Mi gran oportunidad

Mi gran oportunidad

Leonardo Montiel García es hoy un joven conocido en Santa Clara, su obra plástica está incorporada en varios lugares de la ciudad y su Proyecto Artístico Coa, aglutinó niños y jóvenes alrededor de las artes plásticas por varios años.

En su taller, acompañado de la bandera cubana y del momento en que Fidel le entrega el título de Instructor de Artes.

Este joven, actualmente profesor de la Academia de Artes Plásticas Leopoldo Romanach de Villa Clara, miembro de la Asociación Hermanos Saíz  (AHS) y de la Brigada Artística José Martí, confiesa que ser instructor de artes le cambió la vida.

“Fue mi gran oportunidad para enrumbar sueños. Logré la incorporación a la Escuela de Instructores de Artes que se fundó por el Comandante en Jefe en el 2000, en Santa Clara, para estudiantes de la región central.  Antes había intentado, sin éxito, ser aceptado en  las escuelas profesionales del territorio, incluso en un primer momento tampoco me captan para la de instructores, pero logré superar barreras”, puntualizó.

Leonardo asegura que superó lagunas en la formación teórica, encontró en la pedagogía el impulso que necesitaba para desarrollar su vocación, al punto que resultó ser el mejor estudiante de aquella primera graduación, ostenta tres premios Escaramujos a nivel nacional que entrega la Brigada José Martí,  fue fundador de la misión cultura en Venezuela, labor comunitaria que recuerda como una obra de amor profunda por  intensa y necesaria. Siente honor por haber realizado el Monumento a las víctimas de Barbados; y orgullo porque Hugo Chávez  eligiera un cuadro suyo.

“Los estudiantes de nuestra graduación exponíamos las obras en diferentes lugares, una vez lo hicimos en la ELAM, ese día visitaron Fidel y Chávez el recinto. El Comandante en Jefe le dice a Chávez que escogiera el cuadro que más le gustara, que se lo regalaran. Eligió uno de mi autoría que tiene por título  El destino de un hombre, fue una sorpresa, un honor y un privilegio, es un recuerdo  que siempre va  conmigo”.

Es visible una sensibilidad especial en Leonardo. Habla pausado, sus utensilios parecen desordenados, pero todos tienen el lugar exacto para ser usados, junto a él la foto en que Fidel le entrega su título de Instructor  de Artes  y muy cerca el de  licenciado en la misma especialidad,  está la bandera cubana como resguardándolo todo.

Muy al descuido obras por empezar o algunas ya terminados, como para  no dejar mentir a aquellos que lo conocen y atestiguan que siempre está trabajando.

“No tengo pretensiones comerciales, solo hago mi obra, doy clases, atiendo a mis estudiantes, les entrego mi saber. Tengo como meta   fundar una galería-taller para niños y adolescentes, quiero ser  siempre un Instructor de Artes porque esa profesión forjó mi vida”.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu