Voluntad Hidráulica en Guantánamo: agua segura y mucho más

Voluntad Hidráulica en Guantánamo: agua segura y mucho más

Afectados durante años por prolongados períodos de sequía niños del círculo infantil, escuelas, establecimientos públicos y más de 1700 pobladores del consejo popular Punta de Maisí, en el extremo más oriental de la isla de Cuba, son favorecidos con la planta desalinizadora de agua de esa costera localidad, en apenas un mes de su puesta en marcha.

 

Acompañada por Abel Salas García, Director de la Organización Superior de Dirección Empresarial (OSDE) Agua y Saneamiento y Marjoris Rubio Bonome, Delegada provincial de Recursos Hidráulicos, Chapman Waugh intercambió con trabajadores y vecinos para conocer los detalles y beneficios de la instalación hidráulica. Foto: Adriana Rojas Preval

Así lo comprobó Inés María Chapman, Vicepresidenta del Consejo de Ministros, quien intercambió con especialistas y directivos de la instalación, donde se tratan para el consumo humano 12 metros cúbicos en una hora, que aseguran 130 litros  como mínimo a cada habitante.

La dirigente intercambió con pobladores beneficiados e instó a explorar las capacidades y rendimiento de la planta en la actividad agrícola y de los servicios,  así como los encadenamientos productivos del café y otros renglones en la región.

En Maisí llegó hasta la vivienda del poblador Arsenio Chávez, quien corroboró la eficiencia y calidad del servicio de la planta desalinizadora de agua. Foto: Adriana Rojas Preval

Única de su tipo construida en la provincia y prevista a inaugurarse oficialmente  en diciembre venidero, la desaladora de agua en Maisí tiene una vida útil estimada de dos décadas y permite obtener un líquido de calidad con bajo consumo energético y sin daños al medioambiente.

 

Única de su tipo construida en la provincia y prevista a inaugurarse oficialmente en diciembre venidero, la desaladora de agua en Maisí tiene una vida útil estimada de dos décadas. Foto: Adriana Rojas Preval

 

Planteamientos históricos de la población

Atrasos en el proceso de importación de equipos y componentes para el aseguramiento de la inversión, unido a otros problemas subjetivos han convertido en un planteamiento “acumulado en el tiempo” la obra de la conductora Este de la ciudad de Guantánamo.

Así lo refirieron a Inés María Chaman Waugh, Vicepresidenta del Consejo de Ministros, pobladores del reparto “Mártires de Granada”, conocido popularmente como El Dabul, una de las zonas más críticas que comprende esa red de suministro y donde hoy la importante conductora desarrolla los trabajos de cierre de zanjas para la colocación de tubos, redes hidráulicas internas, alcantarillado y drenaje pluvial todos hasta este momento en muy mal estado.

En “El Dabul” hoy la importante conductora desarrolla los trabajos de cierre de zanjas, afectados por los períodos de lluvia. Foto: Adriana Rojas Preval

Acompañada por Abel  Salas García, Director de la Organización Superior de  Dirección Empresarial (OSDE) Agua y Saneamiento y Marjoris Rubio Bonome, Delegada provincial de Recursos Hidráulicos, Chapman Waugh intercambió con trabajadores y vecinos para conocer los detalles y beneficios de la instalación hidráulica, fruto de un crédito de 20 millones de dólares otorgado por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

La también miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba instó a no descuidar detalles para evitar las fatales consecuencias de la lluvia: crear una cultura de limpieza y cuidado del entorno urbano que involucre a todos los factores de la comunidad y evitar así la propagación del mosquito trasmisor de epidemias, así como pérdidas de tiempo a las brigadas encargadas de verter el hormigón y asfalto sobre el pavimento.

Orientó “ir paso a paso, haciendo las cosas bien e intercambiando con los pobladores para constatar la eficacia de la obra que realizan” al tiempo que recordó a directivos del Instituto de Recursos Hidráulicos su esencia como “servidores públicos” en el ejercicio ineludible de escuchar y contestar a tiempo las inquietudes y criterios de la población.

Durante el diálogo, la dirigente pidió sostener el impacto de la obra que ha logrado – en su segunda fase- abastecer de agua a la población por 24 horas, después de un servicio de cada varios meses en una red de suministro de agua potable que comprende a las zonas más habitadas de la ciudad de Guantánamo y beneficiará a más de 70 mil personas en la sexta urbe más poblada de Cuba.

Ir en el sentido del agua

Destinada a satisfacer a cinco repartos populosos del territorio, la conductora es sin dudas la inversión que mejor expresa la voluntad hidráulica del Estado cubano. Sin embargo su impacto, sustentado en la rehabilitación integral de redes internas y sistemas de drenaje, distribución y saneamiento hasta las viviendas no será creíble sin garantizar el inicio del proceso, en la planta potabilizadora “Guaso”.

 

instalaciones de la planta potabilizadora “Guaso”. Foto: Adriana Rojas Preval

 

De ahí el recorrido este viernes por esa instalación de Inés María Chaman Waugh, Vicepresidenta del Consejo de Ministros, a propósito de la segunda visita gubernamental a Guantánamo.

Detenida por el proceso de inversión la planta “Guaso”  actualmente sólo clora el agua, en tanto se espera que al término de este año quede lista para filtrar y procesar el agua del 70 por ciento de la ciudad, equivalentes a mil 200 litros por segundo que demandan las zonas Este, Norte y Centro.

Según declaraciones de Marjoris Rubio Bonome, Delegada provincial de Recursos Hidráulicos la potabilizadora fue ejecutada en los años 80 e interrumpida por razones de ineficiencia debido a malas condiciones de mantenimiento y escasez del adecuado equipamiento tecnológico. “Hoy se hicieron los ajustes y se cuenta con el material filtrante, zeolita, traída desde la provincia Holguín. Gracias al financiamiento de la OPEP que está ayudando mucho a la infraestructura hidráulica del territorio, pensamos de acuerdo con el Ministerio de la Construcción concluir los trabajos de pintura y los viales de acceso a la planta, inaccesibles cuando llueve. Todo lo demás está listo ya”.

Propiciar que el agua diseminada en la red sea de calidad, segura al consumo humano y solucionar los problemas que afectan el bienestar de la población están entre las principales estrategias de la potabilizadora donde laboran 20 trabajadores.

Magdalena García Laurencio trabajadora de la planta y delegada del consejo popular circunscripción 35 “Clemencia Nueva”, explicó a los visitantes que su comunidad de 127  viviendas y 344 habitantes, es la más cercana a  la instalación  y por tanto una de las más beneficiadas y deseosa de su óptimo funcionamiento. “Más del 50 por ciento de los pobladores de aquí no reciben el agua por acueducto y  todos los trabajadores de la planta viven en nuestra comunidad”, agregó.

Magdalena García Laurencio trabajadora de la planta y delegada del consejo popular circunscripción 35 “Clemencia Nueva”, explicó a la visitante que su comunidad es la más cercana a la instalación, deseosa de su óptimo funcionamiento. Foto: Adriana Rojas Preval

 

Al concluir el recorrido la Vicepresidenta del Consejo de Ministros, Ines María Chapman exhortó a perfeccionar el quehacer diario, aprovechar el tiempo, quitar trabas y facilismos que a la larga generan molestias y las prolongan. “Garantizar la distribución y abasto de agua segura supone de mayores esfuerzos y avances en Guantánamo. Tiene que ser una voluntad común y eso es también avanzar y hacer las cosas bien”, enfatizó.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu