De Las Terrazas, y otras pasiones (+Fotos)

De Las Terrazas, y otras pasiones (+Fotos)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

¡Increíble! Ella hace ocho años anda por Francia y Holanda, de Venezuela a Puerto Rico, incluso de Colombia a Alemania y hasta Brasil…, además de viajar por toda Cuba.

En la Casa Museo se venden también discos de la música del Guajiro Natural. Foto: Yudaisis Moreno Benítez

Casi todos los días de alguna manera, viaja, al ser la guía turística de la Casa Museo de Polo Montañez, en Las Terrazas, Candelaria, cada quien se lleva una foto de este lugar donde aún vive en recuerdos, imágenes y canciones el guajiro más natural de nuestro país, y ella acerca al visitante a la vida del carbonero, que componía sus letras cerca del Río San Juan.

“Y aunque no soy muy fotogénica, y me da un poco de pena, ¿qué voy a hacer?”, nos dice Dania Romero Rojas, con esa humildad de quienes, tal vez, aún estarían viviendo en el lomerío del Cusco, y trabajando con los mulos, al no ser por esa gran idea de Osmany Cienfuegos de crear hace 52 años esta comunidad bella en la Sierra del Rosario.

“Mi padres son los fundadores; de los primeros en bajar de las montañas y vivir en las 45 casitas que inauguraron, casi dos años después de comenzar el Plan Sierra del Rosario, el 28 de febrero de 1968.

“Ahora son 258 los núcleos familiares, y uno de ellos el mío; pues aquí tengo mi proyecto de vida que no cambiaría por ninguno, asegura con los ojos luminosos de cuanto le rodea. Al instante nos habla de su hija de 18 abriles, que ejercerá su profesión en su lugar natal al graduarse de Técnico Medio en Servicios de Belleza».

“Quise ser maestra, sin embargo, aquellos duros años del período especial me hicieron renunciar a ese sueño y me llevaron a ganarme la vida primero fregando platos, cocinando después, en la cafetería, en fin, donde hiciera falta, pero eso sí, tratando de superarme dentro de la misma comunidad, donde todos somos útiles».

Dania siempre tiene vivencias de Polo por contar. Foto: Yudaisis Moreno Benítez

“Al darse la oportunidad de trabajar en la casa de Polo, le di un sí rotundo. Mis padres se criaron junto a él, y conozco anécdotas que interesan a los turistas. Acá, delante de una multitud enseñando la vida del brillante cantautor me siento maestra”, asegura mientras un rasgo de timidez asoma de vez en vez.

¡Y en verdad se crece! Es la secretaria general del Buró Sindical de los 452 trabajadores de Hotelería y Turismo del Complejo Las Terrazas, donde debaten a diario cómo crecer en ingresos; satisfacer a los clientes, mientras escucha necesidades de los medios de trabajo y protección, además, exige el cuidado del medio ambiente y las maneras de buscar siempre mayor eficiencia.

Dania reconoce en Las Terrazas una comunidad humana y sensible con todos. “En la Casa de Polo tienen ingresos por la venta de souvenir (discos, llaveros, almanaques…) y otras ofertas, que utilizan para ayudar a los más necesitados, la mayoría viejitos fundadores del Plan Osmany, como también conocen a la comunidad”.

Este sitio, ahora mismo, el más visitado del Complejo, se inauguró el 26 de noviembre de 2006, a cuatro años de la fatídica pérdida física del compositor de Un montón de Estrellas, y aunque las estadísticas no pueden revelar las emociones de quienes traen sus fotos personales con Polo, o le lloran en esta sala, ha sido visitada por más de 600 mil personas.

¿Pero él la vivió?, es la pregunta más frecuente, nos dice Dania, y casi con un nudo en la garganta ella responde que se la entregaron en el 2000, en plena fama, y le sirvió para recibir amigos, firmar contratos y planear el futuro, ese que en solo dos años se le oscureció.

Sin embargo, junto a Luis Borrego Linares, el hermano de Polo que desde su rostro lo delata, trasmite la alegría del guajiro natural, entrega su música a los visitantes, los traslada a su vida en el lomerío, y entonces, tal como Polo, esta terracera anda por el mundo, él con su música y ella en fotografías.

El baño de la Casa Museo es de los lugares que más impresionan por su pared transparente. Foto: Yudaisis Moreno Benítez

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu