La desesperanza de Esperanza

La desesperanza de Esperanza

Esperanza de la Cruz Pereda Santiesteban —exadministradora del comedor de la UBPC  Las Nuevas, municipio de La Sierpe, Sancti Spíritus— y Norma Susana Palmero Fernández, esperan hace once meses que les llegue su jubilación y aún no tienen respuesta.

Caricatura: Martirena/ Cubahora

“Hacemos saber nuestra inconformidad con el procedimiento realizado por el Instituto Nacional de Asistencia y Seguridad Social por el retraso en la tramitación.

“Ambas presentamos los documentos el 8 de enero del pasado año. Por problemas de enfermedad y porque nos informaron que ya nos venía la pensión dejamos de trabajar a partir del primero de junio.

“Al jefe de Recursos Humanos de la UBPC le informaron en mayo que ya las pensiones estaban aprobadas y aún no las hemos recibido. Llevamos meses sin percibir salario.

“En ese mismo mes de enero otro trabajador presentó sus papeles y ya le llegó. Nos sentimos discriminadas”.

Un comentario en La desesperanza de Esperanza

  1. Los responsables deben ser obligados a pagar ese atraso de su bolsillo y después separarlo de sus puestos de trabajo para que no se repitan hechos como estos.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu