Con Filo: Homenaje a Rosita Fornés

Con Filo: Homenaje a Rosita Fornés

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (10 puntos, 2 votos)
Cargando…

Más que filo, estas palabras de hoy llevan amor, reconocimiento, devoción. Las grandes manifestaciones de sincero afecto popular tras el reciente fallecimiento de la Vedette de Cuba, Rosita Fornés, cuyas exequias tienen lugar este martes en el Teatro Martí de La Habana, nos invitan a pensar sobre la naturaleza de ciertos afectos, que pasan de ser sentimientos individuales a paradigmas colectivos, como expresión de unidad entre identidad, cultura, patriotismo.

Foto: Cubadebate

Así lo evidencia lo que ya hemos vivido y las emociones que nos restan para esta jornada. En el día de ayer decenas de cubanas y cubanos depositaron flores en el portal del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, escenario de muchas de las actuaciones de Rosita.

Como informó el Ministerio de Cultura, a las 10:30 am se abrieron las puertas del Teatro Martí hasta las primeras horas de la tarde, para que el público acceda a esa instalación a despedirla.

También lo harán familiares, amistades, personalidades de la cultura y de organizaciones de la sociedad civil, quienes rendirán tributo a la gran artista.

Por la complejidad de la circunstancia en que ocurre este sentido homenaje, en medio del enfrentamiento a la epidemia del nuevo coronavirus, no será posible que todo el público que lo desearía pueda llegar hasta allí, y por ese motivo la ceremonia se transmite en vivo por la Televisión Nacional y la Radio Cubana.

Con toda seguridad la población habanera que reside a lo largo del trayecto que seguirá el cortejo fúnebre en la tarde, por Prado, Malecón y la avenida 23 hasta la calle 12, acudirá también a honrar y despedir a Rosita.

Esta devoción que hoy atestiguamos, y de la cual una inmensa mayoría de nuestro pueblo será parte, responde a múltiples razones.

Sucesivas generaciones de cubanas y cubanos conocieron, y en muchos casos veneraron, la carrera artística de la Fornés. Su reconocida versatilidad como actriz, cantante, bailarina, contribuyeron a ese fenómeno de popularidad que tuvo su cimiento más firme en una vida de laboriosidad y entrega.

Pero, sobre todo, esta la humanidad de Rosita como persona. Parecería que quienes estuvieron alguna vez en contacto cercano con la gran artista, ya fuera por vínculos profesionales o de amistad, e incluso simplemente como su público, tuvieran en todos los casos una imagen suya muy especial, diferente y única, sobre estos encuentros.

Y no solo están las experiencias concretas, íntimas, de sus admiradores a lo largo de su extensa y prolífica carrera, sino la capacidad de que esa aureola de lozanía y aprecio sincero que ella siempre inspiró, pasara de generación en generación, como un legado o herencia familiar, que abuelas y abuelos, padres y madres trasmitían a sus hijas e hijos, nietas y nietos.

Valdría la pena preguntarnos entonces sobre la raíz de esos cariños, los “por qué” de tanta persistencia de un mito, una leyenda, incluso entre una parte de la juventud que muy poco o casi nada alcanzó ya a verla en activo. ¿Será que así premiábamos la virtud escénica de una diva, o acaso esta admiración responde también a esencias más profundas?

Rosita, y quizás esta sea la respuesta a lo que viviremos este día de su despedida —solo física—, sintetizó a través de su obra muchas de las claves de la cubanía, y también de los mejores valores de los seres humanos. Esta es una peculiaridad que permite solo el buen arte y las buenas personas.

Por eso no nos cabe la más mínima duda de que, cuando a las nueve de la noche de hoy aplaudamos a los trabajadores de la Salud y a otras tantas personas que enfrentan la Covid-19 a lo largo de todo el país, Cuba entera también se sumará esta vez para ovacionar, como un sentido tributo, a nuestra gran Vedette, Rosita Fornés.

 

Puede leer anteriores Con Filo

 

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu