Fuerza Cuba que nos recuperaremos y venceremos (Cobertura especial)

Fuerza Cuba que nos recuperaremos y venceremos (Cobertura especial)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (14 puntos, 3 votos)
Cargando…

Con la presencia del Presidente cubano Miguel Díaz-Canel, del Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, y del viceprimer ministro Alejandro Gil Fernández, ministro de Economía, da inicio el programa televisivo Mesa Redonda, para informar acerca del Plan de recuperación de Cuba post COVID-19.

Foto: @PresidenciaCuba.

El Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, señaló en la Mesa Redonda de la Televisión Cubana que abordó el plan de recuperación del país post COVID-19 que “se ha venido trabajando intensamente con el objetivo de salvar vidas y ese protagonismo del pueblo cubano nos lleva por un camino que hace avizorar que debemos entrar en una nueva etapa”.

Agregó que las estadísticas actuales dan una señal interesante. “Si separamos los eventos principales, podemos decir que el país ha disminuido los casos y reducidos los activos que se mantienen ingresados. El número de altas alcanza más del 85,4 por ciento y en los últimos 12 días solo ha fallecido una persona.

“Las pocas muertes y el hecho de que el número de pacientes críticos y graves es mínimo señala que los resultados en la aplicación de los protocolos terapéuticos y el de la ciencia cubana aportan al desenlace”, apuntó.

Precisó que un hecho muy significativo es que ya retornó al primer grupo de integrantes del contingente Henry Reeve, que laboró en Lombardía, Italia. “Han regresado a la patria victoriosos y han dado la expresión que la vida vence a la muerte, la solidaridad vence al egoísmo y el ideal socialista vence al mito del mercado”, afirmó.


Díaz Canel recordó que en la misma medida que hemos avanzado y perfeccionado los sistemas de trabajo en el enfrentamiento, trabajamos en una estrategia para enfrentar la crisis que se provocará a nivel mundial. La hemos concebido en dos etapas: una en la recuperación post COVID-19, y una segunda de fortalecimiento económico para afrontar una crisis prolongada.

Precisó que llevamos muchos meses con un funcionamiento no normal del país y los indicadores nos dan la certeza que podemos desescalonar, pero debemos actuar con responsabilidad y lograr que el pueblo comprenda los modos de actuación y la participación que le toca a cada quien. “Ya está orientado todo el sistema de gobierno en el país y se le informa al pueblo”, informó.

Aseguró que como hemos hecho, transmitiremos siempre las explicaciones a través de los medios revolucionarios de prensa y a través de la participación del gobierno en las redes sociales.

Argumentó que a partir del 15 de mayo la Organización Mundial de la Salud (OMS) planteó que la crisis llegó para quedarse. Sin embargo, nosotros tenemos una tendencia al control y se ha demostrado que el sistema de salud puede soportar lo que pueda venir en el futuro. El resultado puede ser que este virus se convierta en una endemia, manifestó.

El Presidente de la República planteó que con la nueva etapa tendremos que convivir con enfermos y con la presencia del virus en una parte del mundo.

Cuba tiene experiencia y lo ha demostrado. En las últimas décadas hemos logrado eliminar 14 enfermedades infecciosas. Esta etapa lleva un mayor control. No se puede bajar la guardia en la pesquisa y en otras vías de detección, orientó.

Dio a conocer que el regreso a la normalidad de las actividades productivas y sociales será de manera escalonada y asimétrica. No todos los municipios estarán en la misma fase. Tenemos a los matemáticos modelando las estadísticas. Los modelos indican que el epicentro de la pandemia está en La Habana, por lo que tendrá un tratamiento diferenciado.

Acotó que se pronostica que haya un primer rebrote en septiembre o noviembre. Ya está la previsión, lo evitaremos y si ocurre, trataremos de que sea mínimo.

También orientó aprovechar la experiencia de las más de 500 medidas aplicadas. Muchas llegaron para quedarse. Se han desarrollado ideas en todos los ámbitos, acentuó.

Y agregó que en las condiciones económicas tenemos que mantener el ahorro, y estar dispuestos a aplicar restricciones si existan rebrotes. “Se reactivarán las actividades, pero con aforo, nada comenzará al 100 por ciento, siempre preservando las medidas higiénicas y sanitarias en todos los espacios públicos, mantendremos los mecanismos de pesquisas, evitaremos las actividades al aire libre y en lugares cerrados con aglomeración de personas, mantendremos las regulaciones masivas con el transporte, así como el aislamiento social de las familias más vulnerables y las normas de distanciamiento físico.

Hay que seguir protegiendo al personal de la salud. Uno de los resultados más importantes es que no se ha lamentado pérdida humana en ese sector, y mantendremos el uso del nasobuco, el lavado de las manos, las medidas de higiene y la desinfección, dijo.

Se refirió además, al incremento de los servicios a domicilio y el comercio electrónico. Sobre este último explicó que la realidad sobrepasó las capacidades y anunció que se hacen ajustes para fortalecerlo.

De igual forma acotó que se establecerán medidas para el turismo nacional e internacional y de control a los posibles enfermos, se potenciarán nuevas producciones, aprovecharán nuevas oportunidades de exportación y se incentivará la participación de la ciencia, sobre todo de los cinco candidatos vacúnales en los cuales se labora, con resultados alentadores en uno de ellos.

Hay que sostener el combate contra la corrupción y las ilegalidades y establecerlo para siempre, agregó.

En la etapa de recuperación, al finalizar, deben evaluarse los resultados, ya sean positivos y negativos e incluir esas experiencia en los planes de reducción de riesgos, añadió Díaz-Canel.

Medidas en la salud y para el turismo

Al detallar las medidas de la primera etapa, el primer ministro Manuel Marrero Cruz explicó que se trata de un resumen de un plan bien amplio.

El Primer Ministro Manuel Marrero Cruz explica que la primera fase del turismo se abrirá sólo al mercado interno, y en la segunda al mercado externo de manera gradual en las instalaciones hoteleras de las cayerías y el resto en la tercera fase

 

El Primer Ministro Manuel Marrero Cruz explica que la primera fase del turismo se abrirá sólo al mercado interno, y en la segunda al mercado externo de manera gradual en las instalaciones hoteleras de las cayerias y el resto en la tercera fase. Recordó la creación del grupo nacional de trabajo de control y prevención, que fue implementando un plan de más de 500 medidas hasta la actualidad.

Para iniciar la etapa de recuperación, añadió, se definieron como objetivos regresar a la vida normal del país de manera gradual y asimétrica, en lo que será una nueva normalidad.

El segundo propósito es evitar un rebrote de la enfermedad, mediante la creación de un sistema de enfrentamiento, para minimizar y evitar esa posibilidad, así como en tercer lugar reducir riesgos y vulnerabilidades por la enfermedad.

Las medidas diseñadas están dirigidas a 13 ámbitos y están clasificadas en dos grupos, las que se mantendrán en todas las fases, y otras que tendrán adecuaciones en el transcurso de las tres fases.

Es un documento de 112 páginas, de la cual se ofrece un resumen, explicó Marrero Cruz, quien hizo referencia a los estados de opinión y preguntas del pueblo.

En cuanto a las medidas sanitarias, informó que el establecimiento de la primera etapa y cada una de las fases dependerán de los indicadores de salud establecidos.

Explicó que trece provincias podrían entrar ya ahora mismo en la primera etapa, pero no habrá apresuramientos, para arrancar todos por la fase inicial que en algunos territorios podrían transitar más rápidamente a las siguientes.

La aplicación de estas medidas está condicionada por un protocolo de salud, tales como el uso del nasobuco y otras cuestiones.

Apuntó que habrá que garantizar el distanciamiento físico entre personas, así como el uso del nasobuco para todas las actividades, lo cual se mantendrá durante la primera fase en todos los casos.

En la segunda fase comenzaría una gradualidad, aunque la recomendación es nunca volver al hacinamiento ni a grandes cúmulos de personas.

Lo mismo sucederá con el uso del nasobuco, que en una segunda etapa se flexibilizaría para actividades de más personas, pero recomendó que lo mejor fuera mantener su uso siempre que sea posible.

La restricción de la capacidad en los locales de reuniones se mantendrá en las dos primeras fases, lo cual solo variará hacia la tercera, pero sin recomendar nunca concentrar excesiva cantidad de personas.

En todas las fases, los trabajadores con síntomas respiratorios no pueden acudir al centro, y deben acudir al médico, para evitar riesgos. Igual continuará la desinfección de manos y superficies, que estará en las tres fases de esta primera etapa, apuntó.

Habrá medidas estrictas para trabajadores en funciones de riesgo, sobre todo en la Salud, y también en otras especialidades, como en frontera o frente al turismo.

Se reduce la capacidad de los ascensores al 50%, al menos en la primera fase y las pesquisas activas se mantendrán también durante toda la primera etapa, algo que se va a perfeccionar.

Los servicios hospitalarios se comenzarán a restituir desde la primera fase, sobre todo consultas, cirugías y otras que serán en un 50%, 75% y al 100% de la capacidad las respectivas fases. Igual sucederá con los servicios estomatológicos, con medidas de bioseguridad que se mantendrán y garantizarán, para cuidar a profesionales y pacientes.

En las dos primeras fases se mantendrán suspendidas las visitas a los hospitales, un asunto en el cual había una situación de descontrol, de hasta 20 visitantes para un paciente. Y después tampoco será igual que antes, detalles que luego ofrecerá el sector de la salud.

En relación con el turismo, explicó que hay preocupaciones porque hay quienes lo consideran el origen de la infección, y todavía hoy hay 2 mil 600 turistas que no pudieron irse de Cuba.

Desde la primera fase iniciará el turismo, pero solo con el mercado interno o nacional. Habrá ventas online y otras opciones para adquirir los paquetes.

El turismo internacional conllevará un protocolo específico en frontera, con la aplicación de una prueba de PCR, además de tomar la temperatura, desde el aeropuerto. En el hotel continuará la vigilancia epidemiológica de los visitantes, con un equipo médico en cada instalación, para garantizar su traslado ante cualquier síntoma.

Igual tratamiento recibirán los trabajadores de ese sector, con un test rápido antes de incorporarse a laborar, y lo harán durante siete días continuos. Usarán medidas de protección siempre, y en el descanso posterior tendrán un aislamiento por siete días en su casa, acotó.

En esa segunda fase iniciaría el turismo internacional, solo en la cayería norte y sur del país, Cayo Santa María, Cayo Coco, Cayo Cruz y Cayo Largo del Sur, y habrá limitación para disfrutar solo de los servicios allí, sin excursiones fuera.

Incluso en la primera etapa, no habría turismo nacional en esos hoteles de los cayos, para no correr riesgos.

En cuanto a Varadero, se comenzará a vender para el turismo nacional, pero podría ser el próximo destino internacional, con una división hacia el final de la península de Hicacos, al menos en la segunda fase.

El resto de los destinos turísticos como Holguín, Trinidad, podrá abrir al turismo internacional en una tercera fase, según la demanda.

Ningún hotel abrirá al 100% de ocupación, incluso aunque existiera la demanda, porque se mantendrá la limitación para la capacidad de los servicios recreativos. Reiniciará también en la segunda fase la renta de autos, de turistas en los cayos, pero solo en esas locaciones.

Igualmente comenzarían en la segunda fase excursiones dentro de los cayos para el turismo internacional, pero solo se restituirían totalmente los circuitos turísticos en la tercera fase.

En cuanto al campismo popular, también habrá un protocolo específico, para evitar hacinamiento, lo cual se explicará más adelante.

Progresiva activación del transporte

Manuel Marrero Cruz, Primer Ministro de la República, explicó que se mantendrá la limitación de la cantidad de equipaje para quienes viajen a Cuba y que la transportación de los turistas a los cayos se hará en ómnibus custodiados por patrulleros.

Se restablecerá el transporte público urbano, el intermunicipal y el rural, tanto el estatal, como el privado, de forma progresiva.

En la primera fase se restituirán las transportaciones interprovinciales, pero solo para cubrir un grupo de demandas por determinados sociales y laborales, como el traslado los soldados en preparación para la defensa, los constructores, los turistas…, y las rutas regulares de transporte terrestre, aéreo y marítimo hacia la Isla de la Juventud serán incorporadas paulatinamente en fases posteriores.

Sobre las medidas laborales apuntó que se mantendrá el pago por resultado en el sector empresarial, se mantendrá la disposición de que si un trabajador está fuera del país y se quedó varado debido a la pandemia tendrá derecho a ocupar de nuevo su puesto laboral y habrá una reactivación gradual de las actividades del sector no estatal.

El Primer Ministro Manuel Marrero Cruz informa las medidas previstas para la Etapa de Recuperación post Covid-19 y detalla las que se irán adoptando en cada una de las tres fases previstas. El tránsito se realizará de forma gradual y asimétrica. Foto: Asamblea Nacional en Twitter
El Primer Ministro Manuel Marrero Cruz informa las medidas previstas para la Etapa de Recuperación post Covid-19 y detalla las que se irán adoptando en cada una de las tres fases previstas. El tránsito se realizará de forma gradual y asimétrica. Foto: Asamblea Nacional en Twitter

Una vez que se restablezcan las operaciones en los aeropuertos en la tercera fase, las casas de alquiler podrán reiniciar el alquiler, pero con protocolos determinados y un sistema regular e imprescindible de reportes.

Las nuevas autorizaciones para el trabajo por cuenta propia se comenzarán en la segunda etapa, y las prestaciones financieras adicionales serán facultad de las direcciones municipales de trabajo, anunció Marrero Cruz.

Explicó que a los trabajadores que no asistan a los centros por estar ingresado o por dictamen de una autoridad sanitaria se le pagará el 100 por ciento del salario y se mantendrá la prorroga a las madres, así como la atención diferenciada a los núcleos familiares vulnerables, a los pacientes en los hospitales psiquiátricos, ancianos en los asilos de y los ambulantes.

Reafirmó que los trabajadores que garantizan el lavado y la limpieza en 31 hospitales del país continuarán recibiendo el estímulo monetario de 250 pesos.

Se mantendrá el trabajo a distancia y el teletrabajo

El Primer Ministro informó que en el caso de los trabajadores interruptos, en las dos primeras fases se conservará el tratamiento actual, pero en la tercera será aplicado lo que establece la Ley. A los que se les hicieron ofertas de reubicación y no las aceptaron injustísimamente, no les garantizarán el puesto laboral.

El teletrabajo llegó para quedarse.Foto: Portal Puente Alto.

A las madres, padres o tutores de niños se les retirará la garantía salarial cuando comiencen las clases.

En la segunda etapa se reiniciarán las solicitudes para las jubilaciones.

Se activará la declaración jurada y la declaración de los ingresos personales en la segunda fase. La disminución de las cuotas tributarias para los trabajadores por cuenta propia se determinará en dependencia de la recuperación de los niveles de reactivación y también se reactivará el cobro de las multas.

En la primera fase se flexibilizarán los servicios necrológicos; se restablecerán el cobro de la electricidad en la primera y el gas en la segunda; los servicios jurídicos (formalización del matrimonio, bufetes colectivos y gradualmente los procesos judiciales) desde la primera fase.

Serán flexibilizadas las facultades de importación de determinadas nomenclaturas y reactivarán la exportación y la inversión extranjera.

También podrán realizarse los oficios y servicios religiosos, siempre evitando concentraciones masivas de personas; las visitas a los centros penitenciarios; las actividades laborales habituales de las personas con discapacidades, y los pases para quienes cumplen el período del Servicio Militar Activo.

Sobre las relaciones exteriores se permitirá el ingreso de los cubanos residentes en Cuba en los vuelos humanitarios, sobre la base del mantenimiento en las dos primeras fase de la cuarentena de 14 días; se reiniciarán los trámites consulares y para los ciudadanos cubanos se prorrogará la decisión de que no pierdan sus derechos pasados los 24 meses de estancia en el exterior.

En el comercio exterior facilitarán la posibilidad de importar determinadas nomenclaturas y potenciarán las exportaciones.

Al referirse al comercio interior señaló que debe perfeccionarse la producción y comercialización de productos de la agricultura de manera tal que le llegue a todos en todos los lugares. Se mantendrá la venta controlada del módulo de aseo, la de los productos más deficitarios en las TRD, las ofertas a domicilio, el servicio de mensajeros, abrirán los mercados industriales y toda la red de productos comerciales, se reiniciarán los servicios de post venta y los gastronómicos, pero en estos últimos de forma regulada, según el espacio y de acuerdo con la fase establecida.

Afirmó que se ha apostado por perfeccionar el comercio electrónico. “Quisimos hacer algo para lo que no estamos preparados”, precisó.

Se comenzará la venta gradual de algunos productos a los trabajadores no estatales y se activará la red de alojamiento.

Otros servicios se irán restableciendo gradualmente

El restablecimiento de los servicios gastronómicos es otra de las medidas para la primera fase, al 30% de su capacidad y luego subiendo, reforzó Marrero Cruz, quien también mencionó la venta gradual de suministros para que laboren los trabajadores por cuenta propia.

Otras medidas relacionadas fueron el restablecimiento de la red de alojamiento desde la primera fase, así como de servicios en círculos sociales, parques infantiles, zoológicos, acuarios, pero a un 50% de su capacidad.

Mencionó que los servicios bancarios reiniciarán desde la primera fase, y luego, en la segunda fase, otros le seguirán, incluyendo el mantenimiento de los aplazamientos de los pagos, que podrán cumplirse progresivamente.

A partir de segunda fase podrá pagarse la factura telefónica, y otros servicios de comunicaciones, a la vez que se mantendrá el descuento en la madrugada a los servicios de internet.

Reiniciará el funcionamiento de correos, habrá igualmente recargas con bonificación para la telefonía celular, y la garantía de equipos de telecomunicaciones se restablecerá en la segunda fase, mientras que en la tercera empezará a cursar otra vez el ciclo de vida de las líneas telefónicas y cuentas nautas.

En cuanto a la educación, las escuelas y becas abrirán en septiembre, con diez semanas para concluir el anterior curso, e iniciar en noviembre el siguiente, apuntó el primer ministro, quien aseguró que habrá una información más amplia sobre los detalles de cada enseñanza.

En materia de deportes, se mantienen suspendidos eventos internacionales, pero desde la segunda fase comienza la preparación de atletas para la docencia y para competiciones. Igualmente pudiera empezar la serie 60 de béisbol en la segunda fase, acotó, aunque con medidas de protección.

En Cultura, comienzan los museos y otras instalaciones desde la primera fase, luego las casas de cultura y cines lo harán en la segunda fase. A partir de la segunda fase, en la medida que reinicien su labor los artistas, cesaría la protección salarial que se otorgó a ese sector.

La comercialización de servicios artísticos comenzará también en esta etapa de recuperación.

Un verano distinto

En cuanto al verano, informó que se abrirán las piscinas, con limitaciones de capacidad, y en menos tiempo, para que más personas puedan disfrutar. En la segunda y tercera fase se incrementará el acceso, pero nunca con la sobrexplotación de antes.

En cuanto a las playas, reconoció que la regulación es difícil, pero hay un protocolo específico para mantener disciplina, con fuerzas de la policía y de personas voluntarias que trabajarán con ese propósito. Se piensa, además, desconcentrar su uso desde antes de que lleguen los vacacionistas a las playas.

No se harán grandes ferias o actividades masivas en el verano, conciertos o los carnavales u otras fiestas populares que impliquen concentración de personas.

Marrero Cruz indicó que a partir del lunes deben comparecer los ministros para informar en detalles el plan de cada organismo, y responder a las inquietudes de la población.

Habrá un plan de comunicación social para acompañar las medidas, y el grupo temporal de trabajo para la prevención y control de la covid-19 se mantendrá sesionando, para chequear también las medidas del proceso de reapertura, acotó.

Este es el inicio de una nueva etapa, con sus tres fases, pero no comienza mañana, reiteró. Se informará oportunamente, y llamó a cuidarse, ser pacientes, que ya falta poco.

Fuertes impactos en la economía

Alejandro Gil, viceprimer ministro y titular de Economía y Planificación, explicó por su parte que los impactos sobre la economía son fuertes, no solo para Cuba, sino en el mundo y en la región.

La economía cubana está sometida a esas presiones, disminución de ingresos en el turismo, paralización o disminución de actividades productivas y de servicios, no solo en el sector estatal, sino que hay más de 250 mil trabajadores por cuenta propia sin laborar.

Alejandro Gil, viceprimer ministro y titular de Economía y Planificación.

 

También hubo gastos adicionales no previstos, en la salud, en la alimentación, y una pérdida de ingresos en el Presupuesto del Estado.

Hay un dilema entre salud y economía, que en el mundo aparentemente compiten. Aquí está claro que la salud va primero, y la vida de las personas es lo más importante, enfatizó Gil Fernández.

La manera más eficiente de proteger a la economía es proteger a la salud, y eso nos pone en mejores condiciones para la recuperación, pues hay que ver el gasto en salud como una inversión.

Mencionó que existe una estrategia u hoja de ruta para la recuperación económica, que empezó con el ajuste del plan de la economía, que hubo que hacer rápido, y con la premisa de no acomodarse.

De hecho, ninguna exportación se redujo, salvo las de servicios afectados, afirmó el ministro, quien calificó como tenso el ajuste del plan, no para acomodar la economía, sino para imponerse a la circunstancia.

Otro asunto es la concepción del plan para el 2021, refirió, bajo el principio de que mientras más incertidumbre es más importante planificar, y ya se trabaja en eso, con premisas nuevas.

Simplificación de procesos, mejorar asignación, y otros nuevos elementos en el diseño de la economía, para estar a tono con el escenario actual, fueron algunos de los aspectos mencionados.

En la primera etapa con sus tres fases, para la recuperación, hay una preparación rigurosa para que el regreso a la nueva normalidad sea organizado, dijo.

Abundó además en la existencia de una estrategia para enfrentar una situación más prolongada de crisis que incluye premisas como el ahorro, generación de más ingresos mediante la exportación, y la producción de alimentos como primera prioridad.

Esta estrategia debe ser innovadora y audaz, dijo, que permita una transformación profunda, para no solo resistir, sino continuar desarrollando al país.

Por último, trasmitió la seguridad de que saldremos de la situación actual, sobre todo trabajando. Esa es la única vía para salir adelante, enfatizó, y ponernos en mejores condiciones incluso que antes de la pandemia.

Antes de concluir la Mesa Redonda, el presidente Miguel Díaz-Canel recalcó que se están dando los conceptos para que se comprenda a dónde vamos y cómo llegar a eso.

Pronosticó que, como van las cosas, si no ocurren incidentes, a mediados de la semana próxima o principio de la siguiente pudiera comenzar el proceso de recuperación.

Explicó el brutal asedio y la persecución financiera contra Cuba por parte de los Estados Unidos, recrudecidos al máximo en este periodo.

El presidente cubano destacó que en Cuba se ha creado una articulación magnífica entra fuerzas civiles y militares para proteger la vida humana, y recordó que fueron los hospitales militares los primeros en enfrentar la pandemia, por indicación del primer secretario del Partido.

En el plano sentimental, expuso la gran cercanía al pensamiento y las enseñanzas de Fidel durante estos últimos meses. Todo lo que hemos podido hacer brota de esa obra de 61 años, aseveró.

Reconoció la respuesta del pueblo, de profesionales de la ciencia y de trabajadores de la salud y enumeró los principales aportes de los últimos meses, como un resultado de la obra de la Revolución cubana.

Hizo referencia a la administración de Trump, que se vuelve más brutal mientras más se desmorona, y por eso es la esperanza del mundo en las protestas pacíficas en los Estados Unidos.

Son enseñanzas que nos hacen entender mejor por qué Fidel decía que debíamos resistir por nuestro pueblo, y por otros en el mundo, expuso.

La victoria solo será sólida si entendemos que próximos pasos requerirá disciplina, esfuerzo y control, sentenció Díaz-Canel, quien agradeció a quienes se entregaron en cuerpo y alma a enfrentar la epidemia, y a todas las personas que han colaborado con el cumplimiento de las medidas.


 

Un comentario en Fuerza Cuba que nos recuperaremos y venceremos (Cobertura especial)

  1. Nos queda aún un camino largo para salir de esta pandemia epidemiológica que se ha traducido en otra tan o más dura la económica, pero no nos queda otra opción que seguir luchando para restablecernos. !gracias Cuba!

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu