Médicos matanceros salvan de la COVID-19 a turista francés de 72 años (+ Fotos)

Médicos matanceros salvan de la COVID-19 a turista francés de 72 años (+ Fotos)

Del balneario de Varadero a un centro de aislamiento. El nuevo coronavirus SARS CoV-2 trastocó en un infierno las semanas de asueto que el francés Jack Gaetan Joseph Villiers había planificado disfrutar con su esposa en el principal destino de sol y playa de la Mayor de las Antillas.

 

Cardiópata, hipertenso y diabético, Jack Gaetan Joseph Villiers es un sobreviviente a la Covid-19. Foto: Jessica Rufín

 

La sospecha del contagio pronto se convirtió en certeza. Su salud fue empeorando progresivamente. Al sexto día de su ingreso comenzaron las complicaciones, relata el doctor teniente coronel Juan Carlos Martín Tirado, director del hospital docente clínico quirúrgico Mario Muñoz Monroy, en la provincia de Matanzas.

El doctor teniente coronel Martín Tirado calificó de gran éxito la recuperación del francés, la primera alta médica otorgada a un ciudadano que antes estuvo reportado de gravedad. Foto: Jessica Rufín

En la sala de terapia intensiva de la institución sanitaria no había la menor duda. Jack Gaetan Joseph Villiers tenía todos los factores de riesgo que podrían provocarle la muerte. Eso también lo supo el pueblo cubano, puesto al tanto de su estado, cuando cada mañana en la conferencia de prensa sobre el nuevo coronavirus, el doctor Francisco Durán informaba: “Y sigue grave el francés…”.

En la explicación del facultativo Martín Tirado se puede comprender mejor lo mal que la pasó el enfermo: “Pasó por todas las complicaciones posibles en un paciente de 72 años, que, además, es cardiópata, hipertenso y con una diabetes mellitus importante de base”.

El facultativo se detiene un poquito para que las palabras retraten, con hondura, lo hecho por el equipo multidisciplinario de terapia intensiva, que “trabajó muchos días con él, día a día, noche a noche”. El resultado, dice orgulloso Martín Tirado, es este: “Se logró salvar al paciente después de haber estado extremadamente grave”.

Felizmente, asegura, hoy podemos darle el alta (8 de abril, sobre las cuatro de la tarde). “Pienso que es un gran éxito”, se escucha la voz del doctor Martín Tirado en el audio que la periodista de Radio 26, Jessica Rufín Hernández, puso al servicio de sus colegas en un grupo de Whatsapp para que todos compartiéramos este indiscutible logro de la medicina cubana.

“Podemos afirmar que estamos en presencia de la primera alta médica otorgada a un ciudadano que antes estuvo reportado de gravedad”, destaca orondo Martín Tirado.

Precedido del resultado negativo de la prueba evolutiva, el médico precisa que el egreso clínico del turista francés implica continuar con un protocolo a base de kaletra, interferón y cloroquina, que se mantendrá unos días más. “El paciente está fuera de peligro”, refiere.

 

Volveré a Cuba cuando todo esto pase

 

Volveré a Cuba cuando todo esto pase, dijo agradecido el turista francés antes de viajar a La Habana, y luego a su país. Foto: Jessica Rufín

 

Del grupo de 26 turistas con el que viajó Jack Gaetan Joseph Villiers, incluida su esposa, solo él fue diagnosticado con la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus.

Ellos habían arribado antes del 11 de marzo, fecha de la publicación de la nota del Ministerio de Salud Pública, donde se dio a conocer que tres visitantes italianos se convertían en los primeros casos de la COVID-19 en Cuba.

Sin embargo, cuando decidieron tomar el vuelo que los condujo a esta tierra, lo que comenzó en diciembre del 2019 por Wuhan, China, ya se había convertido en pandemia. Así y todo, el francés no desistió. Quién sabe si lo hizo confiado de lo que ya le habían aseverado.

“Ahora no tengo ninguna duda. Mi hermano es doctor y me dijo que los médicos cubanos son especialistas en combatir pandemias y enfermedades como estas, por ejemplo, como lo hicieron con el ébola en África. Podemos confiar en que los médicos cubanos son excelentes profesionales”.

La valía de la medicina de este país, su vocación solidaria demostrada mejor que nunca en estos tiempos, constituye un valor añadido del destino Cuba. Turistas de muchas latitudes cuando compran un hotel, pagan también por la seguridad de salud que saben encontrarán en este Verde Caimán.

Con esa garantía Jack Gaetan Joseph Villiers vino aquí.
Quizás por eso, anotado en su corazón, donde nada podrá borrarlo, se lleva con él muchos nombres, en particular los de Guillermo Pérez Ciprián y Raity Hernández Fernández, los intensivistas que lo convirtieron en sobreviviente de la COVID-19.

“Cuando todo esto acabe, volveremos a Cuba”, dijo agradecido a la salida del hospital militar: “Es la primera vez que veo el azul del cielo después de casi 20 días de ingreso…, pero ya me siento bien”, aseguró, mientras se dirigía a la ambulancia que lo llevó a un hotel en La Habana, para luego viajar a Francia.
Con esta alta, suman ya cuatro en el centro de aislamiento del hospital militar. Todos los egresados se van con el agradecimiento a los médicos, enfermeras, al personal de apoyo de una institución donde todos los días se libra un combate a favor de la esperanza. Es una lucha tenaz contra la COVID-19 para salvar la vida.

Cualquiera que llegue allí, cubanos y turistas, tendrán la suerte de ponerse al cuidado de un hospital con nombre de médico, del médico del Moncada.  Y eso es una garantía. Todo cuanto se haga allí será también en honor a Mario Muñoz Monroy.

 

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu