Un plan fino como la sal

Un plan fino como la sal

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Afinar la eficiencia como si fuera el minúsculo cristal que pasa por el huequito del salero, es la intención del plan económico para el 2020 que recién discutieron representantes sindicales y administrativos de la Empresa Nacional de la Sal (Ensal), en esta capital.

 

Foto: Francisco Rodríguez Cruz

El análisis no dejó fuera ninguna de las inquietudes de sus trabajadores para garantizar un producto esencial que consume toda la población y varias industrias del país, a partir de los resultados favorables del 2019 y las proyecciones para este año.

Desde las dificultades aún presentes con la fabricación y consistencia del envase de un kilógramo para la distribución normada, hasta la buena noticia de que la Ensal asumirá la producción de una sal más fina para proveer al turismo y evitar importaciones, la información que brindó Jorge Luis Bell Álvarez, director de la entidad, fue realista y, a la vez, crítica y alentadora.

Entre los problemas sobresale la inestabilidad en la producción de los sacos que la empresa demanda, lo cual tiene previsto una respuesta a partir del encadenamiento con la industria que los produce, mediante la entrega del financiamiento para importar las materias primas necesarias. No obstante, el llamado fue a recuperar y reciclar al máximo tales envases.

También habrá que movilizar las reservas de eficiencia energética para cumplir con la extracción de más 210 mil toneladas de sal, y de ellas, elaborar unas 118 mil toneladas, con ventas por un valor superior a los 63 millones de pesos. El 95 % de todo lo que hacemos es con electricidad, y ya el plan prevé una disminución de ese portador, explicó Bell Álvarez, al reafirmar las medidas de ahorro mediante el traslado de producciones y actividades no fundamentales fuera de los horarios picos de consumo.

La intención es bajar los gastos e incrementar las ventas, de modo que aumente también el salario de los poco más de mil 300 trabajadores salineros, cuyo salario medio mensual ya supera los mil pesos, pero todavía resulta insuficiente, en relación además con el rigor de las labores extractivas y de procesamiento de la sal.

 

Foto: Francisco Rodríguez Cruz

Al respecto, se insistió en la importancia de cambiar la imagen de las instalaciones y equipos en una industria tan abrasiva, a cuyo mantenimiento Ensal destinó más de 5 millones de pesos en 2019, el 97 % de lo planificado; y que prevé para este año inversiones significativas, ya en marcha o en fase de importación y montaje, para modernizar algunas de sus principales plantas, que radican en cinco provincias.

La compra de los medios de protección y la ropa de trabajo, el comportamiento de la accidentalidad, la construcción de viviendas para sus obreros, el aporte de la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores y el cumplimiento de las tareas sindicales, también tuvo un reflejo en el debate, que ahora deberá continuar en cada sección sindical de base, el eslabón decisivo para cumplir el plan, según expresó Ayenis Ávila Feria, miembro del secretariado nacional del Sindicato de Trabajadores de Energía y Minas.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu