“Corrientazo” jurídico para energías renovables en Cuba (+ Gaceta Oficial)

“Corrientazo” jurídico para energías renovables en Cuba (+ Gaceta Oficial)

Estimular la producción y venta de electricidad a partir de fuentes renovables de energía por parte de los propios consumidores y establecer un programa para su desarrollo en las entidades estatales, son dos de las principales novedades que introducen las nuevas normas jurídicas que este jueves publica la Gaceta Oficial en su edición ordinaria No.95.

 

Un decreto-ley, tres resoluciones y una instrucción conforman este paquete que crea las bases legales para asegurar el desarrollo perspectivo de las fuentes renovables y el uso eficiente de la energía en Cuba, según detallaron a la prensa nacional funcionarias del Ministerio de Energía y Minas (MINEM) y la Oficina Nacional para el Control y Uso Racional de la Energía (ONURE).

Con el objetivo de conseguir para el 2030 una participación del 24% de las llamadas energías limpias en la matriz de generación eléctrica y la sustitución por esa vía del equivalente a un millón 800 mil toneladas de combustibles fósiles, el decreto-ley No 345 que promulga el Consejo de Estado define cuáles son esas fuentes renovables e identifica cada tipo con un orden de prioridad en el contexto cubano.

Elaine Moreno Carnet, directora de la ONURE, explicó que esta norma precisa los requerimientos para la máxima participación de las fuentes renovables de energía en el sistema eléctrico nacional y la elevación de la eficiencia energética, y sustenta las inversiones presentes y futuras para el impulso de la energía bioeléctrica, eólica, solar fotovoltaica e hidroenergía.

La producción de equipos, medios y piezas para el desarrollo de las fuentes renovables de energía y la elevación de la eficiencia energética pasa a ser así un objetivo estratégico de la industria nacional, y se precisan también los incentivos y beneficios arancelarios y fiscales para que las personas naturales y jurídicas puedan adquirir equipamiento con ese fin, a precios no recaudatorios y mediante crédito bancario.

El decreto-ley también otorga prioridad a la inversión extranjera en el sector de las energías renovables y fija que la Unión Eléctrica comprará toda la energía generada a partir de esas fuentes renovables, tanto si las producen las empresas como las personas particulares.

Tatiana Amarán Bogachova, directora general de Electricidad del MINEM, abundó en las Resoluciones 123 y 124 de ese organismo, las cuales establecen respectivamente los requisitos para desarrollar las fuentes renovables de energía por todos los actores económicos, a partir de un criterio de costo-beneficio para el país; así como las regulaciones para elevar la gestión, la eficiencia y la conservación energética por todas las entidades radicadas en el país.

Por otra parte, la Resolución No. 141 del MINCIN, aprueba el procedimiento para la comercialización de equipos que utilicen fuentes renovables y para el uso eficiente de la energía, lo cual incluye fijar los plazos para la garantía comercial y los ejecutores de los servicios de reparación durante su vigencia y posventa, así como el empleo del pago en efectivo y el crédito bancario para adquirir esas tecnologías.

Por último, la Instrucción No.6 del Banco Central de Cuba, instruye a los bancos comerciales sobre el otorgamiento de créditos a personas naturales que deseen, puedan y les sea económicamente viable adquirir calentadores solares de agua y sistemas solares fotovoltaicos.

Tales créditos se otorgarán en pesos cubanos hasta el 100% del valor de los equipos y sus importes y plazos para amortizar la deuda dependerán de la capacidad de pago del solicitante.

Al respecto, se precisó que la posibilidad de generar electricidad mediante paneles solares en el sector residencial podría resultar económicamente rentable sobre todo para los grandes consumidores, como trabajadores por cuenta propia o arrendadores de viviendas, y que con las nuevas normativas la UNE podría comprarle a esos consumidores el exceso de energía producido por ellos que no consuman, para incorporarla al sistema eléctrico nacional.

Marlenis Águila Zamora, especialista de la Dirección de energía renovable del MINEM, enumeró por su parte las principales inversiones que ya están en marcha para conseguir los propósitos fijados en la próxima década, que supondrán una generación de más de 2 mil MW mediante esas fuentes no contaminantes, con un financiamiento superior a los 3 mil millones de dólares.

En el caso de los parques solares, ya todas las provincias tienen uno en marcha o en proyecto, que deben llegar sumar 67 instalaciones.

De los parques eólicos, afirmó que se trabaja sobre todo en su desarrollo en las provincias orientales, con una previsión inicial de 13 emplazamientos de ese tipo; mientras que una cifra similar de pequeñas centrales hidroeléctricas debe generar en una primera fase alrededor de 10 MW.

Las bioeléctricas tendrán además una gran preponderancia en la generación a partir de fuentes renovables, pues para 2030 ellas deben proveer un 14% de la electricidad que requiere el país.

En esta zafra 2019-2020 debe iniciar su puesta en marcha una bioeléctrica con capacidad para generar 62 MW en el Central Ciro Redondo de Ciego de Ávila, y hay dos plantas más en construcción en Matanzas y Villa Clara.

En la actualidad el 95% de la generación eléctrica de Cuba es a partir de combustibles fósiles, y solo un 5% mediante energías renovables. No obstante, hasta la fecha en este 2019 se han producido 687 mil MW/h a partir de tales fuentes limpias, lo cual equivaldría a haber empleado 178 mil toneladas de petróleo.

Puede descargar aquí: Gaceta Oficial Ordinaria No. 95

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu