Latinoamericanos alineados a la izquierda (Cobertura Especial)

Latinoamericanos alineados a la izquierda (Cobertura Especial)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 puntos, 1 votos)
Cargando…

El 28 de julio del 2020 Hugo Chávez, líder de la Revolución Bolivariana y heredero de la hermosa utopía integracionista latinoamericana, hubiera cumplido 66 años. En su honor se organizó el Encuentro de Líderes por el 30 aniversario del Foro de Sao Paulo (FSP).

La primera oradora fue la coordinadora del FSP, la brasileña Mónica Valente; le siguió Daniel Ortega Saavedra, presidente de Nicaragua; y también se esperaba la comparecencia virtual de los mandatarios venezolano Nicolás Maduro Moros y su homólogo cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

 

 

El FSP está integrado por 113 partidos políticos de 26 países de América Latina y el Caribe. En sus citas anuales participan además invitados de partidos y movimientos sociales de izquierda de otras latitudes, así como dirigentes políticos, politólogos, especialistas y representantes gubernamentales.

El I Encuentro del FSP tuvo lugar en julio de 1990, en la ciudad brasileña de Sao Paulo, de ahí el nombre del mecanismo. El más reciente (XXV) se efectuó en junio del 2019, en Caracas, capital de Venezuela, justo cuando esa nación se ubicaba en el centro de los ataques del gobierno imperial de Donald Trump.

El Foro de Sao Paulo ha llegado a sus 30 años de existencia con las fuerzas de izquierda resistiendo frente al avance del imperialismo y el neoliberalismo en la región, cuya triste cosecha de desigualdad y pobreza se ha visto agravada por la pandemia de la COVID-19 que ha impactado profundamente en los ámbitos de la salud, lo económico y lo social.

En su discurso, Daniel Ortega hizo referencia a la bandera plantada por la mayor de las Antillas en función de garantizar la unidad latinoamericana y caribeña. Resaltó la solidaridad con los pueblos del mundo, “Más allá de las diferencias ideológicas, Cuba estuvo presente con sus brigadas médicas en Nicaragua cuando se produjo el terremoto en 1972”, recordó.

“Los padres de la llamada democracia son los padres del esclavismo, del colonialismo, de la violación de nuestros derechos humanos” y el “neoliberalismo es el virus mayor”, dijo Ortega.

 

 

Maduro recordó el onomástico de Chávez, la trascendencia de su legado para la izquierda mundial, y explicó que los procesos vividos por la región en los últimos siglos se concatenan: “son los que nos han traído hasta aquí”, dijo.

Recomendó llevar la batalla política a las redes sociales, a las calles, a las paredes… y recordó las sesiones del XXV Encuentro del Foro de Sao Paulo que tuvo lugar hace un año en Caracas, donde se demostró que el FSP es un espacio amplio e incluyente, “madre de los profundos procesos integracionistas que vivimos en la región durante más de una década”.

Sentenció que el desastre que están sufriendo los bolivianos con la COVID-19 no hubiera sucedido si Evo Morales continuara como presidente: “Él tenía el control y manejo correcto de los factores económicos y sociales de su país. El líder indígena fue derrocado porque no le perdonan que haya sido el mejor gobernante de esa nación”.

Más temprano que tarde volverá a toda América Latina y del Caribe una ola de gobiernos de  izquierda que retomará la agenda integracionista y unionista impulsada por instituciones como Unasur y la Celac.

Maduro hizo referencia a los comicios parlamentarios previstos en Venezuela para diciembre de este año. Recordó que el chavismo ganó la presidencia de la República de manera continua en las últimas seis elecciones presidenciales y el primer referendo revocatorio. Esa fuerza política convocó dos Asambleas Constituyentes, asumió con dignidad dos pérdidas: la de la reforma constitucional y la parlamentaria del 2017.

De cara a los comicios del 6 de diciembre, el venezolano proclamó “puertas abiertas a todos los partidos e instituciones que quieran acompañarnos”. Más allá de la fuerza del imperio, está la unión cívico militar del pueblo chavista y eso hay que preservarlo, dijo Maduro convencido de la victoria.

El Foro de Sao Paulo está más vivo que nunca, cuenten con Venezuela para fortalecer ese espíritu de rebeldía, concluyó.

 

 

El cierre estuvo a cargo del líder cubano Miguel Díaz-Canel, quien recordó que “hace 30 años, los agoreros de la desesperanza hicieron creer que había terminado la historia. Aquí estamos los insumisos defensores de la esperanza, de otro mundo posible, celebrando 30 años de un abrazo que ya es historia»

Comentó que el mecanismo del FSP lucha desde su fundación por la emancipación de la región contra la doctrina Monroe y reconoció que la marcha de los pueblos no pudo ser detenida, por lo cual felicitó al expresidente de Brasil y fundador del Foro, Luis Inacio Lula Da Silva, así como a los dirigentes y líderes de la nación suramericana que han continuado coordinándolo.

Díaz-Canel evaluó el impacto de la COVID-19 en las Américas: “hoy el triste epicentro de la pandemia. Políticas neoliberales de muchos gobiernos, empeñados en salvar el mercado por encima de las vidas humanas, impiden pronosticar el momento en que será posible un control definitivo de la enfermedad”.

En tan complejo panorama “sobresalen las acciones injerencistas y violatorias del Derecho Internacional que el imperialismo emprende contra Venezuela y Nicaragua, las cuales condenamos y rechazamos reafirmando también nuestra solidaridad con sus Gobiernos y pueblos”

Sobre Cuba ratificó que “jamás se dejará someter, ni por la seducción ni por la fuerza. La Patria de Martí, de Fidel, de Raúl, de un pueblo heroico y noble, con 60 años resistiendo al más cruel y genocida de los bloqueos, recrudecido en pandemia”.

La victoria paulatina y sin excesos de confianza sobre la pandemia en Cuba, dijo, es resultado de un país que tiene el acceso a la salud gratuito como parte de su compromiso por la vida y comentó que a pesar de las 87 muertes ocurridas, consuela saber que ningún niño falleció.

Denunció los permanentes intentos por potenciar un estallido social y desarrollar tendencias opositoras dentro del país. Describió algunas de las experiencias y estrategias con que el país asume la recuperación “sin alejarse ni un milímetro de la vocación solidaria hacia otros pueblos y naciones”.

Puntualizó que suman ya 45 brigadas contra desastres naturales y graves epidemias y Henry Reeve enviadas a 38 países con 3 mil 732 integrantes que han atendido más de 250 mil pacientes de la COVID-19, lo que se suma a los más de 28 mil colaboradores de la salud en 58 países que también se han sumado junto a las autoridades nacionales. No puede enterrarse en el olvido esa obra humana, afirmó.

Desde Cuba continuaremos por el Camino independiente y soberano. La real y definitiva independencia de Nuestra América depende de las luchas actuales. Seguiremos junto al Foro de Sao Paulo, ratificó.

____________________________________________________________________________

El FSP a sus teinta años está más firme que nunca, pero contra él se ciernen, por parte de la derecha neoliberal y proimperialista – sobre todo en el ámbito mediático – una feroz guerra sin cuartel y se le acusa de intentar y promover manifestaciones y acciones violentas para derrocar gobiernos.

 

 

Los principios fundacionales del Foro de Sao Paulo son la unidad y la integración y por eso mantienen su vigencia para las luchas antimperialistas de emancipación de América Latina y el Caribe y lo que estas representan a nivel mundial, “sin socialismo, o con socialismo”, como diría Fidel. Desde su surgimiento, demostró que eran factibles sus objetivos de lucha relacionados con construir una sociedad más justa y con igualdad para todos.

La solidaridad con las causas justas es un principio fundamental; en estos 30 años el Foro ha condenado el bloqueo económico, comercial y financiero del Gobierno de los EEUU contra Cuba y la escalada de agresiones de la Casa Blanca contra la Revolución Cubana, ha estado al lado de la Revolución Bolivariana y su legítimo presidente Nicolás Maduro y ha rechazado y denunciado las medidas coercitivas unilaterales de Washington contra Caracas, y todo intento de injerencia en los asuntos internos de Venezuela por parte del imperio del Norte y sus lacayos de la región.

El Foro  se ha solidarizado con la Revolución Sandinista y condena las sanciones impuestas por Estados Unidos contra Nicaragua, las que atentan contra el derecho a la paz, la soberanía y la autodeterminación de los nicaragüenses, a la vez que ha rechazado enérgicamente los Golpes de Estado llevados a cabo en la región para derrocar a gobiernos progresistas, la implacable persecución política contra los líderes de la izquierda latinoamericana y el asesinato de líderes y activistas sociales.

Ha condenado además, el colonialismo, exigiendo la descolonización del continente con la independencia de Puerto Rico, la devolución de la Base Naval de Guantánamo y la restitución de la soberanía de las Islas Malvinas a la República Argentina, defendiendo la paz como objetivo común para Nuestra América.

El FSP, con el objetivo de fortalecer la comunicación con las fuerzas de izquierda y progresistas de otras regiones del mundo, mantiene sus relaciones con el Partido de la Izquierda Europea y con movimientos y organizaciones regionales de otros continentes con los que ha compartido los valores y principios contenidos en el documento Consenso de Nuestra América, así como los principales objetivos de luchas de las fuerzas políticas y progresistas de la región.

La madurez política del Foro de Sao Paulo es innegable. Todo intento del gobierno de los EEUU por restablecer en la región la Doctrina Monroe y el marcartismo, encontrarán en el Foro una vanguardia política organizada,  comprometida y con un largo camino por andar, pero con fe en la victoria, compromiso con los pueblos  y con la unidad como bandera.

 

 

____________________________________________________________________________
El Miembro del Buró Político y Presidente de la República de Cuba, compañero Miguel Díaz-Canel Bermúdez, participará este martes en el Encuentro de Líderes por el 30 aniversario del Foro de Sao Paulo, que se realizará de manera virtual, a partir de las 2:30 pm.

 

 

El Foro de Sao Paulo surge por iniciativa del líder histórico de la Revolución cubana, Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, y del ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva. Constituye un espacio de diálogo, concertación y construcción de la unidad de las fuerzas políticas de izquierda y progresistas de América Latina y el Caribe.

La primera reunión del Foro de Sao Paulo tuvo lugar el 4 de julio de 1990, en la ciudad brasileña de igual nombre, donde el hotel Danubio, del barrio Bella Vista, acogió a  partidos y movimientos políticos progresistas y de izquierda de América Latina y el Caribe para debatir acerca de la actual situación de la región y del mundo, marcado por la desintegración de la Unión Soviética y la desaparición del campo socialista en Europa del Este.

Con el fin de movilizar a los pueblos y subrayar la importancia de luchar de manera integrada contra el poderoso imperio, las oligarquías nacionales y el capitalismo en general, que extendía sus tentáculos neoliberales por toda el área, Fidel  y Lula idearon constituir un amplio foro que agrupara a partidos y movimientos de izquierda, teniendo como divisa la unidad.

Surgió así, hace 30 años, el Foro de Sao Paulo, en cuyo IV Encuentro, efectuado en La Habana, el Comandante en Jefe Fidel Castro aseguraba durante el acto de clausura:

«¿Qué diría Bolívar si estuviera viendo lo que somos hoy, si estuviera viendo el surgimiento de esos colosales imperios alrededor nuestro, enormes centros de poder económico y político; si viera lo que nos están haciendo, lo que nos están imponiendo? ¿Qué diría Bolívar de la deuda externa? ¿Qué diría Bolívar del neoliberalismo?

«¿Qué diría Martí si pudiera ver todo lo que estamos viendo en esta América, que él soñó unida algún día, por la cual dio su vida, porque antes de morir dijo que todo lo que había hecho lo había hecho para eso precisamente, para fortalecer, para impedir el avance del coloso del Norte sobre los pueblos de América Latina?

 

En la clausura del IV Encuentro del Foro de Sao Paulo. Foto: tomada de fidelcastro.cu

 

«¡Cuántos hombres han luchado a lo largo de tantos años! Pero pienso que si ellos vivieran ahora, como vivimos nosotros, no estarían arrepentidos, no estarían desalentados, seguirían concibiendo los mismos sueños, como nosotros concebimos hoy sus sueños y nuestros sueños; no renunciarían a la lucha, como no renuncian ustedes a la lucha, como no renunciamos los cubanos a nuestras luchas».

El Foro de Sao Paulo llega a los 30 años de su creación también en un contexto complejo y adverso, condicionado por la pandemia que hoy aflije al mundo impactando no solo en el ámbito de la salud, también en lo económico y social, pronunciando desigualdades.

Es este un nuevo reto para las fuerzas progresistas y de izquierda de Latinoamérica y el Caribe, del mundo todo, y constituye un acicate más para no renunciar a su lucha por la paz, la soberanía y la prosperidad de los pueblos, sobre  la que el Presidente cubano Miguel Díaz-Canel, durante el último de los encuentros del Foro, el número 25, en Caracas, aseguró que «no hay obra más noble ni que demande más sacrificios que la batalla por esos ideales que siempre han movido a las izquierdas del mundo.»

 

El mandatario cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez,en la clausura del XXV Encuentro del Foro de Sao Paulo. Foto: Estudios Revolución

 

Allí, un día como hoy 28 de julio, pero del pasado año, evocando un aniversario más del nacimiento de Hugo Chávez, fallecido presidente de Venezuela, Díaz-Canel afirmó:

«En el cumpleaños 66 de Chávez, ese extraordinario comunicador que salió del corazón de la Patria de Bolívar para devolvernos renacida la palabra y el sueño del Libertador, no puede haber mejor homenaje a su memoria viva que un movimiento progresista de izquierda, democrático y diverso como los partidos y grupos sociales que lo integran, desatando la creatividad sin límites del pueblo para hacer su propio relato de la historia y la historia misma en la lucha común por la justicia».

Puede leer también:

Foro de Sao Paulo: Por la unidad de nuestra región (+ Línea del tiempo)

(Con información de Cubadebate)

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu