La necesidad de mantener el gravamen del dólar estadounidense

La necesidad de mantener el gravamen del dólar estadounidense

El Gobierno cubano estableció un gravamen del 10 % a los dólares estadounidenses en efectivo que ingresaran al sistema bancario nacional, en respuesta a las prohibiciones de operar con tales divisas en bancos extranjeros, medidas que hoy se recrudecen y causan significativos daños y crean serios riesgos para el normal ejercicio de la actividad financiera internacional.

Porque nuestra realidad es única, porque el atrevimiento colosal de no ceder a las presiones del imperio más poderoso del mundo se ha convertido en cuestión de principios, y porque la soberanía económica sostiene la independencia total que defendemos, es que el camino al desarrollo de Cuba no se parece al de nadie más.

La pugna de esta Isla por consolidar un progreso sostenible es lo más semejante a un campo de batalla, y quienes piensen todavía en el bloqueo estadounidense como un pretexto político, no hacen más que poner en evidencia o una inocencia increíble, o una ignorancia mayúscula.

El bloqueo es un acto de guerra, y la defensa para resistirlo un derecho legítimo.

En tal principio se fundamenta la decisión soberana mediante la cual, en el año 2004, el Gobierno cubano estableció un gravamen del 10 % a los dólares estadounidenses en efectivo que ingresaran al sistema bancario nacional, en respuesta a las prohibiciones de operar con tales divisas en bancos extranjeros.

Hasta hoy no había llamado tanto la atención de los cubanos el asunto del gravamen al dólar, debido al predominio de la moneda nacional (CUP) o el peso convertible (CUC) en las operaciones comerciales de las personas naturales en la red de tiendas.

Sin embargo, la reciente aprobación gubernamental de un paquete de medidas económicas –que incluyeron la autorización de las ventas minoristas en monedas extranjeras a la población en tiendas habilitadas a esos efectos, cuyos pagos se realizan mediante tarjetas magnéticas asociadas a una cuenta bancaria abierta con tal propósito– ha generado en el pueblo un amplio abanico de interrogantes en torno a la pertinencia del referido gravamen sobre la moneda estadounidense.

En el afán de rememorar las causas que motivaron la decisión de 2004, explicar el grado de vigencia de la medida en relación con la persecución financiera actual sobre el comercio cubano en el mundo, y argumentar cómo este mecanismo todavía protege las operaciones comerciales de riesgos adicionales, Granma se acerca a algunas de las respuestas ofrecidas por el Banco Central de Cuba sobre el tema en cuestión.

¿Cuáles causas originaron la medida gubernamental de establecer el gravamen a los dólares estadounidenses (usd) en efectivo?

Como parte de su política agresiva contra nuestro país, el Gobierno de Estados Unidos arreció las presiones y amenazas a bancos extranjeros para impedir que Cuba pudiera depositar en el exterior los usd en efectivo con que la población y los visitantes extranjeros pagaban en los establecimientos que, en ese entonces, operaban en divisas.

Los depósitos de los billetes de USD en los bancos extranjeros son imprescindibles para el cumplimiento de las obligaciones comerciales del país, debido a que las importaciones de productos no se pagan en efectivo, sino a través de operaciones bancarias que se generan a partir de los fondos disponibles en los bancos de los distintos países.

Cuando los dólares se reciben en billetes, para utilizarlos en transacciones internacionales, Cuba debe enviarlos al exterior y tener bancos que los quieran recibir, lo cual implica altos riesgos y costos adicionales.

Es entonces que, en respuesta a tales acciones, dirigidas a entorpecer los flujos financieros externos cubanos, en el año 2004 el Banco Central de Cuba emite la Resolución No. 80 del 23 de octubre, con el objetivo fundamental de desestimular la entrada de USD en efectivo al sistema bancario y financiero cubano.

Al gravar los billetes que entrarían al país se cumplirían dos objetivos: compensar los costos y riesgos asociados al traslado físico de los mismos hacia el exterior en las condiciones de recrudecimiento del bloqueo, y motivar económicamente a quienes desearan ingresar dinero al país, a que lo hicieran por vías bancarias o mediante el uso de otras monedas (divisas) sin las referidas restricciones, como dólares canadienses, euros, libras esterlinas, francos suizos y otras.

¿Por qué solo se gravan los dólares estadounidenses en efectivo?

Para desestimular la entrada solamente del efectivo de esta moneda específica.

¿Son objeto de gravamen las transferencias bancarias en usd que se reciben del exterior?

No son objeto de gravamen, porque las transferencias bancarias no están asociadas a los ya mencionados costos y riesgos por la manipulación física de los usd en efectivo. Por tanto, no requieren ser gravados.

¿Las operaciones con tarjetas internacionales son gravadas?

Las operaciones asociadas a tarjetas magnéticas no son gravadas con el 10 %. En Cuba son aceptadas las tarjetas magnéticas Visa o Mastercard que no sean emitidas por bancos estadounidenses.

¿Por qué es necesario mantener la vigencia del gravamen al usd en efectivo?

En los últimos años, el Gobierno de EE. UU. ha recrudecido su guerra económica contra el pueblo de Cuba, dictando nuevas medidas que causan significativos daños y crean serios riesgos para el normal ejercicio de la actividad financiera internacional. La tendencia a negarse a realizar operaciones con bancos cubanos es cada vez más creciente por parte de instituciones bancarias y financieras extranjeras.

El Banco Central de Cuba, en distintos espacios de información y análisis públicos, ha reiterado que el gravamen establecido para las operaciones en dólares estadounidenses en efectivo, ha sido y continúa siendo un tema de evaluación y permanente atención del sistema bancario y de las autoridades del Gobierno cubano.

Afectaciones a las finanzas del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba

  • Entre las principales legislaciones del Congreso y disposiciones administrativas que establecen la política del bloqueo contra Cuba se encuentra la prohibición, a cualquier persona natural o jurídica de EE.UU. o terceros países, de realizar transacciones en dólares estadounidenses con Cuba.
  • Además, al no estar permitido efectuar pagos en dólares estadounidenses a terceros en el exterior, es preciso comprar monedas de reembolso, con las consiguientes pérdidas derivadas de las tasas de cambio.
  • En esta etapa, el impacto negativo por concepto de prohibición de utilizar el dólar de EE.UU. alcanza los
  • 85 139 436 dólares y el incremento del costo de financiamiento/riesgo país se cuantifica en 47 290 204 dólares.
  • Entre abril de 2018 y marzo de 2019, se registraron afectaciones al sistema bancario cubano por parte de 140 bancos extranjeros. En este periodo, aumentaron en 12 las instituciones bancarias extranjeras que se sumaron a la política de negativas a servicios aludiendo al bloqueo de EE.UU.

Fuente: Informe de Cuba sobre la Resolución 73/8 de la Asamblea General de las Naciones Unidas «Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba».

 

(Tomado de Granma)

4 comentarios en La necesidad de mantener el gravamen del dólar estadounidense

  1. http://www.granma.cu/cuba/2019-11-26/por-que-cuba-mantiene-la-decision-de-gravar-el-dolar-estadounidense-26-11-2019-00-11-54?page=1

    Tantas opiniones coincidentes no pueden estar equivocadas.

    Los argumentos que se esgrimen para justicar el gravamen son pocos creíbles e insostenibles y han sido desinflados en este sitio y otros donde este tema se ha sacado a colación.

    Sigo pensando que el único objetivo del gravamen es recaudar un extra del 10 % que no ha sido poca cosa en 15 años.

    • El gobierno de EEUU ha prohibido que Cuba use el dólar estadounidense en sus transacciones internacionales y hace todo lo que está a su poderoso alcance para que no pueda utilizarlo.
      Danilo, usted ¿podría decir qué hacer en Cuba que no sea el gravamen del 10 por ciento? ¿Tiene usted alguna solución para poder utilizar ese dólar estadounidense en el mercado internacional?

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu