y los pueblos de Cuba y Venezuela supera esas añoranzas”, enfatiza convencida del valor humano de sus servicios. (Continúa)

 


Para recoger, hay que sembrar

Un movimiento cobra vigencia en tiempos de Covid-19. Las iniciativas de sembrar nuestro pedacito, que durante años se promovió, nunca debió mermar. La producción de alimentos en áreas urbanas y suburbanas ha demostrado que sí se puede obtener resultados de la tierra con pocos recursos; la atención y los deseos bastan para tales rendimientos.

 

Ante tan importante reclamo, la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) en la provincia impulsa este quehacer de antaño y suma más patios a la labor. Las parcelas que en la actualidad se perciben son muestras de una agricultura familiar que, como alternativa de autoabastecimiento local, avalan la veracidad de la conocida frase de que, para recoger, hay que sembrar. (Continúa)

Cuando hay mujeres, todo sale bien (+Fotos)

Dentro de las entidades del sector de la alimentaria y la pesca en Camagüey, la UEB Empacadora Raúl Cepero Bonilla destaca por la labor de sus mujeres y sus resultados económicos

 

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu