Cuando se viabiliza la salud y la vida (+ PDF)

Cuando se viabiliza la salud y la vida (+ PDF)

Más de cuatro décadas de trabajo comprometido acumula la Empresa Constructora de Obras de Ingeniería (Ecoi) número 17, de Holguín, más conocida por Ingeco, su nombre comercial.

 

La aplicación de asfalto requiere de medios de protección con calidad. Foto: Lianne Fonseca

 

Viabilizando su futuro es el eslogan que identifica a la entidad, a cuyos hombres de cascos blancos puede vérseles erigiendo importantes obras por toda la provincia, como la ampliación de la Carretera  Central, la ejecución  de  las vías Marcané-Birán  y Banes-Nipe, además de las obras hidráulicas asociadas al Trasvase Este-Oeste, que desde el municipio de Mayarí se alza como la más relevante inversión de su tipo en el país.

 

En la entidad se exige el uso de los medios de protección personal. Foto: Lianne Fonseca

Pero si mantener la eficiencia en sus tareas es meta constante de la Ecoi 17, proteger la vida de sus trabajadores, mientras se encuentran laborando, es quehacer permanente del colectivo, que se posiciona en Holguín entre los de mejores resultados en los indicadores que miden la Seguridad y Salud en el Trabajo (SST).

Con la misma diligencia que los constructores funden el pavimento o erigen un muro de contención, Magalys Sánchez Rodríguez, especialista B en SST por casi 20 años, vela constantemente porque se cumpla lo establecido en el Código de Trabajo, que dispone: “(…) Garantizar condiciones seguras e higiénicas, prevenir los accidentes, enfermedades profesionales y otros daños a la salud de los trabajadores y al medio ambiente laboral”.

Ella y sus homólogos en las cuatro unidades empresariales de base (UEB): Asfalto, Hidrología, Movimiento de Tierra y Aseguramiento y Mantenimiento se orientan hacia la identificación, evaluación y control de los riesgos laborales manifiestos en la empresa, entre ellos “la exposición a gases, polvos, ruidos y sustancias químicas, esfuerzos físicos y probabilidades de accidentes de tránsito”.

José Antonio García, director adjunto de Ingeco, subraya que en la empresa se le da mucho seguimiento al tema, porque así lo requieren los peligros que rodean la actividad laboral. “Al realizar movimientos de tierra y colocación de asfalto se acciona todo el tiempo en las vías, con el lógico peligro por el alto tráfico vehicular. Mientras que en las conductoras, por ejemplo, se trabaja la soldadura por  termofusión, con una electricidad de 440 volt, que es bastante peligrosa; y en el montaje de túneles, existen peligros de derrumbes”, afirma.

Sánchez Rodríguez enfatiza que cada año se trabaja en un programa de prevención para erradicar los riesgos y mejorar las condiciones de los trabajadores. “Hay un especialista de seguridad y salud en cada UEB, que realiza recorridos continuos y fiscaliza si los obreros están usando los medios de protección personal;  de haber algún peligro inminente para la vida, se paraliza lo que se esté haciendo”, asegura.

Agrega que en algún momento “ha existido cierta resistencia a utilizar los cascos cuando se trata de obras a cielo abierto. Pero en su uso, de los demás equipos de protección personal no hay dificultades. De manera general los trabajadores le dan a la actividad de Seguridad y Salud la importancia que merece”.

Así lo reafirma a pie de obra Dionisio Pérez, jefe de la inversión que se realiza en la Carretera Central, proyecto que se encuentra en su segunda fase y debe concluirse en el 2020. Este constructor, con cerca de 40 años de experiencia, subraya que “en la empresa lo más importante siempre ha sido la vida del trabajador. Velamos porque no haya infracciones. Les exigimos a los compañeros que utilicen los medios de protección y tomen todas las medidas preventivas con los equipos”.

 

Dionisio Pérez, jefe de la obra de ampliación de la Carretera Central asegura que preservar las vidas de los constructores es lo primero. Foto: Lianne Fonseca

Mantener ese cuidado en todos los frentes, y especialmente en la obra de la Carretera Central, implica también lidiar con los peatones y choferes que no respetan las señalizaciones y circulan por la vía, entorpeciendo el trabajo constructivo y exponiéndose a cualquier incidente.

La constancia para forjar una cultura de protección en la empresa, tanto en directivos como en trabajadores, más una buena gestión para garantizar la compra oportuna y con calidad de los medios de protección personal, han permitido que a lo largo de los años se registren pocos accidentes laborales y que, desde el 2018, ese indicador esté en cero.

El director adjunto manifiesta que “la compra de medios de protección se respeta mucho”, mientras la especialista en SST refiere que “todos los años se aprueban 100 mil CUC para esos fines. Hasta octubre de este año se gastaron 83 mil 976 CUC del monto asignado para el 2019”.

Magalys expone también que “gracias a las gestiones realizadas desde principios de año pudieron comprarse botas de excelente calidad, que se han repartido en dos ocasiones. Asimismo se adquirieron capas, fajas y todo lo que se requiere para los soldadores; botiquines médicos para los carros y ventiladores para mejorar las condiciones en las oficinas. Sin embargo, hemos presentado problemas con la calidad de los guantes, con el acceso a respiradores contra el polvo (mascarillas desechables) y a las orejeras, pues son medios deficitarios en el país.

 

Magalys Sánchez, especialista de Seguridad y Salud en el Trabajo, manifiesta que la adquisición de medios de protección
personal se prioriza cada año. Foto: Lianne Fonseca

 

La especialista señala igualmente como un elemento a perfeccionar, las condiciones de las llamadas facilidades temporales a pie de obra, para que los constructores puedan realizar necesidades básicas en medio de sus quehaceres. No obstante, recalca, aunque la intención de la dirección empresarial es introducir mejoras en ese sentido, en detrimento de ello atenta el carácter dinámico de la construcción en las vías, que no permite “plantar bandera” por mucho tiempo en el mismo lugar.

Para contrarrestar la posible ocurrencia de accidentes del tránsito, la entidad mantiene actualizados el chequeo médico especializado, la recalificación y la evaluación psicofisiológica de los 148 choferes y operadores, a quienes, además, se les insiste en que conduzcan de manera responsable y disciplinada.

La campaña antivectorial es otra de las aristas priorizadas en la atención de los riesgos laborales. De acuerdo con Lázaro Barrios Lores, director de Recursos Humanos, para evitar la proliferación del mosquito Aedes aegypti se efectúa diariamente el autocontrol focal y cumplen con las fumigaciones planificadas, lo que ha evitado la presencia de focos.

En la Ecoi 17, sus más de 650 trabajadores saben que, además de alargar y perfeccionar carreteras o erigir túneles o canales, la inversión más eficiente que liderea la empresa es la de preservar sus vidas.

Puede descargar aquí: Separata Lunes 9 de diciembre de 2019 Economia (822 descargas)

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu