“No hay razón para que haya pobreza en el planeta”

“No hay razón para que haya pobreza en el planeta”

No hay razón para que haya pobreza en el planeta, hay falta de justicia y desigualdades globales, subrayó el teólogo brasileño Frei Betto al intervenir hoy en el Congreso Internacional Universidad 2020, en el Palacio de Convenciones.

 

Foto: Agustín Borrego Torres

El evento más grande que organiza la Educación Superior Cubana —inaugurado la víspera en el teatro Karl Marx— tiene el propósito de promover alianzas, redes y proyectos en la búsqueda de las mejores soluciones a los problemas que afectan a nuestros países.

En la conferencia denominada Las universidades y el desarrollo de América Latina en el escenario actual, el intelectual brasileño brindó argumentos sobre las desigualdades que hoy prevalecen en el planeta, donde alrededor de tres mil 400 millones de personas viven con menos de 5, 50 dólares diarios, de ellos 800 mil sobreviven a la miseria, con menos de 1,90 por día.

El ser humano se ha transformado en un tener humano. El consumo se ha convertido en una religión mientras que el modelo extrae-produce-descarta y lleva a la humanidad rumbo al abismo, señaló.

Comentó que según los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) se puede erradicar la pobreza en todas sus formas de aquí y hasta el 2030, pero se  confía en el crecimiento económico global para cumplir esa gigantesca tarea. “Si ese crecimiento es parecido al de las últimas décadas tomará años para que la pobreza desaparezca”.

En estos momentos en que la ONU y los gobiernos de todo el mundo ratifican los ODS debemos dejar claro que estos no representan los intereses de la gran mayoría de los pobladores del planeta.

Llamó a los países del Sur (que somos nosotros los de América Latina) a desempeñar un papel en el desarrollo sustentable, cuya concepción ha evolucionado y hoy integra aspectos económicos, sociales, culturales, ambientales.

Frei Betto estableció una lógica relación entre desarrollo humano y naturaleza, y mencionó algunos ejemplos sobre los cuales es necesario detener la mirada.

La guerra ecológica supera en un 60 % la capacidad de la tierra; han aumentado el deshielo de los glaciares, el crecimiento de los desiertos; hay una disminución de la fertilidad de la tierra. Cerca del 40 % de las cuencas hidrográficas ya han perdido más de la mitad de su flora natural. El mundo necesita 1,2 millones de árboles para enfrentar el cambio climático.

“Un planeta finito en términos de recursos naturales no puede contemplar un proyecto de desarrollo infinito”.

Habló de un nuevo sistema basado en justicia social y una economía justa, viable, sustentable y responsable.

“Solo con grandes transformaciones América Latina puede avanzar hacia un modelo socio económico inclusivo”.

En relación con los ODS expresó que “son exactamente la reducción de todos los derechos humanos a 8 metas, es un ataque directo a los derechos humanos”.

Al término de su conferencia y al responder algunas interrogantes de los participantes, Frei Betto argumentó que otro mundo es posible, y consideró una obligación denunciar el bloqueo imperialista que los Estados Unidos ha impuesto a Cuba durante más de seis décadas.

Foto: Agustín Borrego Torres

Elogió a la Revolucion Cubana, dijo que esta tiene la virtud de hacerse “frecuentes autocríticas” y reiniciarse siempre. Cuba es el único país de América Latina y el Caribe que garantiza los tres derechos humanos fundamentales: alimentación, salud y educación.

Y concluyó con una frase, con la que generalmente pone punto final a sus intervenciones en este tipo de evento: “Hay que guardar el pesimismo para  mejores tiempos”.

Foto: Agustín Borrego Torres

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu