Diputado cubano exhorta a resolver trabas en desarrollo de fuerzas productivas (+ Fotos)

Diputado cubano exhorta a resolver trabas en desarrollo de fuerzas productivas (+ Fotos)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (14 puntos, 4 votos)
Cargando…

Por Aymara Massiel Matos Gil

La producción de alimentos en Cuba es un tema de seguridad nacional. Ante el impacto del bloqueo estadounidense y los efectos de la crisis provocada por la pandemia del nuevo coronavirus, garantizar la soberanía alimentaria y nutricional resulta indispensable.

 

 

Es este precisamente uno de los principales objetivos de la estrategia aprobada por el Gobierno para impulsar el desarrollo interno y hacer frente a la compleja situación externa, que –según explicó el presidente de la República– parte de la necesidad de transformar el comportamiento de la economía nacional con “agresividad, intensidad e innovación”.

Ante el Consejo de Ministros, Miguel Díaz-Canel explicó que “nos toca aprender a vivir con menos importaciones y con más exportaciones, promoviendo la producción nacional para satisfacer la demanda interna, potenciando los sistemas productivos territoriales y locales —y aquí se tiene que reforzar el papel de los gobiernos locales—, estableciendo una secuencia de acciones según prioridades”.

Desde los municipios, el reto consiste en producir más con recursos limitados (incluso inexistentes). Así lo afirmó Emilio Interián Rodríguez, quien alterna sus funciones como representante en la comunidad y en la Asamblea Nacional, con la responsabilidad de presidir una cooperativa de créditos y servicios (CCS).

Diputado desde el año 2003, este médico veterinario ha llevado a las reuniones de la Comisión Agroalimentaria y a las sesiones del Parlamento las preocupaciones de quienes, desde la base, trabajan la tierra. Ahora, cuando en medio de la compleja situación deben redoblar esfuerzos para garantizar la alimentación del pueblo, con énfasis en el autoabastecimiento, reflexiona sobre las condicionantes que podrían optimizar su desempeño.

“Los momentos que estamos viviendo no son los mismos que 50 o 20 años atrás. La realidad hoy es que casi nadie quiere trabajar en la agricultura. Las personas tienen que estar estimuladas económicamente para ir al campo”, opinó.

Para Interián Rodríguez, cuestiones como los listados de precios deben revisarse. “No se concibe que un cuentapropista que no produce nada esté autorizado a vender una libra de boniato a tres pesos mientras que los campesinos, cuyo sacrificio es enorme, lo tienen que expender a 85 centavos. Esos montos tienen que equilibrarse para que no se afecte a la población pero tampoco a los productores, porque estos se desmotivan”, consideró.

Avalado por los resultados de excelencia obtenidos durante sus 20 años al frente de la CCS Sabino Pupo Milián, en el municipio capitalino de Arroyo Naranjo, explicó que las ganancias que se reciben actualmente no compensan los costos de producción.

“Una finca es como una empresa, donde hay que llevar los ingresos y los costes a punta de lápiz, y la cuenta no puede dar negativa, porque entonces no se puede mantener, no es rentable. Por tanto, los productores tienen que ser retribuidos por su entrega. Al que es un alto consumidor los precios le pueden parecer elevados, pero hay que venir al campo, ver lo duro que es el trabajo aquí y a cuántas dificultades que enfrentamos para producir”, manifestó.

Otro asunto al que prestar atención es la pérdida de producciones. El diputado aseguró que aún falta mucho por hacer, por lo que es necesario poner –literalmente– los pies sobre la tierra. Señaló que, si bien la voluntad política es clara con respecto a la erradicación de este mal, “cuando usted viene a la base la realidad es otra”.

La CCS Sabino Pupo, orientada fundamentalmente al cultivo de frutales, perdió este año más del 50 % del mango producido. ¿La causa? No hay donde procesarlo en La Habana. “A pesar de todo lo que destinamos a los centros que abastecemos, este año no se vendió mango para industria”, lamentó.

Es verdad que a veces no posee el tamaño adecuado para comercializarlo en los mercados, pero se pudiera aprovechar, incluso para hacer “esa mermelada baratica” que se le vende a la población, y a ese producto se le da un valor agregado; porque aunque se tomen medidas, todavía vemos cómo se pierden producciones, alertó quien desde hace dos décadas se desempeña también como delegado de circunscripción.

Pese a las evidentes dificultades, los resultados continúan siendo favorables. Ante la carencia de fertilizantes químicos, en las 27 fincas que componen la CCS Sabino Pupo se emplean alternativas propias  para la producción, específicamente materia orgánica, cuyos beneficios se reflejan en la calidad de los alimentos.

“A raíz de la situación que hoy enfrentamos en el país, hemos hecho un llamado a todos nuestros productores y hemos crecido en el plan de siembra, incluso se han roturado tierras que no estaban previstas en el contrato. Somos conscientes de que no podemos pedir más recursos porque no hay; por tanto tenemos que producir más con las posibilidades que están a nuestro alcance”.

El principal destino de las producciones (que incluyen en menor medida cerdo, leche y cultivos varios, entre otros) es el consumo local. Ocho centros del municipio, como escuelas e instituciones de salud, además de un punto de venta, son abastecidos por esta CCS. Con el excedente realizan entregas a otros mercados, entre estos el de Cuatro Caminos o el Trigal.

No obstante, ante el llamado a explorar las potencialidades para la exportación y la sustitución de  importaciones, los productores avizoran nuevos horizontes: “Muchos de nuestros productos podrían destinarse al turismo, porque son de una alta calidad, incluso algunos como el mango cumplen los requisitos para ser comercializados fuera del país. Ya estamos dando pasos para concretarlo”, refirió Emilio Interián.

El parlamentario señaló que, si bien para garantizar los niveles demandados en el actual contexto “tenemos que resolver los problemas que todavía entorpecen el desarrollo de las fuerzas productivas”, mientras se revisan esos temas, seguirán trabajando para satisfacer las necesidades del pueblo.

5 comentarios en Diputado cubano exhorta a resolver trabas en desarrollo de fuerzas productivas (+ Fotos)

  1. Comparto su forma de pensar, Raúl dijo en un momento del periodo especial que por la alimentacion del pueblo había que correr todos los riesgos. ahora con la pandemia se impone un cambio de mentalidad.no en los productores , si en quien tiene la misión de presentar los proyectos de leyes para evitar . fraudes robos , proliferación de otra formas productivas y con ello acumulación de riquezas,cuando todo esto se acomoda ,el resultado es una traba de conceptos que no permite avanzar y mucho menos estimula al hombre.que es quien produce de sol a sol si de alimentos se trata. ahora mismo solté el azadón y no quise dejar mi comentario para después.es increíble como todos los años se planifican proyectos que quedan en la intencion. es un mal cíclico. cuando lo que hace falta es que se ponga a producir la tierra en toda cuba y que se comercialice en un mercado libre donde concurran todas las formas productivas existentes. da pena que a los parceleros a raíz de la covid no le permitan vender sus pequeñas producciones al pueblo , cosa esta de seguro desvirtuada , no puede ser que un carretón con burro ,habichuela y puré. constituya acaparamiento ni actividad económica ilícita. por tanto mi hermano aun quedan profesionales con poder pero sin lógica que estropean el mejoramiento de nuestra sociedad , esperemos que la propuesta del delegado no quede olvidada como otras en años anteriores .si se puede dijo Raúl y en verdad así es.Pero para ello necesitaremos un nuevo enfoque social y sepa usted que soy de los que piensa que la Empresa estatal socialista puede convertirse en eslabón fundamental para el cambio. rompamos los nudos y probemos.

  2. DLO OCURRIDO EIPUTADO ESTOY A FAVOR DE SUS PLANTEAMIENTOS EN FAVOR DE TRANSFORMAR PARA MEJORAR EN EL DESARROLLO DE NUESTRAS FUERZAS PRODUCTIVAS Y LA COMERCIALIZACION DE NUESTRAS PRODUCCIONES; PERO CREO DEBE ACTUALIZARSE EN LA HISTORIA DE LO OCURRIDO CON EL EXODO DE PERSONAL DE NUESTROS CAMPOS, DESDE CUANDO SE INICIO Y LAS CAUSAS QUE LO MOTIVARON.SOLO PREGUNTE CUANTO GANABA UN OBRERO AGRICOLA EN LOS AÑOS ACHENTA,CUANDO EL SALARIO MEDIO ERA DE 200 PESOS.

  3. Hay que acabar de eliminar las trabas,las amarras,los nudos,prohibiciones y cuanta cosa hay que impiden que los que queremos trabajar y aportar dentro de la legalidad, se pueda hacer, se podrá lograr.Es inconcebible que a 61 años de revolución sigamos con las mismas prohibiciones,que no permiten el desarrollo del país y de los sueños de prosperidad que tenemos,que no necesariamente tiene componentes de lujos,es tener oportunidad de trabajar con determinadas comodidades y seguridad,la vida se nos va y los sueños con ella, si seguimos con la mentalidad de las prohibiciones. El país necesita de que se aporte. Yo quisiera saber cual es la razón por la cual,yo que soy propietario de un carro que tiene 70 años y que ya no le cabe un invento más,no puedo importar un carro de segunda mano,con la ayuda de un familiar o un amigo, entregar el almastrote viejo este,para que lo aprovechen como chatarra, para seguir trabajando como transportistas y de esta manera,mantener a mi familia y como decía aportar a la sociedad. Habrá respuesta a esta interrogante. Un cubano con ganas de hacer y de aportar, que ya pasa los 50,el tiempo apremia, para lograr los sueños de prosperidad que soñamos. Será posible.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu