Recibe Ramiro Valdés distinción Hijo Ilustre de  Villa Clara

Recibe Ramiro Valdés distinción Hijo Ilustre de Villa Clara

El Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, visiblemente emocionado, recibió la Distinción Hijo Ilustre de  la provincia de Villa Clara durante la sesión de la Asamblea Provincial del Poder Popular, efectuada  en la tarde de este sábado.

El reconocimiento le fue entregado de  manos de Alberto López Díaz, presidente del gobierno del territorio, acompañado de Yudi Rodríguez Hernández, primera secretaria del Partido.

Se  reconoció así al Ramiro moncadista, al joven que fue a prisión; luego al exilio, al expedicionario, al combatiente  que  decidió incorporarse a la Columna 8 que llevó el nombre de Ciro Redondo, al amigo artemiseño, al segundo al mando de la tropa del Che  que participó en múltiples acciones combativas de la Campaña de Las Villas en las que fueron tomados ciudades, pueblos y comunidades de esa parte del país.

También  a quien  en 1997  custodió desde  Bolivia hasta la ciudad de Santa Clara los restos del Che y sus compañeros de guerrilla, a quien  ha mantenido un permanente  vínculo con este territorio en el impulso de programas de amplia repercusión social.

Valdés Menéndez, en las palabras de agradecimiento, explicó que sólo recibía el reconocimiento a nombre  de los compañeros que cayeron en el camino, los que no pueden estar presentes porque sus vidas fueron consagradas para llegar al día de hoy, en particular, a los  jóvenes artemiseños que cayeron en el Moncada y al capitán Roberto Rodríguez, El Vaquerito, quien muere pocas horas antes del triunfo de enero de 1959.

Con vehemencia, consideró que  toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz, doctrina martiana  que su madre le inculcó y que luego Fidel  reforzó en su ideario. Asimismo,  recordó que  le pidió al Comandante en Jefe incorporarse a la tropa que haría la invasión hacia Occidente.

Expresó que cuando se inició la marcha no podía imaginar cuán difícil sería el trayecto; no obstante,  evocó que la llegada en octubre de 1958 a Las Villas fue como “un conmutador eléctrico que prendía luz”, palabras suyas que el Che se las hizo saber  a Fidel.

“En Las Villas,  la acogida fue  fraterna, y la ayuda incondicional a la tropa por parte de la población nos convenció de que la victoria no estaba lejos; así, poco después, llegó el triunfo. Siento un profundo afecto por Villa Clara, cuando en 1997 trasladamos los restos del Che hasta el Memorial supimos que estábamos atados a esta provincia donde  se  encuentran nuestros compañeros caídos”, aseguró  conmovido.

Al concluir,  exhortó a continuar la lucha y a no ceder  ni un tantito en la batalla para perpetuar la Revolución.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu