El mundo necesita y puede transformar las aguas residuales

El mundo necesita y puede transformar las aguas residuales

El creciente volumen mundial de aguas residuales emitidas por las ciudades podría generar grandes cantidades de agua potable, nutrientes agrícolas y también valiosa energía, además de contribuir a la purificación del medio ambiente.

Las aguas residuales representan un potencial de enormes beneficios económicos y medioambientales. Foto: Tomada de: Voces

Lo anterior es revelado por una nueva investigación científica, según la cual anualmente se producen 380 mil millones de metros cúbicos (m³) de aguas residuales a nivel mundial —equivalente a cinco veces el agua que pasa cada año en las Cataratas del Niágara—, volumen que aumentará un 24 % para el año 2030 y 51 % para el 2050.

El estudio, realizado por el Instituto para el Agua, el Medio Ambiente y la Salud de la Universidad de Naciones Unidas (UNU-INWEH), con sede en Canadá, y divulgado esta semana, se basa en estimados y proyecciones reportados desde todo el mundo y tiene en cuenta la existencia de las tecnologías requeridas.

De acuerdo con el reporte, entre los nutrientes principales existentes en el actual acumulado anual de aguas residuales hay 16,6 millones de toneladas métricas de nitrógeno, junto con 3 millones de fósforo y otros 6,3 millones de potasio, cuya recuperación total equivaldría al 13,4 % de la demanda agrícola mundial de esos productos y a una ganancia económica de 13 mil 600 millones de dólares.

La mayor parte de las aguas residuales del planeta no se recoge ni se somete a ningún tratamiento. Foto: Tomada de Ecoticias

Como detalle de interés vale citar que la orina humana es responsable del 80 % del nitrógeno y del 50 % del fósforo que ingresa a las plantas municipales de tratamiento de aguas residuales, según investigaciones precedentes.

Por sobre las ganancias económicas de la recuperación de estos nutrientes están los beneficios ambientales, como minimizar la eutrofización, un fenómeno producido por el exceso de nutrientes en un cuerpo de agua que causa un crecimiento denso de las plantas y la muerte de animales acuáticos debido a la falta de oxígeno.

El informe estima que el volumen de agua potencialmente recuperable podría irrigar hasta 31 millones de hectáreas, lo que equivale a casi el 20 % de la superficie cultivada en la Unión Europea.

En cuanto a la energía que se encuentra en las aguas residuales, podría proporcionar electricidad  a 158 millones de hogares, más o menos el equivalente a los Estados Unidos y México juntos.

Según la investigación del ente de la ONU, Asia es el mayor productor de aguas residuales con aproximadamente 159 mil millones de m³, que representa el 42 % del total mundial. Europa genera 68 mil millones de m³ y América del Norte 67 mil millones, lo que equivale a un per cápita de 124 m³ el primero y 231 m³ el segundo, mientras que en África Subsahariana el per cápita es de 46 m³, aproximadamente la mitad del promedio mundial, que es de 95 metros cúbicos.

Cabe apuntar que estos últimos datos son una muestra del desigual suministro de agua y recolección de las residuales, que perjudica principalmente a las regiones más empobrecidas del planeta, donde también contribuye a la proliferación de enfermedades.

Los autores del estudio subrayan las deficiencias y dificultades para el acopio y disponibilidad de información sobre las aguas residuales y su reutilización, además de reconocer limitaciones en cuanto a recursos disponibles para el aprovechamiento de las potencialidades existentes.

Pero también destacan que, a pesar de lo anterior, “este estudio ofrece información importante sobre el potencial global y regional de las aguas residuales como fuente de agua, nutrientes y energía”; y señalan que avances prácticos en esta dirección representarían un significativo adelanto en la conquista de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, así como en la adaptación al cambio climático, el desarrollo de energías limpias y de una economía circular.

“Las aguas residuales municipales fueron y a menudo son vistas como inmundicias. Sin embargo, las actitudes están cambiando con el reconocimiento cada vez mayor de enormes beneficios económicos potenciales y sobre problemas ambientales”, afirma Vladimir Smakhtin, director de UNU-INWEH y líder mundial en investigación relacionada con fuentes de agua no convencionales.

(Con información de medios de prensa internacionales)

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu