El papel de los economistas cubanos es privilegiado

El papel de los economistas cubanos es privilegiado

Cualquier valoración sobre la economía cubana requiere, ante todo, de conocimientos y consideraciones objetivas, porque obviamente nuestra realidad en ese sentido está signada por notables particularidades y por limitaciones, recrudecidas por el bloqueo del gobierno de los Estados Unidos.

 

Foto: ACN

Por eso siempre resulta oportuno acudir a los estudiosos, a los que amanecen y se van a descansar tarde en la noche con muchos retos, incógnitas y posibles soluciones en la mente.

Con motivo de celebrarse este martes el Día del Economista Cubano y contando con la siempre oportuna sugerencia de Oscar Luis Hung Pentón, presidente de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (Anec), Trabajadores dialogó con la licenciada Marlene Arrúe Paisán, quien acumula 31 años de haberse graduado de Licenciada en Dirección de la Economía (junio del 1988), ocupó hasta el pasado mes de febrero la responsabilidad de vicepresidenta de la Corporación de la Aviación Cubana S.A. (Cacsa) y actualmente es Asesora de la Presidencia.

 

Licenciada Marlene Arrúe Paisán. Foto: ACN

La también vicepresidenta de la Anec realizó los estudios superiores en el ya inexistente Instituto Superior de Dirección de la Economía (ISDE). Laboró de forma empírica en Contabilidad desde el año 1973 y se superó a través de estudios individuales y múltiples cursos, lo que le permitió ocupar el cargo de Contador Principal.

¿Qué papel tienen los economistas en el momento actual que vive el país?

Siempre han estado presentes en las principales tareas, pues debido a la preparación profesional que poseen se requiere de su presencia en todas las actividades para la interpretación de los hechos y la gestión de los recursos, la cual debe hacerse siempre de la manera más eficiente.

El papel de los economistas cubanos es privilegiado dondequiera que se desempeñe, desde la grandes tareas del Gobierno en la búsqueda de soluciones emergentes, trazando políticas, proponiendo acciones y evaluando resultados, hasta en las empresas y unidades presupuestas, elaborando planes, registrando los hechos económicos, presentado información clara y oportuna y proponiendo cómo optimizar los recursos.

El mundo de hoy presenta un escenario muy complejo, donde las finanzas tienen un papel preponderante y se enfrenta un Capitalismo salvaje.

¿Considera usted que en la actualidad se escucha más a los académicos por parte de quienes adoptan decisiones?

Considero preciso apelar al Sentido del momento histórico. El momento requiere de un escenario más académico para lograr un entorno con mayor desarrollo y ejecutar acciones inteligentes. El pueblo tiene mayor acceso a la información, de manera general, cuando se emite con más preparación profesional. Por tanto, el ejercicio de dirección es más público, más estudiado. De ahí el papel de la academia con una participación más visible. Y qué bueno resultó invertir en la ciencia. Hoy tenemos y vemos el fruto, pues esos profesionales, además de talento, tienen compromiso.

En una entrevista reciente usted afirmó que las nuevas medidas económicas aprobadas son propuestas inteligentes y oportunas. ¿Pudiera ampliar esa afirmación?

Lo reafirmo aún más después de ver la reacción del pueblo. Han sido el resultado del estudio de las diferentes problemática que tenían incidencia en la fuga de divisas. No se formularon acciones independientes, se pensó como país y se establecieron mirando al pueblo. Se prepararon los actores, cada organismo involucrado pudo exponer y expresar con transparencia y su rol, se realizaron estudios de mercado, y por tanto, se aplicó la ciencia, se evaluó el impacto en medidas colaterales y la prensa desempeñó su papel de acompañamiento. Me pareció un ejercicio distintivo, más apropiado a estos tiempos.

El país implementa acciones objetivas para fortalecer la economía. ¿Qué apreciación tiene al respecto?

Nuestra Asociación está totalmente inmersa en el actuar y el acompañamiento a estas tareas y en total coordinación con el Gobierno y los organismos. Estas medidas son continuidad de la Política Económica previamente definida en el Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC). Se trabajan previamente con un equipo de especialistas, evalúan su instrumentación e informan previamente a la población. De ahí la visibilidad de los avances en su comprensión, pero además, se acompañan de los medios de comunicación, se monitorean y retroalimentan para asegurar el resultado esperado.

¿Por qué para la economía resulta imprescindible revitalizar el sistema empresarial y en particular el sector industrial?

La Constitución de la República de Cuba, en su artículo 27, define a la Empresa Estatal Socialista como el sujeto principal de la economía. Es el sistema empresarial el gestor más importante en la creación de recursos y el motor principal del desarrollo. Dentro de ese sistema, el sector industrial tiene también incidencia en todo el resto de las ramas y es sostén de los servicios. Es además, la fuente vital de generación de empleo y de la sustitución de importaciones, así como de la aplicación de la ciencia y la innovación tecnológica y la eficiencia y eficacia a las que aspiramos.

¿Qué papel le corresponde desempeñar a la Anec en el entramado económico del país?

Como ya he explicado, la Anec ha estado presente en cada tarea. Podemos citar entre otras: los temas históricos de la Globalización y los problemas del Desarrollo, acompañando al Comandante en Jefe; la Implementación de los Lineamientos de la Política Económica del Partido y la Revolución y las acciones  de Control Interno impulsadas por el Gobierno.

Estamos en la primera línea, en disposición total, porque somos un ejército organizado y nucleado por economistas consagrados y comprometidos.

 

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu