Gobierno municipal: actor local con mayor capacidad para organizar y liderar

Gobierno municipal: actor local con mayor capacidad para organizar y liderar

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Por René Tamayo León

 

La actividad legislativa y la estrategia económica y social del país y su concreción en el municipio —que constituye la unidad político-administrativa primaria y fundamental de la organización nacional—, fueron temas centrales de la videoconferencia con gobernadores e intendentes a la que concurrieron cuadros y dirigentes principales de los territorios y la nación.

 

Foto: Estudios Revolución

 

También se dio a conocer en detalle la Política para impulsar el desarrollo territorial, que fue aprobada el 22 de julio por el Consejo de Ministros. Participaron, el Presidente la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez; el Segundo Secretario del Partido Comunista de Cuba, José Ramón Machado Ventura; el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Esteban Lazo Hernández; el vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa, y el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz.

La dirección de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), en voz de la vicepresidenta del parlamento, Ana María Mari Machado, y el secretario, Homero Acosta Álvarez, ofrecieron una amplia información sobre el trabajo y las tareas de los órganos representativos del país tras el obligado distanciamiento inducido por el enfrentamiento a la COVID-19.

El viceprimer ministro y titular de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, abordó el papel de los municipios en la concreción de la Estrategia económico-social para el impulso de la economía y el enfrentamiento a la crisis mundial provocada por la COVID-19, aprobada el pasado 16 de julio por el Consejo de Ministros.

Presentó además la ya referida Política para impulsar el desarrollo territorial, que se inserta dentro de la Estrategia económico-social, ambas aprobadas previamente por el Buró Político del Partido Comunista de Cuba (PCC).

Fue una reunión de unas seis horas y medias a la que asistieron más de 700 compañeras y compañeros que se desempeñan en los órganos representativos del Poder Popular y de sus administraciones (gobernadores, vicegobernadores, intendentes, presidentes y vicepresidentes de las asambleas municipales, primeros secretarios y dirigentes provinciales y municipales del PCC, cuadros territoriales del Partido, entre otros).

Estuvieron presentes además viceprimeros ministros, ministras y ministros, y otros responsables en la nación. Díaz-Canel calificó la videoconferencia como un «encuentro que aclara, ayuda a concretar conceptos y que seguiremos desarrollando mensualmente» para avanzar en las estrategias dirigidas al impulso económico y social de la nación y el bienestar del pueblo.

En la clausura de la reunión, el mandatario subrayó la importancia de que intendentes, gobernadores y todas las estructuras de gobierno «nos demos cuenta de que tenemos un grupo de instrumentos aprobados para trabajar con coherencia en el desarrollo del país».

Se refirió así al Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030 (PENDES), aprobado por el Consejo de Ministros; la implementación de la Estrategia económica-social para impulsar la economía; el Plan nacional de soberanía alimentaria y nutricional (también aceptado por el ejecutivo en la misma sesión); y la Política de desarrollo territorial, entre otros.

Con estos instrumentos —reflexionó el estadista— estamos buscando el enfrentamiento a una situación de crisis, y avanzar, y llegar al 8vo Congreso del Partido Comunista de Cuba implementando la mayor parte de los acuerdos adoptados anteriormente y el aporte y las demandas del pueblo en las discusiones de los documentos del 6to y el 7mo Congreso.

Reconocimiento a los delegados

El presidente de la ANPP y el Consejo de Estado, Esteban Lazo, reconoció el trabajo de los miembros de las asambleas municipales del Poder Popular (AMPP) ante la COVID-19.

Destacó la labor de delegadas y delegados, que han asumido disímiles tareas en sus comunidades. Han —dijo— acompañado e implementado las medidas, atendido a las personas vulnerables y realizado otras misiones en una batalla conducida por el Primer Secretario del Partido, General de Ejército Raúl Castro Ruz, el Presidente de la República y el Primer Ministro.

Subrayó que desde hace meses no se ha podido tener un intercambio directo en los territorios debido a la pandemia, en cuyo enfrentamiento —agregó— «hemos avanzado, pero todavía no hemos ganado», por lo cual exhortó a diputados y delegados a hacer cumplir con rigor las orientaciones que se han emitido.

La actual situación —añadió— ha restringido el funcionamiento adecuado del Poder Popular, como la celebración de las reuniones de las AMPP, los consejos populares y otras actividades de gran importancia; no obstante, se ha mantenido el enlace de la Asamblea Nacional con los municipios, lo que ha permitido una gran movilización de los delegados, los Consejos Populares y los diputados.

Lazo Hernández calificó la agenda de la videoconferencia con gobernadores e intendentes como «amplia, compleja y necesaria para estos tiempos». Ninguno de los temas es ajeno a las asambleas municipales, los consejos populares, los diputados y los delegados, todos tenemos que trabajar por la implementación y cumplimiento «con entereza, rigor, control y exigencia» de lo que de aquí se derive.

Resaltó la necesaria capacitación y compresión sobre las estructuras que se ha dado la nación con la nueva Constitución, que fija una separación de funciones entre los órganos representativos y los administrativos, y con la cual solo habían funcionado las provincias de Artemisa y Mayabeque.

«Tenemos que acostumbrarnos a trabajar coordinadamente, pero cada uno haciendo lo que le corresponde —enfatizó Lazo Hernández—, porque el objetivo principal, que es trabajar por el país, por construir el socialismo, es de todos».

 

Lo que plantea la población

El secretario de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Homero Acosta Álvarez, actualizó sobre la atención a los planteamientos de la población y su inserción en los planes de la economía, una cuestión que se analiza de forma sostenida desde la ANPP hasta el delegado de circunscripción, enfatizó.

Informó que del mandato anterior quedan pendientes algunos cuya solución es de carácter material y otros sin solución, pero que han sido explicados. En el actual (mandato XVII), cuando se han realizado dos procesos de rendición de cuenta de los delegados a sus electores (ahora son anuales, establece la nueva Constitución), se han recibido casi 120 mil planteamientos, y alrededor del 70 por ciento ya han sido respondidos.

En esto, sin embargo, no solo hay que fijarse en los números —reflexionó Acosta Álvarez—, sino en lo cualitativo, en la credibilidad que otorga a nuestro sistema político, y lo que dice del trabajo de los delegados, de la interacción de estos con sus electores, con el pueblo.

El Secretario de la ANPP criticó no obstante, prácticas que afectan la atención a los planteamientos de la población, la solución de estos e incluso la explicación que debe darse cuando el reclamo no tiene respuesta posible. También señaló que muchas veces las entidades administrativas dejan solos a los delegados.

Para el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, los planteamientos de la población tienen que tener una respuesta, aunque no coincida exactamente con lo solicitado. «No puede haber un planteamiento sin explicación, en eso también está la confianza en las instituciones de la Revolución».

Al referirse al próximo proceso de rendición de cuentas en las circunscripciones, a efectuarse en noviembre, Marrero Cruz recordó que se realizará en medio de una situación muy compleja, en un año donde han faltado muchos recursos debido a la COVID-19 y la crisis económica mundial que ha acarreado; sin embargo, hay que ir a las rendiciones de cuentas con seguridad, transparencia, sin excusas, a informar al pueblo.

En este proceso no podemos dejar solos a los delegados, orientó el jefe del gabinete nacional a los gobernadores e intendentes, que son la autoridad ejecutiva en los territorios.

Durante la videoconferencia, Homero Acosta abordó otros temas del funcionamiento y las estructuras del Poder Popular en las instancias municipales, mientras que la vicepresidenta del legislativo, Ana María Mari Machado —quien calificó como histórica esta reunión— se refirió a la política de cuadros.

Sobre este tema, el Presidente del Consejo de Estado señaló que «tenemos muchas tareas que llevar a cabo, pero el recurso más importante que tenemos es precisamente los cuadros». Tienen que ser cuadros —dijo— que sean capaces de guiar los procesos», de dirigirlos; de controlarlos. Cuadros revolucionarios y comprometidos.

El error más grande que puede cometer un cuadro es el de no pensar, señaló el Presidente de la ANPP recordando palabras de Fidel. «Hay que pensar y volver a pensar, buscar cómo tratar de resolver los problemas y ser un constante creador», adujo.

 

Política para impulsar el desarrollo territorial

En la presentación de la Política para impulsar el desarrollo territorial, que tendrá una norma jurídica, el viceprimer ministro y titular de Economía y Planificación (MEP), Alejandro Gil Fernández, expuso que esta se concibió con total apertura y con la participación de la academia y provincias con resultados y tradición en los proyectos de desarrollo local (PDL).

«El desarrollo local es un proceso esencialmente endógeno, participativo, innovador, y de articulación de intereses entre actores del territorio y de escalas —argumentó—. Y se sustenta en el liderazgo de los gobiernos municipales y provinciales para la gestión de sus estrategias de desarrollo».

Un proceso esencialmente endógeno significa —explicó— «que el desarrollo local tiene que aprovechar las potencialidades y recursos propios —naturales, fuerza laboral, capacidad productiva instalada, demanda local, instalaciones turísticas—; o sea, su contexto económico y social».

No puede haber un desarrollo local «que se sustente en las importaciones, nada más que en la colaboración internacional, en que alguien “nos dé divisas”. Estamos hablando fundamentalmente del aprovechamiento de los recursos, esencialmente endógenos —reiteró—, pero vistos en todas las posibilidades».

El desarrollo local, además, requiere de una estrategia, porque no puede ser improvisado; exige metas e indicadores que permitan medir cómo va evolucionando; y supone aprovechar el potencial científico propio, como las sedes universitarias.

Demanda también la creación de una estructura —profesional o no— a nivel de territorio para atender una actividad que tiene un componente científico, de innovación. Y tiene que ser una figura flexible, con capacidad para diseñar el desarrollo y acompañar al gobierno y las estructuras municipales en la identificación de las potencialidades y la implementación de la política.

Gil Fernández explicó más adelante que los titulares de los PDL pueden ser entidades estatales, trabajadores por cuenta propia, cooperativas agropecuarias y no agropecuarias, instituciones y formas asociativas reconocidas legalmente (excepto las organizaciones religiosas —que no realizan actividades de lucro—). Pueden liderarlas otras formas de propiedad y gestión —como las anunciadas micro, pequeñas y medianas empresas—; y organizaciones de masa y sociales, entre otros.

El principio, como norma, es que los PDL —a partir de los encadenamientos productivos— generen uniones de dos o más actores económicos, tanto dos o varias entidades estatales, como entre no estatales y hasta la combinación de ambas formas de gestión.

El propósito es que se unan determinados actores económicos en función de un objetivo, aunque no tienen que constituir una nueva persona jurídica, señaló el titular del MEP.

Pero ahora —enfatizó el Viceprimer ministro— «no es hacer lo mismo que se ha estado haciendo y decir que es un proyecto de desarrollo local. Estos tienen que ser transformadores, innovadores, diferentes a lo que venimos haciendo». La política concibe así cinco tipos de PDL: económico-productivos, socioculturales, ambientales, institucionales, y los vinculados con la investigación-desarrollo e innovación (I+D+i).

Subrayó que en esta primera etapa, sin embargo, el objetivo es potenciar «los proyectos en la producción de alimentos —donde debe darse el primer impacto, la primera respuesta—; y aquellos que generen exportaciones, sustitución de importaciones, encadenamientos productivos y flujos monetario-mercantiles al interior del territorio.

Gil Fernández explicó que la política, además de promover la creación de nuevos empleos, orienta la creación de mecanismos de participación, con una mayor interacción entre los gobiernos y la población. «Hay que incentivar la participación popular, que la gente sepa lo que estamos haciendo, vean los resultados y se inserten en los proyectos», recalcó.

Conducida por el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, la videoconferencia con gobernadores e intendentes, entre otros asuntos de vital importancia para el desarrollo económico y social del país, abordó como primer punto de la jornada el chequeo al Programa de la vivienda.

 

Vamos todo a por  el ideal

En las conclusiones de la Videoconferencia con gobernadores e intendentes, el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, enumeró parte de las tareas a realizar y cumplir en las instancias territoriales y de la nación en lo que queda de año.

Se harán —dijo— en medio de una situación signada por el impacto a escala internacional y nacional de la COVID-19; «la falta de dignidad de un grupo de gobiernos que se comportan como colonias de los Estados Unidos; la crisis multidimensional a nivel mundial; y los problemas que atraviesa la actual administración de EE.UU., que la lleva a actuar con una enorme agresividad», en particular contra Cuba.

«En ese contexto todo lo que nosotros nos hemos propuesto y todo lo que estamos haciendo es legítimo, porque lo hacemos para defendernos, para fortalecernos ante la difícil situación imperante agravada por la amenaza imperial».

Al resaltar la importancia de las instancias locales, con sus dos actores fundamentales, la asamblea municipal del Poder Popular (AMPP) y la administración municipal, el mandatario señaló que estas, con sus presidentes y vicepresidentes, y los intendentes, «deciden hoy todo lo que nos estamos proponiendo, que tiene su base fundamental de realización, su escenario fundamental, en los municipios. Por eso todos tenemos que trabajar para no entorpecer la labor de los municipios».

Y en el municipio —expresó— hay que trabajar de manera horizontal, sea la subordinación que sea de las entidades que se asientan en él. «Ninguna empresa ni ninguna entidad, sea de subordinación municipal, provincial o nacional, puede estar por encima de lo que decidan en un municipio la asamblea, la administración o el intendente. No puede haber una ruptura entre los intereses territoriales y la nación».

Al mismo tiempo —agregó— «hay que apoyar e implementar desde la administración municipal, lo que aprueba la AMPP en correspondencia con el país. Este es un principio que tiene que articular todo lo que nos propongamos y vayamos a hacer».

Dando lectura al texto de la Constitución, donde se fijan el carácter, funciones y demás preceptos relativos a los municipios, Díaz-Canel enfatizó que hay que actuar en consonancia con lo dispuesto en la nueva Carta Magna. Sin embargo —añadió—, nos falta todavía cultura sobre estos temas, «y esa cultura la tenemos que ganar rápido, si no se provoca un impase en la gestión y el trabajo del gobierno».

Sobre la política para el desarrollo territorial, indicó que constituye «un buen instrumento». Su objetivo «es que el municipio se fortalezca como instancia fundamental, con la autonomía necesaria, sustentable, desarrollando una sólida base productiva». No obstante —reflexionó— «esta concepción no está clara todavía entre todos los actores»; por lo cual indicó perfilar el trabajo en función de esos objetivos.

En un ejercicio de análisis profundo sobre lo que afecta hoy la gestión en los municipios, el Presidente de la República identificó una serie de problemas que hay que resolver.

Se refirió en primer lugar a la «verticalidad de las decisiones desde niveles superiores; y en segundo, a la necesidad de «promover la participación ciudadana en los procesos de gestión local», que tiene como primer espacio las asambleas de rendición de cuenta de los delegados.

Como una tercera limitación, Díaz-Canel explicó que en los municipios faltan capacidades para la gestión estratégica local por parte de los gobiernos y de las empresas. Y cuando hablo de capacidades, no es tanto de recursos e infraestructura, a veces nos falta pensamiento, cultura, conocimiento. Hay que capacitar de inmediato sobre estos temas».

Un cuarto problema está en la ausencia «de sistemas locales de innovación que articulen todos los actores que están trabajando en el municipio»; sistemas —dijo— que tiene que liderar la administración municipal y la AMPP.

En los sistemas de trabajo del municipio —añadió más adelante el Presidente— «el gobierno municipal es el actor local con mayor capacidad para organizar y liderar, y para eso es decisivo el funcionamiento integral, estable, proactivo y autónomo del municipio».

Díaz-Canel se pronunció por defender y conducir la Estrategia económico y social en los territorios, valorando sistemáticamente el éxito y el resultado que van teniendo las políticas públicas que se aplican a esa escala.

Llamó también a no olvidar la aplicación en los municipios de los pilares definidos para la labor de perfeccionamiento del gobierno, como la innovación, la comunicación social, y la informatización.

Enfatizó más adelante que hoy la tarea básica es el abastecimiento de productos alimentarios a la población, y los gobiernos locales tienen que gestionar y coordinar las actividades agropecuarias y la innovación en la actividad para lograr el objetivo y no pensar en lo que puede venir.

Hay que producir los alimentos en la localidad y hay que comercializarlos allí, y hay que destrabar todo lo que está obstaculizando esos sistemas productivos y reducir los enormes gastos de importación de alimentos, enfatizó.

Y estos y los demás objetivos —subrayó el Jefe de Estado— tenemos que apoyarlos, desde la gestión de gobierno, logrando sólidos principios y valores, disciplina social, educación formal, comportamiento decente y responsabilidad.

Al finalizar su intervención, Díaz-Canel recordó que «estamos defendiendo un IDEAL, que implica: implementar los acuerdos del Congreso del Partido; derrotar la política de bloqueo; enfrentar la crisis; aplicar la ciencia y la innovación en todos nuestros procesos; y legitimar y afianzar el ideal socialista como único camino para lograr prosperidad para todos con justicia social, y a eso tiene que aportarle la gestión de gobierno a nivel local y territorial».

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu