Vilma, inolvidable (+ Video)

Vilma, inolvidable (+ Video)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

¿Quién podría imaginar que aquella joven de la alta burguesía santiaguera, de tierna sonrisa y dulce voz, llegaría a  ocupar un importante lugar entre los principales dirigentes del proceso revolucionario que derrocó la tiranía de  Fulgencio Batista y puso fin al sistema capitalista en Cuba?

Vilma Espín Guillois nació en Santiago de Cuba el 7 de abril de 1930, y se formó como ingeniera química en la  Universidad de Oriente donde, como miembro de la Federación Estudiantil Universitaria, participó activamente en las manifestaciones contra el sangriento régimen entronizado tras el golpe de Estado del 10 de marzo de 1952.  Integró Acción Revolucionaria Oriental (ARO), fundada por Frank País García. Junto a él se sumó al Movimiento Revolucionario 26 de Julio (MR-26-7) proclamado por Fidel Castro Ruz en 1955, y al siguiente año viajó a México para recibir orientaciones precisas acerca de los preparativos para el inicio de la lucha armada en Cuba.

Formó parte de la legión de jóvenes que el 30 de noviembre de 1956 protagonizó el levantamiento armado en la capital oriental, en apoyo al desembarco de la expedición del Granma. Una vez establecida la guerrilla rebelde en la Sierra Maestra, le brindó apoyo desde el llano. Fue miembro de la dirección nacional del MR-26-7, y su coordinadora en la provincia oriental hasta junio de 1958 cuando, ante el peligro que para su vida representaba su permanencia en Santiago, se unió al Segundo Frente Frank País y permaneció allí hasta el final de la guerra.

Abanderada de la emancipación de la mujer

Pocos meses después del triunfo revolucionario de enero de 1959, Vilma recibió de Fidel la encomienda de unir a las mujeres en una organización que las representara y guiara en la lucha por la conquista de sus derechos. Así, con el objetivo de incorporarlas a la sociedad mediante programas políticos y sociales, surgió la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), el 23 de agosto de 1960.

Bajo la conducción de Vilma, quien la presidió hasta su deceso, el 18 de junio del 2007, esa organización, en la cual  militan trabajadoras, amas de casa, jubiladas y estudiantes, enfiló su batallar hacia la consecución de la plena igualdad social de la mujer y su total emancipación, así como a la creación de condiciones que permitieran su acceso al trabajo y al estudio, de manera que pudieran desarrollarse en bien del país.

En ininterrumpido quehacer, en el transcurso de seis décadas próximas a cumplirse, la FMC ha sentado sus  credenciales en la elaboración y aprobación de instrumentos legales que garantizan derechos humanos fundamentales para uno y otro sexo, en particular para la mujer. Entre estos figuran las leyes de maternidad —comprende también la licencia por paternidad—; de Protección e Higiene del Trabajo, y de Seguridad Social; los códigos de Familia; de la Niñez y la Juventud; de Trabajo; y Penal.

Tal empeño ha sido recompensado con creces, porque en la actualidad la mujer cubana representa más de la mitad de la fuerza técnica del país, y ocupa importantes cargos de dirección en diferentes instituciones del Gobierno y del Estado.

Condecorada con el Título Honorífico de Heroína de la República de Cuba, por derecho propio Vilma Espín Guillois ocupa un lugar cimero en la historia de la emancipación de las mujeres cubanas, quienes le han reservado para siempre su condición de presidenta de la altruista organización a la que dedicó todas sus fuerzas y energías hasta el último instante de su vida.

Presidente de Cuba rememora legado de heroína Vilma Espín

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, rememoró hoy el legado de la luchadora revolucionaria y defensora de los derechos de la mujer, Vilma Espín (1930-2007), al cumplirse 90 años de su natalicio.

Como paradigma de mujer, de combatiente, de profesional y de líder en la lucha por los derechos femeninos y humanos, calificó el mandatario en su cuenta de la red social Twitter a la fundadora de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC).

El jefe de Estado aseguró también que las jóvenes de la isla le rinden tributo por esto al enfrentar una heroica lucha contra la Covid-19, enfermedad causada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

Díaz-Canel compartió un texto del líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, divulgado originalmente el 20 de junio del 2007, a raíz de la muerte de la heroína cubana, y publicado nuevamente este martes en el diario Granma bajo el título Vilma, o el ejemplo necesario.

«El ejemplo de Vilma es hoy más necesario que nunca. Consagró toda su vida a luchar por la mujer cuando en Cuba la mayoría de ellas era discriminada como ser humano al igual que en el resto del mundo, con honrosas excepciones revolucionarias», expresó Fidel Castro.

Vilma Espín nació en la oriental provincia de Santiago de Cuba y desde joven asumió posiciones políticas revolucionarias, por lo que participó de manera activa en manifestaciones estudiantiles tras el golpe de Estado del 10 de marzo de 1952 del dictador Fulgencio Batista.

Se unió al Ejército Rebelde en la Sierra Maestra y fue la esposa del primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Raúl Castro.

Luego del triunfo de la Revolución en 1959 fungió como conductora principal de acciones políticas y estatales para materializar el acceso pleno de la mujer cubana a sus derechos.

Con ese propósito fundó la FMC el 23 de agosto de 1960, para impulsar políticas y programas encaminados a lograr el pleno ejercicio de la igualdad de la mujer en todos los ámbitos.

Acerca del autor

Graduada de Licenciatura en Periodismo, en 1972.
Trabajó en el Centro de Estudios de Historia Militar de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), en el desaparecido periódico Bastión, y como editora en la Casa Editorial Verde Olivo, ambos también de las FAR. Actualmente se desempeña como reportera en el periódico Trabajadores.
Ha publicado varios libros en calidad de autora y otros como coautora.
Especializada en temas de la historia de Cuba y del movimiento sindical cubano.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu