La Guagua: piernas, narices y mentiras

La Guagua: piernas, narices y mentiras

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

En Mentiras con piernas cortas además de informar que en la actualidad es difícil que no se detecten evasiones al fisco, se abordan los modos en que operan determinados contribuyentes para burlar al fisco.

También explica que ha habido un incremento de las personas sancionadas penalmente por el delito de evasión fiscal.

Según esa nota, la Administración Tributaria cuenta con diversas informaciones que están a su disposición, así como sobre el control de los convenios de intercambio y colaboración con los Ministerios de Trabajo y Seguridad Social, de Turismo, del Transporte; con el Registro de Vehículos, la Policía Nacional Revolucionaria y otros actores e instituciones, incluso internacionales, que proporcionan a la Onat una amplia información con trascendencia fiscal.

Al respecto, estos son algunos Comentarios Digitales:

 

Hatuey dice:

Son loables las informaciones que da la ONAT para que los violadores y sub declarantes se ubiquen y recapaciten si no se quieren ver metidos en un problema serio.

Lucía dice:

Que el peso de la ley caiga sobre los infractores. No podemos permitirlo.

 

En cuanto a las violaciones más frecuentes, la nota señala la subdeclaración de ingresos y la utilización de materias primas de procedencia ilícita, falsear la contabilidad de los ingresos y gastos en los asientos contables, y no incluir o disminuir en la declaración la cantidad de trabajadores contratados.

Otras ilegalidades son violar el alcance de la actividad económica que realiza, asociación indebida entre trabajadores por cuenta propia y ocultar información mediante el uso de menús diferentes para nacionales y extranjeros.

También se refiere a las violaciones por el uso de testaferros, o sea que prestan su nombre, tienen la falsa titularidad de la actividad o negocio, pero en realidad no les pertenece sino que es de otra persona.

En este diálogo que establecemos a través de los Comentarios Digitales CD, destaca un planteamiento de Pucho que tuvo una rápida respuesta por parte de ONAT, que merece un reconocimiento público:

Pucho dice:

Interesante, el mensaje y demostrativo de cuánto se puede hacer, y cuánto falta por hacer. Pero también debe hacerse mucho más, en materia de prevención y educativa. Es fundamental, elevar el nivel de quienes atienden la Atención al Contribuyente en las diferentes instancias, sobre todo en los municipios y provincia; los fiscalizadores y los Directores Municipales de la ONAT.

En lo personal, tengo amargas experiencia, con la ONAT del Cerro, en la cual en el año 2016, y ante la duda planteada por un familiar mío inscrito como TCP, en presencia de uno de sus trabajadores contratados, sobre cómo calcular el impuesto por la utilización de la fuerza de trabajo, se respondió que el método de cálculo era el que estaba en el mural, donde en un cartel se ofrecía la información siguiente:

“A los efectos del cálculo del impuesto se considera una remuneración mínima pagada a cada trabajador la que se aplica de conformidad con las siguientes reglas: A partir del sexto trabajador y hasta el décimo que contrate, se considera como remuneración mínima, el salario medio mensual de la provincia incrementado en un cincuenta por ciento. (50%). Del onceno (11) y hasta el quince (15) trabajador contratado, se entiende por remuneración mínima pagada, el monto equivalente a dos (2) salarios medios mensuales de la provincia. A partir del décimo – sexto la remuneración mínima pagada es el monto equivalente a tres salarios medios mensuales de la provincia. Se considera como salario medio mensual, el vigente en cada territorio, reconocido por la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI) del año anterior.”

Sobre este particular, una vez calculada la primera aportación, teniendo en cuenta la indicación recibida se presentó otra vez allí, y la funcionaria de atención al contribuyente, le dijo que era así. Posteriormente en 2018, se le hace una fiscalización de buró, y se le detecta por fiscalización del propio municipio Cerro, una subdeclaración, por ese tipo impositivo, cuyo monto está en el orden de los 600,000.00 CUP. Sin embargo, la en ese momento Directora, no tomó en consideración que el hecho obedecía a la mala indicación dada por quienes dirigía, y procedió a notificarle una multa, recargo por mora, y determinación de deuda, sin tener en cuenta la disciplina fiscal mostrada hasta el momento, como lo demuestra que no hizo uso de ninguna de las atribuciones que le conceden la Ley tributaria vigente, y su reglamento, que permiten desde el no pago hasta la compensación de deuda, teniendo en cuenta que por esa razón, se le debe devolver el aporte en exceso al presupuesto, del impuesto sobre ingresos personales; situación empeorada porque al no contar con la liquidez necesaria, pues el dinero está invertido y haber pagado disciplinadamente el resto de los tributos, no se le acepta el aplazamiento de pago por la ONAT provincia de La Habana, y eso lo tiene al borde de un delito de evasión fiscal. Eso es muy injusto, pues el principio de la tributación en Cuba, es la voluntariedad

ONAT dice:

Le saludo, hemos leído su comentario y nuestra Oficina analizará con la ONAT Provincial de la Habana y con el Municipio Cerro lo sucedido, por favor escríbanos al correo consultas@onat.gob.cu y le daremos respuesta a su caso, cordiales saludos

Pucho dice:

Muchas gracias, por su atención. Me pondré en contacto con mi familiar, para que me entregue todos los detalles del caso, y hacerlos llegar a ustedes; y puedan analizar el asunto, el cual en esencia e independiente de lo dicho en la norma, está dado por una actuación incorrecta de la funcionaria.

 

Hay varios Comentarios Digitales referidos a la capacitación y alertar a tiempo para evitar infracciones, sobre lo cual Cipriano Pérez Márquez dice:

Es correcto, así debe ser y así se debe actuar. Siempre alertar previamente es bueno, aunque se hace.

 

Compatriota pregunta:

¿Se realizan supervisiones a las fiscalizaciones? Por esa vía se puede enmascarar muchísimo si los fiscalizadores han sido corrompidos.

Y le responde Miguel:

Sí, todos los funcionarios reciben acciones de supervisión, no sólo después de haber concluido el control, sino también durante la propia ejecución

Además le comento que se continúa tomando medidas entre ellas la obligación de trabajar en tríos y de esta forma cuidamos a nuestros funcionarios.

 

En resumen: En el tema tratado a bordo de esta guagua, hay apoyo a la actividad de la ONAT, pero se pide que junto a la creación de una cultura tributaria, se castigue a los infractores.

Un comentario en La Guagua: piernas, narices y mentiras

  1. Todo es casi y bien entendible. Yo diría que bien bonito si de veras funciona y siguiera como aquí se dice, pero …y de los ilegales de todo tipo y sabidos en cada cuadra ¿QUE?

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu